sábado, 19 de marzo de 2011

La mejor interpretación de John Wayne.


"Durante el rodaje de Liberty Valance, a John Wayne le dieron un premio en el Beverly Hilton y pidieron a Ford que se lo entregase. Cuando le anunciaron, se puso de pie y no pudo subir las escaleras: subió dos escalones, tropezó y volvió a bajarlos. Rápidamente se enderezó, subió al escenario e hizo la presentación.  Wayne, sensible a la vanidad herida del anciano, se levantó y tropezó del mismo modo, tropezando en dos escalones hasta que se enderezó. El público, pensando que era una broma preparada, se rió, pero Wayne había enmascarado con éxito la deteriorada vista de su ídolo."

Extraído de John Ford. Print the legend de Scott Eyman. Traducción de Mónica Rubio (página 484).

46 comentarios:

David dijo...

Pues eso, un tío grande comportándose como tal, para salvaguardar la dignidad de otro tío grande.
Bonitas fotos y bonita anécdota.
Un saludo.

marguis dijo...

Me ha encantado y emocionado la anécdota, como dice David, dos tíos grandes, sin duda.

Crowley dijo...

Genial la anécdota, amigo David. Demostrando ser todo un caballero y respeto por un Maestro.
Cómo se nota quién está viendo un ciclo de Ford, ¿eh?.
Feliz domingo! (porque de sábado ya queda poco).

Blue dijo...

Aaaaah...que bueno. Muy buen detalle.
Cuantas fotos en la página de Stern!!!
Un abrazo.

X dijo...

David, Es uno de esos post que me gustan y mucho, en serio. Con una gran foto y una breve y contundente selección del texto que te dan ganas de empezar a hablar de Ford y de Liberty Valance, y no parar en toda la noche... Liberty Valance es una de mis favoritas de Ford (¿y de quién no?). Y aunque no tenga mucho que ver con la anécdota que nos has traiído, creo que ya sabes que yo siempre me quedo con Ransom Stoddard. Ya hemos hablado sobre ello en alguna ocasión, pero permíteme que te haga un corta-pega de algo que te quería comentar a este respecto y que te lo resumo en unas líneas que escribí por ahí hace un tiempo, espero que no te moleste:

Siempre que vuelvo a ver la película termino quedándome con Ransom Stoddard, a pesar de sus defectos y errores, por su humanidad y su sencillez. Un héroe quizás con minúsculas, de los que no abundaban en el lejano Oeste, ni de los que abundan hoy en día desde luego. Un tipo tan valiente como el mejor John Wayne, capaz de colgarse un delantal, fregar platos, recoger un bistec para salvar una vida (una de mis secuencias favoritas) o capaz de batirse en duelo con el malo más desalmado cuando no existe marcha atrás, aún sabiéndose seguro perdedor. Ransom Stoddard, tenaz idealista, pero al mismo tiempo pragmático y luchador incansable. Todo éllo hace de él un personaje con un matiz muy especial y corriente al mismo tiempo, que rompe con el código del western clásico y que traza una línea recta hacia una sociedad más civilizada y justa. Un personaje corriente, capaz de enamorar a una mujer enamorada del mismísimo héroe de la película. Ese es Ransom Stoddard.

X dijo...

Por cierto, el enlace a la página de Phil Stern es una joya, no lo conocía. Gracias y a recuperarte de tu dura jornada.

abril en paris dijo...

Estremecida estoy, David. ¡ Qué hermoso gesto ! Y es que era grande ese Wayne casi tanto como su maestro y amigo..
Voy a las fotos.

¿ Querrás creer que estaba viendo Libety Valance..? Me emociono como una tonta..

En esa pelicula hay más de un héroe lo que ocurre es que son dos "clases" distintas pero héroes al fin y al cabo.

Saludos.:-)

abril en paris dijo...

Liberty...sorry :-(

David Amorós dijo...

Una anécdota genial, de ésas que tanto gustan por humanizar un mundo que a veces solo conocemos por su vanidad. Un saludo.

David dijo...

-David: Pues sí. Eso. Gracias por el comentario. Un saludo.

-marguis: A mí me pasó lo mismo. Un saludo.

-Crowley: Ja,ja... ¿sí?. Eso es porque tú lo sabes. Un abrazo.
PD: El domingo está siendo "complicadillo"... Y por culpa tuya. Por una parte no sé cuál es tu película, y por otra estoy atascado con cierta entrada que tú ya sabes (ja,ja).

-Blue: John Wayne tendrá otras que no, pero ahí estuvo genial, me parece. Y a mí su gesto me parece maravillos. Lo de Stern es una gozada.
Otro abrazo (entero, a Descla le dejaremos un saludo si aparece ;-) ).

-X: Me alegro de que te haya gustado el post. Liberty también es de mis favoritas. Y sí, ya lo hemos hablado alguna vez, y sabes que pienso parecido. A pesar de que Ford "tira" más por Tom, yo también me quedo antes con Ransom. Puede ser cierto que con los años se haya convertido en un político "profesional", pero en los momentos en los que transcurre el flash-back, para mí es tan héroe (o más; que sale a enfrentarse sabiendo que tiene todas las de perder como bien señalas) como Tom.
No sólo no me molesta el corta-pega. Te agradezco que lo hayas metido.
PD: Me alegro que te haya gustado también lo de Phil Stern.

-abril en paris: Sí. A mí me pareció un gesto precioso, y dice muchísimo del amor que Wayne profesaba por el director (este también tuvo otros gestos con el actor; pero también tuvo algunos muy feos).
Y sí, hay más de un héroe en esa peli... pero bueno, material para otra entrada ;-). Un abrazo.

-David Amorós: Supongo que dentro de ese mundo habrá anécdotas similares o igual de destacables, pero normalmente a la gente nos interesan más las otras...¡Cómo son estas estrellas! No sé... Al final te quedas con estas (en mi caso).
Gracias por tu comentario y un saludo.

Kinezoe dijo...

Clase y grandeza. Bonito gesto que le honra. Desconocía la anécdota. Me gustan mucho este tipo de entradas cortas, pero bien jugositas (no se puede decir lo mismo de mi comentario, que es más bien soso...). Bueno, aprovecho para saludarte y para decirte que me encanta esa peli ;-)

Un abrazo.

ANRO dijo...

Sí, había leído la anécdota y ha sido genial por tu parte reproducirla.

Volví sobre tu anterior entrada. No conozco ese libro sobre King Vidor de Carlos Señor.....peroooo parece un poquito pedantito.
Excepto esa autobiografía "Un árbol es un árbol" no existe una biografía definitiva de este director. He estado consultando y encontrado estudios y reseñas críticas de sus películas, pero nada más.
Yo creo la falta de interés por este maestro pionero se debe a que su producción principal se remonta casi a los prologómenos del cine. Su última gran peli fue "Guerra y Paz" y está fechada en el 56. "Solomon y Sheba" era un peñazo bíblico. Desconozco el corto "Metaphor" que lo rodó en 1980.
Habrá que ponerse uno a la tarea de revisar pelis como "The Big Parade", "The Crowd" o "Our Dayly Bread".....¿No te parece?

Ah¡...leer cositas tuyas no implican obligación alguna, amiguete, sencillamente me apetecen.
¿OK?
Un abrazote.

David dijo...

-Kine: Kine, lo que resulta soso es lo que yo siempre respondo en plan "Gracias por tu comentario. Un saludo." No sé, me has dicho que no conocías la anécdota, que te parece un bonito gesto (como a mí)... ¿qué más tienes que añadir?
Bueno, te ha faltado... ya sabes algo más de estilo (ja,ja).
Un abrazo.

-Anro: Hay un par de libros que creo que sí están bien, pero aquí no han sido publicados.
El error con el cine de King Vidor consiste en pensar que sus grandes títulos están en los inicios del cine. Vale. En los inicios del cine era el puto amo...pero ya en el sonoro tiene peliculones que aguantan perfectamente junto a las de Ford, Capra y compañía (si no las superan en algún caso).
A esas que tú mencionas yo añadiría otras como "El regreso de la extraña", "La ciudadela", "La pradera sin ley", "Esposa de guerra japonesa", "Ruby Gentry"... y sobre todo, "Cenizas de pasión".
Gracias por tu último comentario...
Venga, un abrazote de los tuyos, que te lo has ganado.

Marcos Callau dijo...

Qué anécdota más buena, David. La desconocía. Demostró Wayn3 ser un gran actor ademñas de tener muy buen corazón con su admirado Ford. Abrazos.

Dr. Quatermass dijo...

Jejej que gran anécdota, dice mucho de la persona, es que Ford rodó hasta que no se aguantaba los pedos, no como ahora que a un director añejo los seguros no le dejan rodar.

Que gusto comentar sin tener que poner letricas infernales :-)

PEPE CAHIERS dijo...

Fueron muchos años trabajando juntos y el aprecio entre ambos sería más que evidente.

ethan dijo...

Se llevaban muy bien, pero precisamente esa confianza hacía que Ford fuera extremadamente duro con Wayne en los rodajes. No paraba de gritarle y le hacía quedar mal delante de otros actores más jóvenes que él. Nadie sabía por qué le aguantaba.
Quizás porque su amistad era más grande que un maldito día de rodaje.

David dijo...

-Marcos: Pues ya la conoces.
Un saludo.

-Quatermass: Eso depende de las aseguradoras, ¿no?
Y sobre lo otro... Ya ves lo que logras llorando un poco ;-)

-Pepe Cahiers: Sí. Pero bueno, era una relación un tanto extraña... O eso, o que Ford era bastante cabrito (que también).

Desclasado dijo...

¡Hostia, qué bonito!

Y al ver el título en mi blogroll venía comiéndome la cabeza a ver cuál decías que era el mejor papel de Wayne, y dispuesto a acusarte de sacrílego dijeras el que dijeras.
Mas desmontao, jajajaja.
Un abrazo rudo de vaqueros.

The Black Swan dijo...

"Duque" Wayne fue uno de los grandes, sobre todo en los films filmados por Ford y Hawks.
Hay una anécdota muy buena que aparece en un libro sobre Hawks, donde éste tras una conversación con Ford, decide llamar a Wayne y le dice: "Duqe, más vale que vengas, creo que se va a morir". Duque cogió un helicóptero y al día siguiente John Ford se murió.
Sin dudarlo "The Man Who Shot Liberty Valance" es una de las mejores películas de la historia del cine. Sus primeros 45 minutos son inigualables.
Tampoco dudo en que si tuviese que elegir un personaje de este film, sería el interpretado por Wayne: Doniphon.

Tomando prestadas unas palabras de François Truffaut sobre Ford:

"Y puesto que John Ford Creía en Dios: ¡God bless John Ford!... y de paso a Wayne.

David dijo...

-Ethan: No sé por qué, pero tu mensaje me lo habían guardado como spam... Cosas raras de blogger. Lo acabo de ver ahora.
Y sí. Es lo que tú dices...Aunque un maldito día de rodaje, vale. Pero cuando pasan a ser uno tras otro. Lo que le hizo en "No eran imprescindibles" fue muy-muy feo.
De todas formas, Wayne fueron muchos años, Wayne le debía haber pillado el tranquillo, y creo que más de una vez "frenó" a otros que se iban a largar del rodaje después de alguna de las salidas de Ford.
Pero bueno... los amigos se entienden entre ellos, así que mejor lo dejamos.
Un abrazo.

-Desclasado: Ah! Te ha pillado de sorpresa. Bueno, pocas veces te puedo coger desprevenido. Igual un día le pido a Blue una entrada y la coloco aquí a ver qué dices.
De vaqueros vale...de ovejeros, no (chiste privado, un día te lo explico).


-The Black Swan: Hola, bienvenido.
Esa anécdota la leí en el de "Hawks según Hawks" de McBride, así que supongo que la recordarás de ahí.
Sin dudarlo, de las mejores de Ford (para mí/y para ti, está claro).
Si tuviese que elegir no sé...si tuviese que quedarme con uno... con el de Vera Miles.
Y malcitando y llevando la contraria a Orson Welles:
"Me gustan los viejos maestros. Quiero decir: King Vidor, Frank Capra, Raoul Walsh, Murnau, Fritz Lang, Howard Hawks, etc... y ah! sí, también John Ford."
Un saludo.

miquel zueras dijo...

John Ford no comulgaba con las ideas fascistoides de John Wayne y Ward Bond pero mutuamente se apreciaban y respetaban. Esto es para tenerlo en cuenta, la amistad sincera por encima de todo. Borgo.

FATHER_CAPRIO dijo...

A los ojos del mundo cinéfilo (sin que se necesite ser demasiado experto) John Wayne y John Ford son algo así como Ramón y Cajal - permitirme la broma - indisolubles.

Pero lo mejor es que Wayne también sabía que su pasado, presente y el futuro de la posteridad, iban unidos al maestro.

El gesto le honra y es uno de esos instantes en los que el cine sirve para mucho mas que para pasar dos horas por mucho disfrute que suponga.

Gracias amigo.

David dijo...

-Miquel Zueras: Sí, tienes razón. Pero anda que no has traído un tema "complicado". Desde luego, por lo que he leído Ford era muchísimo más moderado que Wayne... peroooooooo... Para otra entrada ;-) Un saludo.

-Father Caprio: Ja,ja... Sí. Tienes razón.
Yo creo que hubo un momento en el que Wayne sabía que su presente y futuro le pertenecían más bien a él... pero creo que además de su amistad, sabía que con Ford hacía buenas pelis (y con Hawks o de vez en cuando con Hathaway; pero con estos no se rebajaba el sueldo para salir en las pelis, me parece).
Coincido contigo en lo del gesto.
No hay de qué y un abrazo ahora que te has puesto las pilas otra vez.

Paco dijo...

Nunca había leido un post tan cortito y tan completo. Si escribiera una biografía sobre Wayne, la titularía "El actor", con esta anécdota en el prólogo.
Genial, David. Un abrazo.

Antonio de Castro dijo...

Bonita anécdota, en la línea del homenaje improvisado de Wayne a Harry Carey en el último plano de "Centauros del desierto".
Me pregunto dónde coincidieron John Wayne y Gary Cooper, porque, que yo sepa, no hicieron ninguna película juntos.
Tengo ganas de imprimir y leer la entrada sobre King Vidor, un gran director del que no he visto demasiadas películas. Me gustó mucho su versión de "Guerra y paz". Curiosamente, hace un par de días soñé que volvía a ver "La pradera sin ley": en un plano se veían unas vacas pastando en la llanura, y en el plano siguiente seguían pastando... pero la llanura estaba cubierta de nieve. Cosas del subconsciente.

David dijo...

-Paco: Gracias. Otro abrazo para ti.

-Antonio de Castro: Lo de Cooper y Wayne sería en algunas vacaciones, porque como tú dices, creo que no coincidieron en pantalla.
¿Imprimir la entrada de Vidor?
No es para imprimir. Revísala primero. De hecho, no se centra tanto en Vidor. Aún no he visto "Guerra y paz"!!!!
Qué sueños más cinematográficos ;-)
Un saludo.

GCPG dijo...

David, Ford era un rojo... por lo menos una buena parte de su vida lo fue.

La anécdota muy buena. Wayne hasta el final siendo fiel a sí mismo y actuando como el maestro.
Curiosa relación la de ambos, Wayne imitando siempre a Ford y éste viendo en él todo lo que él no era y le hubiese gustado.

Y la foto que has puesto de la Taylor preciosa. Bonito homenaje ;-)

abril en paris dijo...

Hay homenajes en los que sobran las palabras..y esa foto lo es.
¿ Cómo se puede ser tan guapa sin romperse..?

La PD es por ti.:-P

David dijo...

-GCPG: No sé si estaba tan rojo de tomar el sol cuando rodaba westerns.
De lo otro... No voy a discutir. Demócrata progresista no es lo mismo que rojo... y con el tiempo fue haciéndose cada vez más y más conservador (lo cual importa tres para que sus películas siguieran siendo estupendas).
Un saludo.
PD: A ver si puedo leer mañana tu entrada de Fresas Salvajes (es una peli que me gusta mucho)...

marcela dijo...

Lo breve si bueno...lo grande si grande...mucho más grandes. Dos grandes hombres de los que pueden tropezar,porque se levantan más grandes.
Un beso, me ha encantado.

Myra dijo...

Hola, David. No conocía esta anécdota que cuentas. Me ha parecido preciosa. Wayne siempre tuvo mi simpatía.
No me importaría nada que alguien dejara sobre mi ataud un cactus..

Preciosa la foto con la que rindes tributo a Elizabeth Taylor. Me encanta Gigante.

Un beso

Blue dijo...

Aaaah...cambiaste la foto ¡Que maravilla!

;-)

David dijo...

-Marcela: Lo breve si bueno...se hace breve ;-) Un abrazo.

-Myra: Lo del catucs sobre el ataúd es un detalle precioso (a mí tampoco me importaría).
Ya he visto que te gustaba mucho Liz.
La foto que tú has puesto también es preciosa.
Un saludo.

-Blue: Las cambio de vez en cuando :-)

Josep dijo...

¡Vaya! Pensé que había dejado un comentario, vengo a leer la respuesta y nada de nada: quiero decir que no lo dejé. Bueno, pues lo dejo ahora.

Los tipos grandes suelen ser también grandes amigos; y un amigo de verdad es capaz de ponerse siempre en ridículo para ayudar a un amigo. Y si hay mucha gente delante, mejor. Luego se maldecirían en el descansillo del rodaje, pero se querían. La amistad es algo muy grande. E infrecuente, también.

Un abrazo.

Möbius el Crononauta dijo...

El Duque tenía clase, toneladas de clase.

David dijo...

-Josep: Así que aunque un amigo te maldiga o se porte mal en ciertas ocasiones... hay que quererle, ¿eh? uuuuummmmm...
Sigue tus palabras, que yo ya he empezado a maldecirte ;-)
Un abrazo.

-Möbius: Estoy de acuerdo.
Un saludo.

Jaime Sirvent dijo...

Joder, ¡qué anécdota tan bonita!, me he emocionado al leerla. Saludos.

David dijo...

-Jaime: Hola! Me alegro de que te haya gustado. Saludos.

fiona dijo...

Y a mí que el Wayne nunca me ha caído muy bien...pero mira, esta anécdota le suma puntos.

Dickson dijo...

Este hecho, que desconocía, es la mayor muestra de fidelidad y respeto que he visto leído u oído en mucho tiempo.

Te felicito por el blog y ahora que lo sigo, prometo comentar a menudo. Sólo si te apetece, puedes visitar el mío. Hasta pronto.

David dijo...

-Fiona: El Wayne tenía sus cosas buenas y sus cosas malas (como todos). Gracias por tu visita (me da que sé de dónde vienes (ja,ja).
Un saludo.

-Dickson: Bienvenido. Comenta cuando quieres y gracias por tu comentario.
PD: Más que si me apetece...si encuentro tiempo.

Javi dijo...

Debían ser como hermanos. Una anécdota muy chula. La verdad es que cuando leí la entrada, el título, creí que hablarías de alguna peli de Wayne dirigida por Ford en la que el actor hubiera hecho una de sus mejores interpretaciones, pero no fue el caso. Si fuera el caso, y aprovechando la ocasión, yo hubiera dicho posiblemente El hombre tranquilo, o Centauros del desierto.
Un saludo, David. Buena entrada.

David dijo...

-Javi: Si fuera el caso yo hubiera dicho esas dos... o Misión de audaces, o El hombre que mató a Liberty Valance, o Rio Bravo, o...
Un saludo. Gracias.

Javi dijo...

Es cierto, David... tiene unas cuantas ;)

Insanus dijo...

Joder, qué anécdota más bonita. Los pelos de punta.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...