lunes, 30 de noviembre de 2009

CAPRIANA DIVERSIDAD DE CRITERIOS

Ayer, en El pequeño Misántropo encontré una estupenda reseña sobre El secreto de vivir de Capra y su autor decía esto: "Si no fuera porque Frank Capra era un activista anticomunista y ferviente partidario republicano, pensaría que con las palabras finales de Gary Cooper, en las que reparte su fortuna para que cada vecino trabaje su propia tierra, está haciendo una apología del comunismo."

Su comentario me llevó a recordar el libro de Donald C. Willis sobre Frank Capra (éste lo compré hace años, no me cayó en el almacen de reciclaje). Y aquí, con traducción de Angeles Prol García os dejo parte de lo que apuntaba Willis, que seguro os servirá para descubrir la verdadera ideología política que se esconde detrás de los films de Capra:

" Dependiendo del punto de vista político de cada uno y de qué película o de qué parte de las películas de Capra de las que se está hablando, Frank Capra es un abogado del
comunismo: "... Deeds... decide donar sus 20.000.000 de dólares porque sí... como contagiado por una plaga casi comunista" "Variety" 22 de abril 1936, p.14
fascismo: "John Doe encarna en Gary Cooper a un completo fascista, que sospecha de todas las ideas y todas las doctrinas, pero que cree en el compromiso innato del hombre corriente". Andrew Sarris, "The American Cinema", 1968, p.87

marxismo: "Brennan es el enemigo del dinero y el abogado de un rechazo chaplinesco de la sociedad y la civilización. (Es, quizás, el orador marxista en la película "Juan Nadie") Gerald Mast, "The comic Mind", 1973, p.262.

populismo:
"El sentimentalismo de la película es banal, simplista, populista, el nivel de ideas es absurdo, vacío de intelectualidad". Sam Rhodie:"Un análisis estructural de "El secreto de vivir". Cinema (Británica) Febrero 1970 p.30

"Se ha acusado a Smith, Deeds, Doe y los demás de "newdealismo" libertario, per
o este juicio hoy carece de valor..., estas fantasías de buena voluntad
ya no están en conflicto con el "status" del americano de clase media." Elliot Stein. "Capra cuenta sus Oscars" Sight and Sound (verano 1972) p.162

conservardurismo:
"Aunque esta clase - la clase media a la que Capra representa supuestamente- debe considerarse conservadora en contraste con la izquierda, sus ideas eran inciertas y confusas". Richard Griffith. The film Till Now, 1967 p. 449

maccartismo:
Capra (en "El secreto de vivir") ya ha encontrado su camino en las clásicas cabezas de turco del "mac carthismo". Raymond Durgnat, The Crazy Mirror, 1969, p.126.

"new dealismo": "Capra contribuyó eficazmente al New Deal y al nuevo espíritu" Leif Furhammer and Folke Isaksson, Politics and Film, 1971, p.60

"El mismo Mr. Deeds puede considerarse como una especie de Roosevelt acusado por sus oponentes de instituir el New Deal y "derrochar millones" al ayudar a los pobres y los parados". George Sadoul, Dictionary of Films, 1972, p.223

"anti-hooverismo": "La locura del dólar" es "propaganda contra la acumulación excesiva, la congelación de activos y otros males económicos que el hooversimo ha creado en 1932." Variety, 9 de agosto de 1932

"socialismo": "El tema social (en "El secreto de vivir") para algunos se acerca peligrosamente al socialismo. Martin Quigley, jr y Richard Gertner, Films in America, 1929-1969, 1970, p.72

"¡Qué bello es vivir!" "es un sermón sobre las posibilidades de un socialismo cristiano, una sociedad fundada en la atención, la amabilidad y la confianza". James Agee. The Nation, Febrero 15, 1947.


"
capitalismo": "La nueva película de Capra (El secreto de Vivir) trata sobre el capitalismo corrupto, pero no es anticapitalista." Furhammer, obra citada. p.61


Donald C. Willis apunta también otros ejemplos que han señalado la ideología del cine de Capra como democrática, individualista, centrista, etc. pero creo que la idea ha quedado clara con los ejemplos de arriba.

Y para rematarlo, como Willis escribe, "el mismo Capra, que nunca se azoraba en admitir algo en cierto modo vergonzoso, dijo: "Puede parecer tonto,pero la idea subyacente de mis películas es en realidad el sermón de la Montaña."."

Para Willis, las películas de Capra dicen que la vida puede ser buena o no, pero que definitivamente podría ser mejor, y que los ideales de hermandad, felicidad y amor no se dan por supuestos. Hay que luchar por ellos.

Añadido: No he leído al crítico cinematográfico Andrew Sarris, que alcanzó popularidad en su país por difundir la teoría del director como autor cinematográfico ... pero si su criterio es tan acertado como el de "calificar" a John Doe como un completo fascista... no me interesa leerlo. Y de hecho, siguiendo este mismo criterio, podeís decir que al igual que John Doe soy un completo fascista (¡y orgulloso de serlo!).

4 comentarios:

Jeune Albert dijo...

Hola David,
Felicidades por el blog.
Como gran admirador de Capra me encantan estos posts que le estás dedicando.
Yo también he leído la estupenda reseña de Nemo y dejé un comentario aunque he visto que no se ha publicado, así que aprovecho parte de lo que decía allí:

“En cuanto a la ideología de las películas de Capra y de ésta en particular hay que tener en cuenta la influencia del guionista Robert Riskin, él sí un declarado demócrata, que escribió los grandes éxitos de Capra en la década de los 30. En todas estas películas plasma su fe en el “New Deal” y aparecen las ideas que habéis citado: el valor del individuo frente a la sociedad establecida, la humildad, la sencillez y la solidaridad frente a la especulación y la avaricia, etc.

Además, es cierto que no existe tanta diferencia entre los demócratas y los republicanos particularmente con anterioridad a la WWII y la guerra fría, por lo que el republicanismo de Capra se enmarca en la corriente del individualismo del pionero y del emigrante “self made man”, el espíritu libertario, el aislacionismo en política exterior, etc con lo que no chirría tanto cono sus películas de esa época.”

Es decir estas películas de Capra se deben entender en cuanto a su filosofía como una obra conjunta Capra-Riskin, por lo que es difícil ver una filosofía unitaria

La crítica siempre ha menospreciado incomprensiblemente las películas de Capra, quizá porque tuvieron mucho éxito y no eran especialmente “intelectuales”, sino sentimentales en el mejor sentido del término. Y en el caso particular de la critica española porque lo identificaba de una forma simplona con los valores rancios y caducos de la dictadura sobre todo por la influencia de ¡Qué bello es vivir!.

PD.Creía que era casi el único que tenía el libro de Willis sobre Capra 

David dijo...

Gracias por tu comentario, Jeune Albert.
En el blog de Nemo aparecerá lo que has escrito, no lo dudes. Tardará un poco más, tal vez.

Y sobre tu comentario aquí. Lo que dices de Riskin es totalmente cierto. La importancia e influencia de este guionista en la obra de Capra es muy importante. Pensaba dedicarle un post a él y a otros guionistas "olvidados" más adelante... Pero está muy bien que tú lo recuerdes por si yo no lo hago (je,je).
Y me encantó que el mismo Capra reconociera la labor e importancia de Riskin en su autobiografía. Esto enlazaría con una de mis entradas, la de ¿Una película de quien?... Y es que tendemos a citar las películas como obra de una sola persona (por comodidad, costumbre...) y a pesar de que pueda ser cierto (al menos en el caso de Capra yo creo que es así), no debemos olvidar la contribución de muchos otros en una pelicula (guionistas, decoradores, actores, músicos, especialistas, todos...)

Lo de Capra y Riskin me recuerda no sé por qué a la relación Disney-Iwerks... A pesar de todo el talento que tenían Riskin e Iwerks, no funcionaron en "solitario" por algún motivo. Para otro post.

Capra también colaboró con otros guionistas (ahora no recuerdo los nombres) que no sólo eran demócratas, sino más bien progresistas de izquierdas con tendencias comunistas.
Eso acabó salpicándole durante la caza de brujas y por eso se indignó muchísimo. Pero como me dijo un amigo... Capra no se molestó con las listas o la caza de comunistas... sino con el hecho de que a él hubieran podido meterle en ese saco.

PD: El libro de Willis es muy curioso. Me gusta. Pero es un libro muy peculiar. Ya ves que somos dos, al menos.

David dijo...

Por cierto, Jeune Albert. Si bien estoy de acuerdo con tu comentario sobre Riskin... Disiento en parte de lo de demócratas y republicanos. En mi opinión, la diferencia entre éstos era bastante mayor en la época de Roosevelt, la depresión y los inicios de la II Guerra Mundial (no sólo por políticas económicas, sino sociales y de exterior) que en la actualidad.

Nemo Nadir dijo...

Es posible que cada uno veamos lo que queremos ver. O es más posible aún que cuando uno habla sobre alguien acabe hablando más de sí mismo que del otro.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...