domingo, 10 de enero de 2010

ACEPTANDO DESAFÍOS. TERCERA PARTE.

- Señoras y señores pasajeros, quedan menos de dos líneas para que el autobús reinicie el viaje. Abróchense los cinturones y revisen su origen y posterior trayectoria si lo consideran necesario.

Recordando el hecho de que los Monkees no tocaban en sus discos (al menos al principio, por imposición de la discográfica) acude a mi cabeza otro grupo cuyo caso siempre me ha parecido bastante curioso.
Me refiero ahora a uno de los grandes, a los Beach Boys.

Los chicos de la playa, un grupo de hermanos, primo y un amigo, tocaban los instrumentos en sus primeros discos, pero el creador de sus mejores temas, Brian Wilson, no podía aguantar la presión que suponía ir de gira por los Estados Unidos al mismo tiempo que componer nuevos temas para cada disco. Después de una pequeña crisis a bordo de un avión, decidió quedarse en el estudio y colaborar con músicos profesionales, que eran los que interpretaban las partes instrumentales.
Mientras, el resto de la banda, tocaba en directo durante las giras, y cuando volvía al estudio se "limitaba" a poner las voces en los temas de Brian. Y reconozcámoslo, los Beach Boys eran más un grupo vocal que otra cosa, lo cual explica plenamente este método de grabación. Pero hay alguna que otra versión en la que los chicos tocan en lugar de los músicos de estudio (¿puede ser Let him run wild? no estoy seguro y no me apetece levantarme a buscar el disco. Confirma, por favor) y lo cierto es que lo hacen bastante bien. Tengo también un doble cd que recoge dos conciertos de diferentes años. En uno tocan ellos (el de la imagen de arriba), y en el otro van ya acompañados de otros músicos, dedicándose más a las tareas vocales.
El segundo puede sonar mejor (y tiene mejores temas, desde luego), pero el primero siempre me ha parecido más "divertido".
Tengo amigos a quienes los chicos de la playa les gustan más que los cuatro melenudos. No voy a enemistarme con ellos en este viaje.
El mejor grupo pop en la historia de la música en mi opinión (esta frase es para provocar, más que nada... lo de mejor y peor aplicados al arte ya sabemos que son criterios muy poco fiables).

Pero encaucemos una vez más nuestro trayecto.
Uno de los casos más sonados que se recuerdan en la historia de la música prefabricada fue el del grupo Milli Vanilli. Eran dos chicos muy guapos (según mi pareja, que todo sea dicho, nunca ha tenido muy buen gusto en lo que se refiere a los hombres), los cuales no tenían instrumento alguno que tocar (ay! si los Monkees hubieran aparecido en los ochenta), sino que bailaban y "cantaban". Pero después de ganar un Grammy como grupo revelación en 1990, se descubriría que ellos no ponían las voces a las canciones, sino sólo sus cuerpos para los vídeos y las cubiertas de los discos. En fin, después de devolver el Grammy, la posterior carrera de los chicos, que pasaron a llamarse Rob and Fab no tuvo éxito alguno, y me parece que uno de ellos murió unos años después.
No puedo hablar mucho de ellos pues sólo recuerdo alguna canción como Blame it on the rain, o la de Baby Don't forget my number, que no es que me parecieran maravillosas ( que sí me pasaba con las de los Monkees, vamos). Pero alguna vez leí alguna crítica que decía que más allá de que ellos pusieran las voces o no, el disco era una obra maestra. ¿Qué queréis que os diga? Lo que importa es la pieza final, no los procesos por los que ha sido creada. Y al final, lo de los autores, su obra, derechos legales, royalties y demás, son otras historias que no tienen nada que ver con el disfrute de la obra de arte en sí.
¿Que los Milli Vanilli no eran ni los creadores ni los interprétes y os produce reparo que os vean oírlos?
No hay problema. Cambiar/d la cubierta del disco por otra anónima y ya podéis escucharlo sin prejuicios, que diría Jorge Miguel. De hecho, hay un disco doble con una portada blanca que podríais tirar porque, francamente, no merece la pena, y usarlo para el de Milli Vanilli. La gente se queda con las caras, no con los sonidos, como bien sabían los productores de los Monkees. No tendréis problemas.

Y vamos llegando al final de nuestro trayecto.

Desde no hace mucho, la factoría Disney está "creando" grupos y solistas para adolescentes siguiendo el esquema en el que los Monkees fueron pioneros. Series de televisión desde las que promocionar artistas y carreras discográficas. Los Jonas Brothers, Hannah Montana/Miley Cyrus, Demi Lovato, Selena Gomez, etc.

Al margen de si son músicos prefabricados, artistas de valía como los de Valemusic, o "triunfos" de una temporada que no perdurarán, están teniendo un enorme éxito de ventas entre la chavalería internacional, y no sólo la yanki.
Y sí, ya sé que las ventas de una obra no tienen nada que ver con su calidad artística, ni son un referente válido para juzgarla. Ahí está el caso de los cuatro melenudos para atestiguarlo.

Pero qué queréis que os diga. Comparto Spotify con mi hija de 11 años, y ella se ha ido haciendo una lista en la que suenan algunos de los artistas Disney junto a Petula Clark y su Downton o varios temas de Grease. En esa lista escuché por primera vez la versión de Miley Cyrus de Girls just wanna have fun. "¡Qué horror!! ¡Qué masacre!", pensé.
Y es que tengo cierta predilección por Cyndi, y su primer disco me parece una gozada.
Pero a base de oírla acabé por reconocer que no era una versión tan mala. Es más, estaba bastante bien. Más orquestada que la original, que cargaba con aquellos sintetizadores tan ochenteros.
Y no fue sólo su versión de Cyndi. Los temas de su disco (en los que participa en la composición según los créditos. Esta chica es una artista de verdad!) me fueron pareciendo más que estimables... y me sorprendí escuchando la lista de mi hija incluso cuando ella no estaba. Y bueno, no creo que los discos de Miley sean maravillosos, pero sí que tiene algunos temas bastante majos y que no tiene ni los 20 años (ni la voz, claro, pero a ver quién tiene esa voz) que Cyndi tenía cuando grabó su She's so unusual (éste si es un disco cojonudo).

De todas formas, sea música prefabricada o no, me parece que estos temas merecen mucho la pena y es por eso que os dejo con unos vídeos de Miley (y no de Hannah Montana, que me parece que es un personaje de ficción). Espero que os gusten. Como diría Jorge Miguel: Escuchad sin prejuicios, y casi añadiría que sin prestar mucha atención a los subtítulos. Eres vanidoso, por estás en vano, y errores ortográficos aparte, espero que os den una idea acerca de qué van sus canciones, al menos... Por cierto... ese homenaje a Michael en el segundo vídeo no está mal, ¿no?





Y por último. Hay varios "directos" de la chica colgados por youtube. En caso de que ni cantara y fuera todo un playback, me parece más guapa que los de Milli Vanilli, y todavía me sobra uno de los lados de ese album blanco. Podría acompañar al disco de los Milli, ¿no os parece?
Y aunque su versión en directo de Girls just wanna have fun no está mal, prefiero la que suena en el disco, y por eso cuelgo este vídeo. ¿Qué es mejor la de Cyndi, decís? No sé, no sé. Tal vez. Me gustan las dos. Además, versionear a Cyndi y no hacerlo mal es ya un logro considerable. Eso sí. Me falta por escuchar la versión acústica de Nemo.

Aviso: la canción tarda unos veinte segundos en empezar.


Señoras y señores pasajeros. Hemos llegado al final del trayecto. Esperamos que el viaje haya sido de su agrado. Si tienen algún comentario, sugerencia o reclamación que hacer, éste es el momento. Con un cordial saludo y deseando que nos acompañen en futuros viajes, el conductor se despide de ustedes por el momento.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

*suspiro*

escuchadas las canciones que pones, me parece música sin alma, adocenada, barata, música-salchicha, música fastfood, blanda, hipócrita (porque vende una rebeldía controlada y orquestada)y sin la menor personalidad. hannah montana es un modelo de adolescencia horrible para las preteens y miley cyrus el enésimo proyecto proyecto britney jackson, una infancia pasada en salas de ensayo y estudios de grabación, lejos del mundo real, de olores y sabores humanos, una infancia matrix, vamos, cumpliendo el sueño frustrado de un achy breaky padre petardo, y contribuyendo a la perpetuación del complejo musical industrial que ya denunció eisenhower como la mayor amenaza para la democracia en nuestros días.

esto por un lado.

la versión de girls just wanna have fun me da mucha pena, porque miley respeta la melodía y hasta casi el fraseo de cyndi y claro nos recuerda lo bonita que es la canción original, igual que las versiones para ascensor de yesterday y walk on by conservan diluido el adn del tema original, pero ese fondo rokanrol de guitar hero y la misma "persona" de niña pija criada desde la cuna para el estrellato se da de leches con el espíritu de la canción, que va de una chica de clase obrera que tiene un trabajo de mierda y un novio impresentable y sabe que nada va a cambiar en su vida porque lavidaesansí, y lo único que pide a sus padres es que al menos le dejen salir por ahí y bailar y ponerse hasta las cejas mientras todavía es joven. por eso me rompe el corazón cada vez que la escucho y me la creo cuando cyndi la canta, por haber tenido una vida de lo más complicada y no tener éxito hasta pasados los treinta.
cuando la canta miley, pues no, no me pasa eso. no. ¿a ver otra vez? no, no me pasa.

enhorabuena por el post río.

Nemo Nadir dijo...

Los Beach Boys siempre tocaron en sus discos. A partir de que la cosa se empezara a sofisticar, rodeados de una pléyade de sesioneros. Pero ellos siguieron tocando en mayor o menor medida. De hecho creo que sólo dejaron de tocar en Pet Sounds.

Y la cría esa que has puesto ahí arriba es guapa? Qué repelús. No es mi tipo. No, nada en absoluto.

David dijo...

¿Estás cuestionando el gusto de mi hija, anónimo? (ja,ja)
Me parece bien. Mi mujer piensa parecido de los temas, como que son demasiados rápidos tal vez, signo de los tiempos que corren.
Pero a mí me gustan los temas. Que me gusten no quiere decir que me parezcan una maravilla o lo máximo a lo que puede aspirarse en este tipo de música.
Yo no le quitaría tan pronto el alma a la muchacha. Que tal vez no sea un alma cotidiana, sino que está marcada por su condición de estrella adolescente, producto de una industria de medios y los deseos de un padre como el que defines... vale.
Pero piensa que ese mismo criterio, podría aplicarse a alguien como Judy Garland. Y a ver quién me dice que Judy Garland no tiene "alma".
Y acerca del tema de Cyndi. Tal vez Miley cree que tiene también derecho a divertirse y canta la canción (bastante bien, por cierto) porque siente ese mismo sentimiento y esas ganas de divertirse (harta tal vez de su condición de estrella y la disciplina que le han marcado desde niña).
Y ten en cuenta una cosa... se puede vender una rebeldía controlada y orquestada, pero eso puede llegar a descontrolarse en un momento dado. De hecho, ocurre en muchos ocasiones que los "rebeldes" son devorados por el sistema, o son necesitados por éste para dar una apariencia de cambio... cambios que en ocasiones vienen provocados realmente por quienes menos pinta de rebelde tienen, precisamente porque son aceptados por la masa a la que previamente han sido "dirigidos".

Nemo Nadir dijo...

"los "rebeldes" son devorados por el sistema, o son necesitados por éste para dar una apariencia de cambio... cambios que en ocasiones vienen provocados realmente por quienes menos pinta de rebelde tienen, precisamente porque son aceptados por la masa a la que previamente han sido "dirigidos"."

Lo tengo! Lo tengo! Es la gallina! A que sí? He ganado algo?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...