martes, 15 de diciembre de 2009

¿AMISTAD?

Esta es una de las veces en las que lamento no tener un escáner para colgaros una página de la estupenda historieta de Pedro Espinosa, Un hombre... que apareció en el número 52 de la revista Ilustración + Comix Internacional

Son cinco páginas (dos menos de las que usaba Eisner, para que veáis). Y a mí me parece una de las historias más emotivas, poéticas y logradas de las que he leído en el medio del cómic.

En la historieta, un delincuente callejero recuerda su primer día de clase.
Él llega con el curso comenzado, y todo el mundo ha hecho ya sus "compas" y "amigos".
Ese primer día llueve fuera, y todos los niños juegan dentro. El protagonista va preguntando a cada uno de ellos "¿Quieres ser mi amigo?" para encontrarse una y otra vez un NO como respuesta por parte todos los demás niños.

"No quiso ninguno.. esa fue la primera vez que he llorado, y la última... Con el tiempo aprendí el juego... Y supe que los amigos no se hacían preguntando, sino cambiando cromos, teniendo los "rotus" más bonitos... siendo el mejor con el balón, o el más fuerte de la clase... Así he continuado en esta mercancía de amor comprado con un mecanismo tan inconsciente como el que lleva el cigarro a mi boca..."

No voy a desvelaros el final de la historia, que a mí me pareció y me sigue pareciendo inmejorable. Guardo un bonito recuerdo de esta historieta y no sé por qué motivo conecto de algún modo con el personaje que Espinosa retrata.

Pero hace poco he leído otro cómic, Arlerí, de Edmond Baudoin (uno de mis autores favoritos) y aunque su historia no tiene nada que ver con la que os he contado, cuando me he encontrado con esto:
"De pequeño, en el pueblo, empleaba todas mis fuerzas en superar a los demás varoncitos. Había que ser el de la meada más larga, el que más saltaba, el que más corría, el que se atrevía a decir los tacos más gordos, el que más subía y el que más lejos escupía.", he recordado una vez más el viejo Comix Internacional número 52, he vuelto a leer esas cinco páginas, y por eso cuelgo hoy aquí este post.

2 comentarios:

edu dijo...

Una de esas historietas infantiles que servidor nunca podrá olvidar se resume en una sencilla imagen:
La entrada en clase, con el curso ya iniciado, de un niño rubio, no muy alto y con unos pantalones cortos y un abrigo de fieltro nunca antes vistos...

María dijo...

Pon el resto de la historia ... adulto no muy alto!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...