martes, 19 de octubre de 2010

El reloj de cuco no marca correctamente.


Harry Lime: Recuerda lo que dijo aquel: En Italia durante treinta años bajo los Borgia tuvieron guerras, terror, asesinatos y baños de sangre, pero tuvieron a Miguel Angel, Leonardo Da Vinci y el Renacimiento.  En Suiza tuvieron amor fraternal. Tuvieron 500 años de paz y democracia. ¿Y qué es lo que eso produjo? El reloj de cuco. Hasta la vista, Holly.


AÑADIDO: Sí, una cita genial y memorable (en el sentido de que puede recordarse)... Pero lo cierto es que en Suiza tuvieron a una panda de desalmados que podían comercializar con el oro de los judíos y el régimen nazi, abrir sus fronteras para que  pudieran pasar hacia Alemania trenes cargados no de mercancía, precisamente... y que tenían el bonito detalle de devolver a aquellos judíos que escapaban por la frontera y tal vez carecían del dinero suficiente para evitar ser expulsados. Y no dudéis de que en épocas anteriores tendrían los mismos problemitas (en mayor o menor medida) que en otros países europeos.
La mierda de Suiza me huele peor que la de otros países... Tal vez porque la han escondido durante demasiado tiempo.
Cuando pasó lo de Polanski ... recordaba cosas como las que os he dicho más arriba. El director puede veranear durante años y no pasa nada, pero en el momento en el que Estados Unidos pide las cuentas de aquellos de sus "ciudadanos" que evaden impuestos hacia el país del reloj de cuco, le entregan al director polaco a cambio. Si ahora dicen que no lo van a extraditar ya os digo que será porque tal vez han entregado a otros.  La famosa neutralidad suiza. Pero es sólo mi opinión.

13 comentarios:

MrMierdas dijo...

BRAVO,BRAVO Y BRAVO...!!!

Genial las palabras de Harry Lime, es una de mis citas preferidas, y para mí tiene más razón que un santo.

Respecto a Suiza, siempre me han dado un asco tremendo, como casi todos los países no mediterraneos de europa.

Gran entrada David!!!
Por cierto, recordar que no nos quieren, ni nos han querido nunca...que no os cuenten milongas!

Josep dijo...

Y, además, el Idiazábal, el Cabrales y la Torta del Casar son mucho mejores que cualquier queso suizo. Y no tienen ni pizca de vino. Y el aceite de Les Garrigues lo pagan a precio de oro (eso sí: cuando se lo compran a los italianos)

Se jodan...

Saludos.

CINEXIM dijo...

oooooooooooooohhhh sobresaliente entrada!!!

Bueno, ya se sabe que la mítica frase NO pertenecía a la novela de Graham Greene, sino que era cosecha del monstruo Welles.¡¡¡Grande!!!!

Realmente me dio mucha rabia el arresto de Polanski, por cierto ¿conoces el documental Roman Polanski: se busca? Sensacional.

(continúa)

David dijo...

-Mr.Mierdas: Pues gracias. Me alegro de que te haya gustado...

-Josep: Ay, Josep. Después de leer el anterior comentario y ahora el tuyo... a ver si me va a presentar una queja formal la embajada suiza por esta entrada (ja,ja)

-Cinexim: Pues gracias también. Ya lo sabía. Ahora me doy cuenta de que igual tenía que haberlo añadido a la entrada.
El documental lo conozco y había leído que estaba muy bien, pero no lo he visto todavía. Iba a pillarlo con EL País, que lo sacaron por 1 euro, si no recuerdo mal, pero se me pasó. Ya lo pillaré.

Marcos Callau dijo...

Qué grande Welles!. Desconozco Suiza, pero creo que viajaré hasta allí alguna vez, por aquello de ver los Alpes.

Mr. Lombreeze dijo...

Suiza está tan podrida que ni siquiera Hitler se atrevió a invadirla (aunque el potente ejército suizo tuvo peso a la hora de disuadir al Führer).
El Papa se rodea de suizos, con eso está todo dicho.
Suiza consideraba que ayudar a los judíos era una violación a su neutralidad. Una excepción a lo que cuentas de los judíos fue la figura del gran Paul Grüninger, Justo entre las Naciones. Os recomiendo el documental El affaire Grüninger.

eduardo dijo...

Bueno David, a mí no me gustan los suizos, en general no me gutan los bollos, pero si nos remontamos a los nazis y sus colaboradores es verdad todo lo que cuentas, pero tampoco hay que olvidar a los alemanes, claro, y a los polacos, y a los rusos, que si no recuerdo mal firmaron algún acuerdo con ellos, y como no a los americanos del norte, con la intocable IBM y su soporte al exterminio, y por supuesto a los italianos y españoles, con nuestros monstruos particulares, y... la lista es larga...

Por cierto, que no solo el reloj de cuco, creo que también inventaron un caramelo ¿no?, algo de cola o no sé qué.

Josep, se te ha olvidado el picón cántabro ¡qué queso, por Dios!

David dijo...

-Marcos Callau: Bueno, al margen de lo que diga en el post, a mí también me gustaría conocerla (ja,ja).

-Mr.Lombreeze: No he visto el documental que mencionas. Estoy leyendo de qué iba la cosa... Qué vergüenza... Así paga el país al buen hombre...Sin comentarios.
Yo vi dos documentales que trataban el tema de su "neutralidad" en la I y II Guerra Mundial y me quedé un poco a cuadros, así que vamos... Igual mencionaron su caso, pero lo he olvidado.
También leí el libro de Jean Ziegle (suizo) donde contaba cómo se lo montaba Nestlé y algunas de las cosas de su país... y bueno... pues eso.
Un saludo.

-Eduardo: A mí más que los "suizos", me gustan los "mexicanos". ¿Recuerdas?
Y no, no olvido a nadie.
Ni a la CIA de los norteamericanos contratando a nazis durante la guerra fría, ni a todos los que mencionas... No se salva nadie. Pero es que de Suiza han dado una imagen durante años en el sentido de que sí se salvó de aquello...y como se va sabiendo, no fue así.
Yo de quesos no entiendo (ja,ja).
Un saludito.

Lughnasad dijo...

Genial la frase de Welles, ¡adoro a ese tipo!
En cuanto a Suiza qué decir que no se haya dicho.
Bueno decir que yo sí he estado (hace más de 20 años) y que aquello era una especie de estado policial en el que todo estaba perfecto, no había bullicio en la calle, ni papeles tirados. Vas al bosque y todo está impoluto, pero debajo de todo eso, hay algo raro. No pude averiguar que era, pero algo huele a podrido en Suiza.
Por cierto, os habéis olvidado del "invento" del chocolate suizo, delicioso.
Saludos

Kinezoe dijo...

Un detallito: por lo visto, el reloj de cuco no es suizo sino alemán. Me acabo de enterar...

Del tema Polanski prefiero no opinar por no exaltarme demasiado a estas horas de la tarde y recién merendado. Y Suiza la conozco muy poco (más bien nada).

Abrazos y feliz jueves.

David dijo...

-Lughnasad: Y en Dinamarca, según decía Shakespeare, y en mis botas según dice mi mujer. Yo no me había olvidado, que ya he mencionado lo de Nestlé en un comentario.
Un saludo.

-Kine: Pues vaya. No tenía ni idea. Esas cosas de ls que te enteras y de qué maneras...Ya me contarás...
Suiza la conozco el doble que tú (nada de nada).
Un abrazo, y como el jueves se acaba... feliz jueves y viernes.

abril en paris dijo...

La parrafada de Harry Lime-Welles es impresionante..¡ bueno toda la peli ! pero lo de Suiza era y es raro raro..¿ neutral ? ¡ Vamos hombre..! El dinero y nada más que el dinero, aunque lo envuelvan en papel de plata y huela a chocolate ( que por cierto eso si que es buenisimo )Heidi y su abuelo ¿ estaban de acuerdo ? o ¿ eran los Alpes Austriacos ?..
Un saludo ;-)

David dijo...

abril en paris: Hola! y bienvenida. El dinero a chocolate no creo que les huela... ese dinero debe oler mal... a sucio...pero sí, el otro chocolate les sale bien.
Otro saludo para ti.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...