sábado, 26 de enero de 2013

LINCOLN: NORTE O SUR, PERO SABIENDO DÓNDE VAMOS...

- Thadeus Stevens:   (...) Pero usted sabe cómo es el pueblo. Sabe muy bien que la brújula interior,  que debería dirigir el alma hacia la justicia, se ha osificado en los hombres y mujeres blancos del norte y del sur, en una inutilidad absoluta al tolerar la maldad de la esclavitud. Las personas blancas no soportan la idea de compartir la infinita abundancia de este país con los negros.

- Abraham Lincoln:  Una brújula, por lo que aprendí cuando hacía estudios de terreno, lo que nos señala es el norte desde nuestra posición. Pero no nos puede advertir de los pantanos, desiertos y abismos que encontramos a lo largo del camino. Si al buscar nuestro destino nos lanzamos inconscientes de los obstáculos y acabamos hundiéndonos en un pantano... ¿de qué sirve saber dónde está el norte?

Diálogo extraído de Lincoln (2012), dirigida por Steven Spielberg. Guión (y el texto traducido de arriba, supongo) de Tony Kushner.



Lincoln no es una película muy divertida. Y no se encuentra entre mis favoritas de las realizadas por su director.  Pero creo que es una película interesante (al menos para mí) y tiene cosas que sí me han gustado o sobre las que he estado pensando un poco. Ya solo por eso, me alegro de haberla visto y creo que merece la pena.


Para empezar, al contrario que otras viejas películas clásicas en las que el tema de cómo se aprobó la 13ª enmienda en la Constitución de los Estados Unidos (la que abolió la esclavitud) tal vez se hubiera tratado de forma solemne y centrándose  únicamente en los aspectos morales o ideológicos del asunto... en la película de Spielberg con libreto de Kushner, se nos hace ver que lo que interesa para que salga adelante la enmienda es conseguir votos. Del modo que sea. Y se recurre al soborno para ello. Así, se ofrecen puestos de trabajo al servicio del Estado a aquellos que voten a favor de la enmienda. El fin justifica los medios, como podéis ver.  (En este caso, creo que sí)

Lo que me hacía gracia mientras veía la película era pensar que al menos aquí los sobornos y la corrupción política empleada por Lincoln y su Secretario de Estado persigue un ideal que merece la pena. Algo bueno, noble. Por el contrario, en la realidad en la que vivimos, la corrupción política solo significa eso...corrupción política... y no busca nada más que enriquecerse en su propio beneficio.  Y si Spielberg no duda en mostrarnos la corrupción política de aquellos tiempos, me da que es porque sabe que esto no ha cambiado con los años (en mi opinión, se ha multiplicado exponencialmente).

Otro detalle que me ha llamado la atención ha sido el de la figura de 
Elizabeth Keckley
Elizabeth Keckley, la costurera de la mujer de Lincoln.  En la película, me ha sorprendido la "familiaridad" con la que una mujer negra, que había nacido esclava, se dirigía al presidente después de aprobarse la enmienda. La escena está bien, y los diálogos también... pero al verla solo he pensado  "ya estamos con la corrección política. Seguro que este personaje ni existió... y si lo hizo, ni de coña se dirigiría así a Lincoln o estaría tanto tiempo con su mujer, Mary Todd".  

Lo cual  solamente demuestra lo ignorante que soy y la de prejuicios que aún tengo. Según la wikipedia*, esta mujer fue íntima amiga de la mujer del presidente, su confidente. Y además escribió una autobiografía en la que contaba también sus años en la Casa Blanca. Así que puede que la escena fuese ficticia, pero podía haber ocurrido perfectamente.


No voy a hablaros tampoco de Thaddeus Stevens (ver diálogo al inicio de la entrada)...un político interpretado magníficamente por Tommy Lee Jones. Pero después de ver la película, he querido indagar sobre su persona. Eso, os lo aseguro, es mérito del film, no mío. Otras películas no me producen el menor interés por profundizar en las cosas que cuentan.

Una película no es Historia. Es ficción. No es la realidad. No es lo que ocurrió... Nos va a ofrecer siempre el punto de vista de aquellos que han trabajado en ella. En el fondo, eso mismo ocurre con los libros de Historia... pero el tema de la objetividad no es de lo que va esta entrada, ni con lo que yo quería terminarla.

Hay un par de diálogos que ponen en boca de Lincoln cuando está conversando con el general Ulysses Grant después de que el Sur ha firmado la rendición que merece la pena leer:

"Que prevalezca la generosidad, no el castigo. No quiero eso."  y

"Cuando llegue la paz, no todo tiene que ser ejecuciones."

Hay también una escena en la que Lincoln está firmando indultos para penas de muerte y otro personaje le "acusa" de firmar demasiados...


Y lo que me ha dado por pensar es que aquí teníamos a un dictador que lo que firmaba eran demasiadas penas de muerte y del que si se hiciera una película, nunca podríamos poner en su boca algo como lo que habéis leído arriba sin que moviera a una carcajada salvaje en aquellos que conocieran la biografía de semejante carnicero.

El Lincoln de Spielberg no es una hagiografía en la línea de "El joven Lincoln" de Ford, cuya película es tal vez más entretenida, pero no creo que más interesante...  ni una película accesible o de fácil lectura en un primer visionado, pero como ya os he dicho, merece la pena.

* Contrastad si queréis o podéis las informaciones de cualquier sitio. También las de la wikipedia, claro.
Yo me fío de lo que suelen decir...pero nunca está de más contrastar.
Ni mi añoyadorada enciclopedia verde Argos Vergara estaba libre de errores, como comprobé al descubrir que los Beatles eran un conjunto musico-vocal formado por John Lennon, Paul McCartney, George Hamilton y Ringo Starr.

21 comentarios:

abril en paris dijo...

Tendré que verla.
Ahora solo puedo pensar en las veces que ésto ha ocurrido a lo largo de la historia. Una causa noble a la que se llega con métodos no "tan nobles". La politica está plagada de ellos.. ¡y si solo se tratara de "comprar votos"!...acciones mucho más oscuras justificadas con el último objetivo.
Estoy segura que en la convivencia de señores y esclavos tambien abria cierta intimidad aunque se ocultase.
Pero hablaremos de ello en otro momento.
Ahora estoy un poco "densa"

¡Buenas noches !

abril en paris dijo...

..más que densa, espesa..
me alegra que hayas disfrutado la película.

David dijo...

-Abril: ¡Qué rapidez! Pero si todavía estaba dando los últimos retoques a la entrada (jaja).
Bueno... lo que tú dices en el primer comentario. Pienso lo mismo.
Tanto como disfrutar de la película. mmm... No sé.. Pero me ha gustado, sí. Igual la disfruto más la próxima vez que la vea.

Un saludito.

Jero Piñeiro dijo...

Creo que en este blog no importa mucho el tema de los SPOILERS, pero aún así, advierto que no me voy a cortar:

¡ATENCIÓN, SPOILERS!

Yo creo que la peli es interesante por dos razones: primero por el tema en sí, por lo polémico que debió ser en su momento (no hay más que ver argumentar a los antiabolicionistas demócratas -qué curioso, ¿no?-) y porque esa polémica sigue todavía presente, de un modo oficioso (porque ya no está oficializada por ley) en la sociedad norteamericana. Y segudno, porque interpretativa y técnicamente me parece un pasada (lo he dicho en mi reseña bloguera y también en facebook, y no me importa repetirlo aquí: Janusz Kaminski es un monstruo). A mí me llamó mucho la atención, aunque me sacó un poco de la peli, el momento en que el soldado negro le dice a Lincoln que tal vez en unos años pueda haber un mando del ejécito negro, y tal vez un poco después un general, y luego, quizás, con el tiempo, el voto. Me pareció que Spielberg (o Kushner, vaya) dejaba conscientemente la puerta abierta al espectador para completar mentalmente la progresión: "y después, un día, un presidente". De hecho, creo que esta "Lincoln" tiene un significado distinto ahora que Obama es presidente de EE.UU. Mi problema con la peli es que no es especialmente entretenida. Está muy bien hecha, maravillosamente interpretada (aunque me sobran grandes nombres para papeles que se les quedan pequeños) y dirigida con muchísimo talento (es Spielberg, no me esperaba menos), pero hasta la mitad de la peli yo no entré en ella, y cada cierto tiempo había algún detalle que me sacaba de la historia. La trama del hijo mayor se queda en nada, el personaje de Tommy Lee Jones debería tener más peso en la narración, y sólo la subtrama del trío de "sobornadores" me dejó totalmente satisfecho. No sé, tengo la impresión de que "Lincoln" lo tenía todo para ser magistral y se ha quedado en correcta/interesante. Eso sí, la anécdota sobre George Washington me hizo sonreír.

David dijo...

-Jero: ¡Hola! Buenas noches. A estas horas, y la gente dejando comentarios por aquí.
A mí la peli también me parece correcta. No mala, o aburrida. Y creo que igual cambia mi idea a mejor en posteriores visionados...
Sí. Aquí lo de los spoilers da un poco lo mismo, pero mira, detalle que has tenido para quienes lean tu comentario ;-)

A mí me ha pasado lo mismo que a ti con la escena del principio y del soldado negro. Aplica lo del diálogo de Elizabeth, multiplicado. No me la creía.... Y de hecho, iba a haber utilizado esa como ejemplo de algo forzado e inverosímil...pero depués de leer lo de Elizabeth...he dado marcha atrás (jaja)
Es cierto que no es entretenida en el sentido en el que pueda serlo.. no sé, la de "Django desencadenado"... Pero sinceramente (y a pesar de que voy a ver en nada por segunda vez la película de Tarantino)...si me dijeras de repetir película...igual te diría que querría ver la de Spielberg...por saber más, por indagar más... Creo que la película es algo farragosa porque no conocemos a los personajes que en ella aparecen (yo no tenía ni idea de quién era Thadeuss Stevens; ni de muchos otros)... ¿Es fallo de Spielberg y el guionista no haber simplificado la(s) trama(s) o reducido número de personajes para hacerla más digerible al espectador? No lo sé... No lo creo.
La trama del hijo, no se queda en nada. Se refleja. La trama de la mujer, no se queda en nada. Se refleja. La trama de Thadeuss y de otros personajes...se reflejan...Ahora está en nosotros como espectadores buscar más o interesarnos por ella, supongo.
Conmigo, la película lo ha conseguido, al menos.
PD: La anécdota de George Washington también me hizo sonreír a mí.

Anónimo dijo...

Me parece fatal que empieces diciendo "esta película no es divertida", así, como echándoselo en cara. ¿Eh? Esto es un drama histórico. No tiene que ser divertido. "Con faldas y a lo loco" sí tiene que ser divertida, o estaría mal hecha. Bueno, a quienes comentan aquí no les pareció entretenida. A mí sí, en el sentido de que me hizo disfrutar, y me distrajo las dos horas y media que dura, y me dio pena que se acabara. Me habría gustado que durase más. El entretenimiento, como todo, es subjetivo, ¿no?

*Spoilers*

Estoy de acuerdo contigo David en el tema de las subtramas. La trama del hijo se plantea y se resuelve. ¿Debe el hijo del hombre más poderoso estar a salvo de la guerra mientras los hijos de miles y miles de ciudadanos dan sus vidas obligados? Y también Estando luchando con todas sus fuerzas para que todos los hombres sean libres, debería ese hombre impedir por la fuerza a su hijo ser dueño de su propio destino? En coherencia con el resto de la película, el dilema se resuelve... con un compromiso.

Una película sobre Lincoln tiene todos los boletos para convertirse en un print the legend, en lo más parecido a un evangelio laico, con el héroe sobrehumano que da su vida para que los demás vivan libres. Lo que me parece genial es cómo Spielberg y su equipo esquivan esos peligros y plantean un discurso muy complejo, señalando o sugiriendo las contradicciones ideológicas de los "grandes hombres" que aparecen en pantalla. Ahí está el hachazo sobre el voto de las mujeres ("Gran alboroto en la sala") ahí está la escena del principio con el soldado negro espabilado "Quizá en 100 años podamos votar" (Lincoln no le contradice. Ni pestañea. No le parece un plazo exagerado para tener ese derecho). Ahí están esos momentos en que se acusa a Lincoln de actuar como un dictador. ("El asesino del habeas corpus") Y el enfrentamiento final con los negociadores del sur, cuando le reprochan que para mantener la Unión no ha utilizado la democracia, sino los cañones y la carnicería. La película está totalmente del lado de Lincoln, por supuesto, pero al menos da voz a sus críticos.

Lo único que no me gustó fue esa coda final con ese discurso de reconciliación pública, después de que lo hayamos visto muerto en su cama, con la almohada empapada de sangre. Ahí sí se le fue la mano a Spielberg y nos dio un momento hagiográfico de "al tercer día resucitó", como Max von Sydow mirando a cámara y sonriendo mientras recita "amaos los unos a los otros como yo os he amado". Eso me sobraba. Pero bueno.

Perdón por el comentario tan largo....

David dijo...

-anónimo:(aunque me da que no)
Nada que perdonar por el comentario.
Tienes razón en lo de que empezar diciendo que "Lincoln no es una película muy divertida" no fue justo. Supongo que (sin tener por qué hacerlo) la he comparado con la de Tarantino como he visto que estaban haciendo en otros blogs o medios...
Pero tienes razón. Es un drama histórico, no se pretende que sea "divertida"... pero al igual que tú, a mí me entretuvo y disfruté con ella (hasta el punto de que voy a volver a verla en cuanto me sea posible).

Sobre tus *spoilers*:
Sí. La subtrama del hijo, de la mujer, de Thadeuss en mi opinión sí se resuelven. No al modo "clásico", sino que son más bien apuntadas en algunos casos... pero creo que es más que suficiente.
Lo del soldado negro espabilado, al principio me había "chirriado", como le comenté a Jero.. Pero es un prejuicio mío. Y pienso que está muy bien. De hecho, el otro soldado actúa como un contrapunto muy interesante, riendo la gracia del presidente-hombre blanco aunque parece que el chiste no les ha hecho tanta gracia.
Vale. El final. Fíjate que se me había olvidado ese final. No me parece malo. Sí, vale, puede caer mínimamente en lo que tú dices...pero es que acabar con el hombre muerto en la cama... Puede "sobrar", sí, pero bueno, tampoco está tan mal...

Gracias por tu comentario (no era tan largo).

Anónimo dijo...

Releyendo una crítica de Slate, veo que el periodista comenta que el final natural es Lincoln alejándose camino de reunirse con su esposa para ir al teatro. El criado negro incluso se gira para volver a mirarlo, en un gesto que nos sugiere "es la última vez que le vamos a ver vivo", y es un momento bonito y triste, con ese andar un poco Hermann Munster que Day Lewis le ha dado a Lincoln. Yo estoy de acuerdo. Es un final cantado.

Pero no. Yo diría que Spielberg estaba montando la peli y llegó Peter Jackson y le dijo "Nooo, Steven, una verdadera narración épica necesita, por lo menos, tres finales consecutivios."
Y el pobre Steven le hizo caso a su amiguito del alma. (Le quiere un huevo).

Anónimo dijo...

Quería decir, claro 'consecutivos'.

David dijo...

-anónimo(no para mí: Sí. Igual ese final hubiera sido más "natural".
No sé si lo que ocurrió fue como tú apuntas. No tiene por qué...igual fue decisión de Spielberg... De todas formas, es una pega menor para una película que tiene otras cosas que están muy bien.
Buenas noches.

Anónimo dijo...

Sí, es una pega menor.

Buenas noches.

Angel dijo...

La verdad es que no se porque pero Spielberg últimamente no me llama demasiado.
Ni me interesó "War Horse" ni acabo de decidirme a ver este Lincoln qu eimagino excelentemente interpretado, pero que me faltan ganas para meterme a ver más de dos horas de "interpretación histórica"...la verdad es que hace poco lo comentabas en mi blog, el tema de las películas basadas en hechos reales y que como tu dices son ficción e interpretación.
Ysa diré si me decido a verla.

manipulador de alimentos dijo...

Un gran personaje, en su faceta política y personal, pero demasiado charleta, en esta versión, un vara, sermoneador, y a ratos incluso un tanto lunático. Y todo en esa manera tan Spielberg, de resaltar emociones de forma descarada a través de la música, de abrazos del 'todosjuntosporfin', tan impositivo en sus sentimientos... Pero un personaje como Lincoln no puede producir una mala película y de estas tampoco Spielberg sabe hacerlas. Un saludo!

David dijo...

-manipulador de alimentos: Gracias por tu comentario. Un saludo.

abril en paris dijo...

Aquí sigue la gente dejando su opinión pero yo aún no la he visto así que me tengo que morder la lengua jiji

Saluditos

JLO dijo...

bueno, por lo que leo por lo menos te ha dado varios detalles para indagar, algo te interesó... es que tu crítica es ambivalente y eso es lo que me pasa con este director... o hace una obra maestra o me deja indiferente...

o quizá ya no tenga que demostar nada... aunque filmar a este personaje es un querer a figurar en lo más alto...

no sé, la veré en dvd cuando salga... salu2...

David dijo...

-JLO: Mi comentario (lo que has leído no es una crítica) puede que se ambivalente. Pero te aclaro aquí que a mí la película me gustó (bastante)...de ahí a obra maestra hay mucho trecho.
Espero que te guste cuando la veas.
Un saludo.

Mr. Lombreeze dijo...

Este diálogo es la clave de toda la película. Y una escena estupendísima de la misma.
Es una película muy interesante para los amantes de:

1.- La técnica cinematográfica
2.- La Historia.

pero algo menos para los que, además, necesitan que les entretengan cuando les cuentan un documental del History Channel.
O sea, a mí me pareció muy interesante pero sin emocionarme por eso me gusta más como documental que como película.
Coincido plenamente contigo en que "Lincoln" posee, como los buenos documentales, la virtud de intrigar al amante de la Historia y Thadeus Stevens (y su peluca) es el personaje más apetecible.
Del personaje del que, por el momento, no he podido averiguar gran cosa es del que interpreta James Spader que yo creo que está genial.

Para más información, hay que ver Abraham Lincoln, cazador de vampiros...

Josep dijo...

Iré a verla, seguramente, porque siento enorme curiosidad y porque quiero ver a Day-Lewis, si bien ello debería significar un traslado en coche para verla en v.o.s.e.

Me tira p'atràs la vertiente histórica porque me declaro escéptico respecto a la fiabilidad incluso en los libracos, no te digo en películas...

Un abrazo.

David dijo...

-Mr.Lombreeze: jaja... Y yo que creía que el documental era lo de cazador de vampiros y la de Spielberg, la película.
A mí me entretuvo.. y también me emocionó en algunos momentos...así que lo que creo es que me gustó más que a ti.
De W.N Bilbo la wikilincoln dice poco, sí ;-)
Y confieso que no reconocí a Spader! (que es una actor que me suele gustar). http://www.vulture.com/2012/11/james-spader-on-his-eccentric-lincoln-character.html

Un saludo.

-Josep: Coge el coche (o el autobús, o el tren, lo que prefieras).
Olvídate de la vertiente histórica. Es ficción. FICCIÓN. Disfrútala como peli. También los libros de HISTORIA son ficción en muchas ocasiones (pero a esos sí se le pueden poner pegas por sus "licencias"; a una película no deberíamos ponérselas por ello; o no tanto).
Aún así, te enlazo algo que me pasó un amigo: AQUÍ
Un abrazo.

abril en paris dijo...


Quería haber comentado antes pero ya sabes que la he visto ahora y además de lo dicho por mail, sólo añadir que es una peli que no olvidaré fácilmente..y no sólo por el personaje que Daniel Day-Lewis borda, por los " duelos" dialécticos, porque consideró que es más que una lección de historia..me ha
gustado por las pinceladas de humanidad, por esas escenas que nos acercan a ellos y los hacen más reales por sus "defectos".
¡ Buenos días!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...