domingo, 4 de abril de 2010

EL INCREÍBLE BRAD BIRD Y EL SPIRIT QUE NUNCA FUE.

Caricatura dibujada por John Musker de Brad Bird cuando estaba en CalArts (1975). El chico tenía las cosas claras, por lo visto.


Pues no recuerdo el año, pero sería entre 1986 ó 1987 (el 87, acabo de comprobarlo). Fue uno de los episodios de la serie televisiva Amazing Stories de Spielberg.

Un episodio de animación producido por Steven Spielberg y según descubrí unos años después, Tim Burton. Me gustó muchísimo y me pareció muy divertido. Y por supuesto, durante años ignoré quién lo había realizado o lo había escrito, pero lo guardé en mi memoria.

Saltamos unos años. Hasta 1999. En un estudio de animación reciben una película en vídeo con figurita promocional. Todavía no se va a estrenar hasta dentro de unos meses, pero gracias a estas cosas que tiene pertenecer al gremio, la gente del estudio puede ver la película. Y bueno, el caso es que como, casualidades de la vida, yo andaba por allí, también pude verla. Era The Iron Giant, claro... Y supongo que no me fijé en el nombre del director, pero vamos, la película me gustó muchísimo, etc.



Con el paso del tiempo descubrí que Brad Bird fue el creador, escritor y director de aquel magnífico episodio perruno de la serie de Spielberg, además del director (coguionista y animador) de El gigante de Hierro y el responsable de títulos de Pixar como Los increíbles (que partía de una idea suya) y Ratatouille, del que se hizo cargo cuando "animaron" a partir al director previsto (y originador de la historia).


Me encanta El gigante de hierro. Es una película que destila amor por la época en la que está ambientada, por los comics (las referencias a Spirit, Mad, Superman), que tiene una animación algo distinta a la "marca" Disney, que de alguna forma me recuerda a Kyle Baker, y está más cerca del "cartoon" en el retrato de personajes y al mismo tiempo del "naturalismo" que otras de Disney de aquellos años. Está bien narrada y plantea un tema tan interesante como el de que somos lo que escogemos ser. Tengo que deciros que cada vez que veo al robot "sacrificándose" mientras cierra los ojos y musita "Su.. per.. man" me dan ganas de llorar.

Y luego descubrí que la historia estaba basada en un relato de Ted Hughes, el escritor viudo de Sylvia Plath. ¿Que de qué lo conocía?
Hubo un tiempo en que tuve cierto interés por ella y Anne Sexton y el paralelismo de sus vidas (y sus muertes, podría decir).

Y también me sorprendió descubrir que Pete Tonwshend estuvo interesado en la historia (adquirió los derechos, vamos) e incluso publicó un disco sobre el tema (que no he oído). De hecho, toda la película se origina por el músico de los Who, pero al parecer Bird decidió no utilizar sus canciones para esta.

¿Y qué puedo deciros? Desde el gigante y después de descubrir que Bird anduvo metido en algunas de las mejores temporadas de Los Simpsons y ver las películas que ha ido haciendo, hace años que sigo con auténtico interés la trayectoria de este hombre. Y en esa trayectoria también se encuentran las cosas que no ha podido hacer. Entre ellas, y como descubrí hace poco más de un añito, un film animado sobre el Spirit de Will Eisner. Tenéis toda la información sobre el asunto en este interesante enlace.

Claro que no pasa nada porque a pesar de que Bird no pudiera hacer su film sobre Spirit, siempre nos quedará la obra maestra que ha dirigido Frank Miller (esto es ironía, para evitar comentarios erróneos más que nada).

7 comentarios:

Marcos Callau dijo...

No he visto "El gigante de hierro" pewro recuerdo que me gustaba mucho la serie que comentas de Spielberg. "Ratatouille" sí que la he visto y, para ser sincero, me hizo mucha gracia... sobretodo cuando hacen la visita los de sanidad al restaurante.

Nemo Nadir dijo...

Ya era hora. No tanto, pero me vale.

P.S. 1 Hubo una época, poco después de descubrir El Guardián entre el Centeno, en la que yo también estuve enamorado de Sylvia Plath, de su poesía y de su única novela.

P.S. 2 Yo sí he escuchado el disco de Townshend, pero eso seguro que ya te lo figurabas.

P.S. I Love You.

David dijo...

Sí. Me lo figuraba.

Please Please Me.

lokodatar dijo...

Magnum opus (a veces Opus magnum), del latín significa ‘gran obra’, u obra maestra, se refiere a la mejor o a la más renombrada producción de un autor, artista, o compositor. Por ejemplo, «Don Quijote de la Mancha es la magnum opus de Miguel de Cervantes, como En busca del tiempo perdido es la magnum opus de Marcel Proust».
Coño, si lopiensas bien en cine, lo de Spirit y Miller...por desgracia igual no era ironia y todo...
El otro día vi un chistecillo en una viñeta que suele tener Paco Alcazar en la Cinemanía, en el que decía que si habían encarcelado a Polanski, porque no se hacía algo para encarcelar a Coppola, por el bien de su obra..!!!
Cojonudo.
A Miller habría que sumarle...

Lula Fortune dijo...

Encantada de pasarme por tu blog. Soy una recién llegada al mundo del comic y no sabes cuánto aprendo por aquí.
Un besazo.

Gloria dijo...

"Tengo que deciros que cada vez que veo al robot "sacrificándose" mientras cierra los ojos y musita "Su.. per.. man" me dan ganas de llorar"

Pues no eres el único... Esa escena siempre me pone un nudo en la garganta: para mí es una de las grandes películas "clásicas" de animación.

Ayyy... lo que hubiera sido un Spirit hecho por este hombre! (Muy probablemente, nada que ver con... bueno, ya sabes *sigh*)

Angel "Verbal" Kint dijo...

Se que soy un pecador que aún no ha visto "El gigante de hierro"...y que lastima que este tipo no hiciera un "Spirit" porque con aquello que hizo Miller!!!! bufffff....debe ser la única película a la que no quise hacerle una crítica en mi blog...puse algo así como "me da demasiada pereza escribir sobre esta mierda"...
Por cierto supongo que sabrás que Bird está muy cerca de dirigir la 4 misión imposible.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...