sábado, 12 de marzo de 2011

DE TEBEOS Y TELEVISIÓN II

Yo no fui un niño de esos que iba al cine a ver sesiones dobles, o que devoraba todos los libros de la biblioteca familiar uno tras otro; para empezar porque en mi casa no había una "biblioteca familiar".
Salvo contadas (y muy recordadas) excepciones, no empecé a ir al cine hasta los 14-15 años. Y sí, empecé a leer libros con 11 ó 12... pero si había algo que leía por encima de todo era tebeos. De cualquier género...

Desde que puedo recordar mi niñez, el tiempo en el que podía leer tebeos o ver la televisión sin límite de horarios o de cualquier otro tipo estaba establecido en los fines de semana y los días festivos (vacaciones y demás).  De lunes a viernes, en casa de mi madre no tenía tebeos. A veces había alguno, pero a ella no le gustaba que los leyera... y después de ver el programa infantil de turno o que apareciera aquello del monstruo Casimiro, había toque de queda y ya estaba en la cama tras una rápida ducha  y una cena que consistía invariablemente en huevo y salchicas o una tortilla a la francesa día sí/día también.
Pero los fines de semana iba a casa de mis tíos y aquello era algo totalmente distinto; allí tenía para leer todos los tebeos que mi tío me compraba (y jamás puso pegas cuando yo le pedía dinero para comprar uno)... y podía ver toda la televisión que quisiera. Vamos, que veía con ellos las películas de Sábado Cine da igual los rombos que tuvieran... y bueno, como os he dicho, me pasaba las horas leyendo y ordenando mis tebeos una y otra vez y nadie decía nada. A lo sumo mi tía comentaba algo como "este niño está mal; se ríe solo" cuando me encontraba carcajeándome con algún Mortadelo, pero  mi tío, al contrario,  trataba de aprenderse hasta los nombres de los personajes y me preguntaba por ellos (o así lo recuerdo; tal vez era yo quien le hablaba de ellos y él se limitaba a escucharme).

Uno de los tebeos que  con más cariño "recuerdo" fue un albúm de Tarzán que me compraron en un kiosko de Alicante. Era de formato apaisado... pero desgraciadamente no recuerdo qué tebeo fue, ni  si el autor era Hogarth o Manning. Da igual. Me pasé horas leyéndolo y admirando sus viñetas.  No sé qué fue de él. Pero cuando unos años después anunciaron una serie de dibujos animados basada en el personaje, me dispuse a verla esperando "recuperar" las sensaciones que me provocaron la lectura de aquel tebeo que ya había perdido. ¿Y qué pasó?

Bueno. Pues vi los dibujos de Tarzán porque ya os he dicho que si hice algo durante mi infancia fue leer tebeos y ver televisión (sí; también jugaba al fútbol en el colegio, andaba en bici y me tiraba horas en la calle jugando a otras cosas... pero eso no viene ahora al caso)....

Como os iba diciendo...vi los dibujos de Tarzán y me encontré con que repetían una y otra vez las mismas imágenes de Tarzán corriendo, o saltando de liana a liana, o nadando...
La serie era entretenida (y más para un niño que se tragaba cualquier cosa televisiva con dibujos, como era mi caso), pero no me maravilló como aquel tebeo apaisado.
Casi agradezco no haber pillado la versión que emitieron por aquí con aquel: "En la selva yo nací/Oh Tarzán, Tarzán/ A mis padres nunca conocí, etc...)



Pero si tuviera que hablar de una serie de dibujos animados que repetía una y otra vez las mismas escenas (y no, no me refiero al truco de los personajes de Hanna-Barbera pasando por el mismo decorado una y otra vez), no tengo más remedio que hablaros de otra serie que supuso una pequeña decepción para el lector-espectador que fui de niño (a pesar de que hiciera la colección de cromos de la serie).



Y es que si la comparaba con los tebeos que leía de Spider-Man... No sólo era por la eterna imagen de Spider-Man balanceándose por la ciudad con su red una y otra vez sin variar de postura...


Es que las historias de los tebeos eran "dramáticas" y  a mí me "sonaban" a cosas auténticas. Sí, vale. Todo lo auténtico que puede sonar una serie de tipos en pijama, lo sé... pero me refiero a cosas como que Peter Parker abriera la nevera y la leche estuviera agria porque llevaba varios días sin ir por casa (situaros en la mente de un niño). Y bueno, el traje sin terminar que exhibía la serie, así como el arte de la misma palidecía frente al traje de los tebeos (que al menos tenía todas las rayas),  o el arte de gente como Ditko, Romita, Kane o Andru.

Por otra parte, los episodios de la serie animada eran autoconclusivos,  mientras que en los tebeos las historias "continuaban"...  y esa sensación de agónica espera por saber cómo nuestro héroe saldría de ahí y atraparía al villano de turno desaparecía en la serie.

Así que si comparaba los tebeos con sus adaptaciones a series televisivas... la televisión salía perdiendo en dos de dos.

Pero  ¿y con una serie de imagen real? ¿Podía variar la cosa?


Pues en el otro caso que puedo recordar de mi niñez... tampoco. La serie de El increíble Hulk (o la Masa, ahora no recuerdo cómo la llamaron ) era otra cita "imprescindible" de ...¿los domingos?  Pero aparte del meláncolico tema de su repetitivo final y de la mecánica de la serie, poca mella tuvo en mí comparada con la que me hizo la serie de tebeos sobre el personaje.

No es sólo que la Masa de los tebeos hablara (aunque no tuviera mucho que decir)... es que sus historias eran más variadas e increíbles (como correspondía al nombre del personaje).
Aunque no quiero engañaros... en el caso de esta serie ya lo había visto venir, porque un año o dos antes había ido al cine con mi tío a ver lo que supongo que sería el episodio piloto (en el que la Masa aterriza un avión...pilotándolo!!!)  Qué diferente del tebeo en el que unos terroristas secuestran un avión y él sirve de escudo cuando este cae en picado.

Debo decir que en los casos en los que las adaptaciones partían de la televisión a las páginas de los tebeos... la cosa era distinta. Disfruté más con los dibujos de Bugs, Tom y Jerry,  los Picapiedra o la Pantera Rosa que con los tebeos que leí de esos personajes.Pero no sé por qué... las traslaciones de esos personajes a las páginas de tebeos me resultaban más llevaderas que las de los de tebeos a la pantalla de televisión.

Que las cosas cambiaron cuando descubrí la serie animada de Batman ya lo sabéis por mis anteriores entradas... Y  desde entonces...  Bueno... a veces  he visto algo de episodios sueltos de nuevas versiones animadas de otras series de tebeos (incluídas dos de Spider-Man) y... pues tal vez no sean tan decepcionantes como las que ví de crío... no lo sé... ya no las veo de la misma forma (excepto aquellas en las que trabajaron Timm y compañía), pero aún así...

... cuando me ha gustado un tebeo, no me muero de ganas por ver su adaptación televisiva (ni a dibujos, ni a imagen real). Puede que la adaptación no esté de todo mal, pero por si acaso, y aunque las decepciones no van a ser como las que sufrí de crío, prefiero mantenerme al margen. Tal vez por eso no haya visto (ni creo que lo haga) la serie de Los Muertos Vivientes. Pero el cómic me gustó.

13 comentarios:

lokodatar dijo...

No veas los zombis siquieres ver el comic...

Kinezoe dijo...

Yo no fui tan voraz como tú ni mucho menos en materia de tebeos (televisión sí veía bastante). "Mortadelo y Filemón", "Zipi y Zape", "El increíble Hulk" y para de contar. Me dolió mucho el día que descubrí que mis tebeos de La Masa habían desaparecido (yo nunca los tiré, pero desaparecieron un buen día como tantas otras cosas de aquella época). De los otros aún conservo algunos ejemplares. Sí, porque los comics de "The Punisher" y "Sin City" vendrían después; ahí ya estaba yo más crecidito.

Me gustó mucho este paseo por tu infancia de tebeo(s) ;-) Por cierto, yo sí he visto la primera temporada de ¿"The Walking Dead"? (bueno, a decir verdad algunos episodios los cogí empezados, pero no creo que importe mucho). ¿Y bien?... Pues, decepcionante. Una y no más Santo Tomás (de "Lost", al menos, aguanté dos temporadas...).

Un abrazo y buen fin de semana (trabajes o no).

Dr. Quatermass dijo...

Yo también viví en un mundo de tebeos y no puedo sino estar de acuerdo, era penoso lo de algunas adaptaciones de TV. No sabes lo que daría yo también por recuperar algunos tebeos perdidos que no puedo buscar por no recordar autores o simplemente por ser algo barato y caduco que no se ha reeditado nunca...

Un saludo!

abril en paris dijo...

Una entrada muy entrañable aunque suene cursi...sniff..porque me recuerda lo mio ja ja..
A mi aparte de los personajes patrios Mortadelo, Rue del Percebe, Sir Thimoteo etc..me encantaba The Phantom es que me devoré un verano en casa de unos familiares toooda la colección, el que más me gustó ( DIBUJANTE me refiero de todos los que lo hicieron con el personaje de Lee Falk ) fué Sy Barry. Siempre me enganchado sobre todo por el dibujo en primer término..
¡ Qué historias tan fantasticas, el misterio de ese hombre enmascarado, su perro la calavera y Diana ! La pelicula me pareció mala y de la serie televisiva no sé mucho, aunque tambien he sido de las que me tragaba bastante tele..pero ¡los tebeos eran lo más ! y sí, te los creias más.
Este "viaje" por tu infancia me ha gustado.

Saluditos :-P

Marcos Callau dijo...

¡Qué recuerdos!. Vaya joya lo de la presentación de "Spiderman". Me encanta. Quiero hacer hincapié en la personal representación del Chrysler building jejeje. Un abrazo.

Blue dijo...

Pues yo también leía muchos tebeos, ja, ja. Y además en las librerías los cambiaban, así que por una peseta o un duro (que ya no recuerdo) cambiábamos un lote de ellos. Mis favoritos eran Carpanta, las hermanas Gilda y la Rue del Percebe.
También recuerdo los cuentos de hadas, que eran apaisados casi siempre.
Un abrazo.

David dijo...

-lokodatar: Por suerte yo empecé por el cómic

(gracias, Mikel).

-Kinezoe: Si te contara la de tebeos que me han desaparecido a mí. Mortadelos, Don Mikis, Tintines, etc...
Haz caso al primer comentarista. Puede que la serie de zombis no te haya convencido, pero échale un ojo a la del tebeo.
Un abrazo y buen finde... Este libroooo!

-Dr.Quatermass: Tú estás de acuerdo en lo de las adaptaciones televisivas y yo estoy de acuerdo en lo de recuperar viejos tebeos perdidos.
Un saludo!

-abril en paris: A mí me encantaba Ray Moore...pero tenía algunos sueltos recopilatorios de historias de Barry que me chiflaban (uno en el que se enfrentaba a una banda de criminales llamados los buitres...¿qué habrá sido de él? Ay!)
La peli era mala, pero... bueno, más bien fallida. Tenía pequeñas cosas (muy pocas) que me gustaron. ¿había serie televisiva? Ya ni lo recuerdo. Pero por lo visto hicieron una hace nada. No sé qué tal...
Un saludito.

-Marcos Callau: Ja,ja... Sí. Lo del edificio Chrysler está muy bien.
Buen finde.

-Blue: Una vez cambié un tebeo en una librería...Pero no me acababa de convencer aquello... Tenía un tebeo, pero había perdido otro (ja,ja). De los de Bruguera yo me quedaba con Mortadelo y Filemón. Las historietas largas me chiflaban: A por el niño!, Valor...¡y al toro!, La maquina del cambiazo, Safari Callejero, etc...
Cuentos de hadas no leí de crío. Sí de mayor (y me encantan las ilustraciones de Rackham, Dulac y otros).
Un abrazo.

Möbius el Crononauta dijo...

Yo disfruté con aquellas series, seguramente porque no tenía demasiada referencia de los cómics.

Si es que hacían lo que querían en la tele, los pendejos.

¡Supongo que nunca será lo mismo!

Manuel J dijo...

Los comics de mi infancia no pasaron de Mortadelo y Filemón, así que me perdí todos esos comics de superheroes que muchos comentáis en vuestros blogs. Siempre he pensado que en su momento fui un blanco perfecto para comics de ese tipo y juegos de rol, pero la suerte o la desgracia quiso que no tuviera un amigo o alguien de mi familia que me iniciara en ese fantástico mundo. Ahora con treinta añazos, sé que me he perdido la fascinación infantil que producen ciertas cosas, pero en fin...

Al grano. Quería escribirte para hablarte de series de superheroes que me gustaron mucho de pequeño. No conozco la que decías de Spiderman, pero si recuerdo otra de este superheroe que me encantó. Spiderman y Sus Increibles Amigos, aquí tienes la intro y en latino, como debe ser...

http://www.youtube.com/watch?v=a0p544hhUZA

Los Superamigos, con Superman, Batman, Wonderwoman y Aquaman. No sé si viéndola ahora me ocurrirá igual, pero de pequeño me maravillaba lo difícil que se lo ponía el malo de turno...

http://www.youtube.com/watch?v=g_LlUkVzvPQ

Y finalmente, Defensores de la Tierra. Superheroes de segunda como Mandrake o el Fantasma, pero de la que también guardo muy buenos recuerdos...

http://www.youtube.com/watch?v=UQnSmPFeUyg

La Tierra hay que salvar! xD Un saludo!

Insanus dijo...

Verás, en mi caso se repite la figura de otra casa mejor "equipada", la de mi abuela, y un tío, E., que leía Muy Interesante. En mi casa tenía pocos muñecos y tebeos. En casa de mi abuela los sábados íbamos al mercadillo y allí había un puesto de tebeos donde "cambiaban" por 2 duros la unidad. Para mí los viernes eran muy especiales: autobús a casa de mi abuela, videoclub con mi abuelo (que me dejaba coger una película) y los sábados a la plaza a cambiar tebeos. Y el domingo era la minidepresiónanunciada: venía mi madre a por mí y me esperaba otro lunes de colegio.

The Walking Dead no es una mala serie, pero ni por asomo reproduce siquiera la mitad de las sensaciones que dan los tebeos. Se ha simplificado todo y es muy light en todos los sentidos. Pero podría haber sido peor y todavía puede remontar. Yo mantengo la fe.

David dijo...

-Insanus: Síiiii. Los viernes eran para mí también muy especiales. A mí venía a buscarme mi tío a la parada del autobús, para llevarme a casa. Y lo de los domingos con esa minidepresión de que venía a buscarme la "sargentocoronel" ( el apodo por el que conocíamos a mi madre)y se acababa la diversión.
Sobre la serie... Bueeeeno, prefiero ver otras cosas antes.
Un saludo.

David dijo...

Möbius y Manuel J., no había visto vuestros comentarios. Lo siento.
-Möbius: Si las disfrutaste, pues bueno, era lo que había, y se suponía que para eso estaban... Yo también lo hice (en cierto modo)

-Manuel J: No sé... Yo creo que me inicié solo... Ves las portadas en los kioskos y pides un ejemplar. También es cierto que un familiar o un amigo que te pase material y te "introduzca", como que ayuda...
De todas formas, a mí me hubiera encantado que un familiar me hubiera descubierto a Paul... y no fue el caso ;-)
Esas series las conocía, menos la última de los Defensores de la tierra. Eso sí... Superhéroes de segunda.. Mandrake y el Fantasma tal vez sería más correcto decir de Primerísima. Eran de tiras de prensa, fueron los pioneros y ya son clásicos.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Cuadernos de la Historieta Española acaba de publicar en su número 10 un completo repaso de los personajes y series emitidas por TVE en los cincuenta y sesenta del pasado siglo con el nombre de Los tebeos de la tele. En su blog tenéis la información al respecto.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...