jueves, 14 de octubre de 2010

CUENTO PRENAVIDEÑO.

Esta mañana, de camino al trabajo que ya no tengo, he empezado a leer Canción de Navidad de Charles Dickens (en la colección Anaya Tus Libros) y me he encontrado con un texto que me ha llamado la atención.
Supongo que todos conoceréis esta historia, que ya había visto durante mi niñez y adolescencia en todas las versiones posibles para la pequeña pantalla (telefilm, dibujos, marionetas, etc...) pero que aún no había leído. Si es así,  todos estaréis familiarizados con el viejo Scrooge.
Pues bien, hay un momento durante el que el espíritu de sus navidades pasadas le muestra algunos retazos de su vida años atrás... Entre estos, la celebración navideña que montó su jefe y cómo se comportó con Scrooge cuando él aún trabajaba de aprendiz.
Cuando el espíritu se burla irónicamente de la celebración de su jefe, pues asegura que le ha costado bien poco (tres o cuatro libras, quizás), Scrooge reconoce los motivos de sus juveniles elogios.

- No es eso- replicó Scrooge, molesto por la observación y hablando inconscientemente como si fuese el de antaño, no el de ahora - . No es eso, espíritu. Él tiene la posibilidad de hacernos felices o desdichados, de hacer que nuestro trabajo sea agradable o molesto, un placer o un sacrificio. Dirás que esa posibilidad se reduce a palabras y a miradas; a cosas tan ligeras e insignificantes que es imposible sumarlas y contarlas, ¿qué más da?  La felicidad que nos proporciona es tan grande como  si costara una fortuna.

Traducción  de Santiago R. Santerbás.

AÑADIDO:  Hoy me han despedido. Han traído la carta de despido porque no he superado el período de prueba de trabajo (siete días han bastado). Lo cierto es que aquel que estaba por encima de mí (a pesar de que ni trabajaba allí, cosa paradójica, porque no ostentaba cargo alguno, aparte de cobrar 300 euros por limpiar el local sin declararlos) no ha hecho que mi trabajo fuera más agradable, sino molesto, no ha hecho que fuera un placer, sino más bien un tormento... Y sus gritos, más que palabras, así como estos cuatro días que ha tenido para exponer que éramos mundos distintos (y que si él fuera como yo se suicidaría) deben haber servido para que me "despidieran" sin atender mucho a lo que yo pudiera decir o haber hecho. 
Lógico por otra parte, ya que yo llevaba ahí una semana, y él más de once años, y ese lugar se montó exclusivamente para él. 

Así que supongo que estas navidades me visitarán tres espectros:
- El de mis irresponsabilidades pasadas en las que ni trabajé ni estudié lo suficiente como para conseguir un trabajo estable.
- El de mi desempleo actual.... y...
Espero que la cosa acabe tan bien como lo de Dickens... Pero, esperad. ¡Scrooge no soy yo!, ¿no?

Feliz Semana a todos, ya que aún no es Navidad.

31 comentarios:

Crowley dijo...

Amigo David,
como ya te he dicho, no lo entiendo. No entiendo cómo gente inepta ostenta cargos e inmunidad en todas partes en nuestro país y gente competente y decente se ve humillada sin poder tan siquiera dar réplica.
En cuanto a tu pregunta, ese Scrooge es el barbas ese con mirada de loco que te ha hecho la vida imposible (y a otros antes que a ti). Decir cosas como que si fuese como tú se suicidaría, ya es suficiente para hacernos una idea de qué tipo de personaje te ha tocado soportar...
Mucho ánimo y mucha paciencia. Aunque no creas que haber estudiado en tiempos pasados te garantiza nada, créeme. Aún así, la cultura y la sapiencia que atesoras, es mayor que la de muchísimos licenciados de cualquier carrera. Y eso vale mucho. Y por mucho que te esfuerzes en un trabajo, tampoco te garantiza que te dejen allí de por vida, y si no que se lo digan a San E.R.E.
Paciencia, ánimo (repito lo que he dicho otras veces, ¡qué fácil es decirlo!) y un abrazo enorme. Sabes dónde encontrarme para lo que necesites.

CINEXIM dijo...

Lamenté mucho tu último post donde me contabas un poco tus desventuras en el nuevo trabajo y con ese tipejo que estaba por encima y que supongo que cada mañana cuando se mira al espejo se sonríe al sentirse satisfecho de sí mismo por ser como es.

Ahora supongo que de nuevo vuelta a empezar. Así que yo también quería mandarte ánimos: ya verás como todo se arregla pronto. Tú vales mucho.


Recibe un fuerte abrazo!!!

David dijo...

-Crowley: Muchas gracias por tus palabras. Lo de Scrooge lo digo porque si creo (obviamente) que él se acerca más al personaje que yo, lo que quería decir es que para quien acaba bien la historia es para él... y entonces... a ver qué me pasa a mí.
Gracias por tus palabras, de verdad.
Y no atesoro ni tantan cultura, ni tanta sapiencia, lo digo en serio. Sí tengo un título de licenciado (en publicidad)... de una carrera que dejé colgando a falta de media asignatura tal vez durante demasiados años (a cosas como esas me refería). Muchas gracias por lo que dices. Otro abrazo para ti.

-Cinexim: Jo, cuando dejé aquel comentario en tu post acababa de tener esa tarde una bronca tremenda. Iba con la intención de comentar el post, pero como me pasó en el blog de Blue , la cabeza me pedía desahogarme. Gracias también por tus palabras y por tus ánimos.
Otro fuerte abrazo de mi parte!

Mikel dijo...

Dickens siempre da en el clavo... Además, hay fantasmas y fantoches por todas partes. Otro abrazo, David. En fin, lo que no puede ser, no puede ser, no le des más vueltas.

Blue dijo...

Bueno, pues se ha acabado la pesadilla. Ahora a otra cosa.
El primer espectro no creo que te visite porque nunca se trabaja ni estudia lo suficiente como para conseguir un trabajo estable y menos en estos momentos.
Encontrarás ese "lugar agradable"...seguro.
Un abrazo.

PEPE CAHIERS dijo...

Donde yo trabajaba eramos muy pocos los que cumpliamos, pero al final todos fuimos igualitariamente a la puñetera calle. Animo y paciencia, porque ahora mismo es lo único que puedes hacer. Ya vendrán tiempos mejores, porque los peores, bueno, los peores los tenemos delante de las narices.

lokodatar dijo...

"aquel que estaba por encima de mí"
Borra esta línea por favor.

David dijo...

Mikel: Muchas gracias. Y sé que tienes razón en lo de no darle vueltas...pero hasta que me dé cuenta, pues bueno...

Blue: Gracias también, como ya te he dicho. Y sí, a ver si "a otra cosa". No estoy yo tan seguro, pero bueno, espero que tengas razón.

Pepe Cahiers: Gracias, Pepe. Espero que vengan para todos.

lokodatar: Ja,ja... Mira que me has hecho sonreír y todo con ese comentario. Pero es así...de "hecho", y aunque no constara en ningún lado en mi contrato, y él no trabajara allí (aunque estaba todo el tiempo), él estaba por encima de mí, haciendo de jefe, autoritario y déspota aunque se llenara la boca con frases como "yo no mando, a mí no me gusta mandar, yo aquí no trabajo..." etc...
Estaba por encima de mí laboralmente y por eso las cosas han terminado como han terminado.
Un saludo y gracias por tu comentario.

PAblo dijo...

No se puede decir mucho más allá que mantengas el animo alto y perseveres en la búsqueda. Aunque ahora te parezca difícil llegará un momento en que encuentres un lugar donde encajes y te encuentres a gusto.

No sólo el mundo del trabajo sino cualquier circunstancia de la vda está llena de Scrooge. Lo importante es no acabar convirtiéndose en uno a mí entender.

Impacientes Saludos.

Marcos Callau dijo...

Siento que te hayas topado con un tipo así, David. En fin, espero que no te encuentres más fantasmas en días venideros y, si ha de ser así, que sean los de Dickens.

PD Yo tampoco he leído el cuento de Navidad pero he visto muchas versiones.

ANRO dijo...

Borra lo de mi mail, DAvid, no había pasado por tu blog y acabo de enterarme...¡joder, qué tipos andan por ahí!
Supongo que la vida da a veces unos palos tremendos así que es conveniente proveerse de un buen palo de Beisbol y tratar de golpearla nosotros.
Quiero decir que tras un tropiezo hay posibilidad de levantarse de nuevo y si se nos han roto las patas, éstas se arreglan y más tarde o más pronto volvemos a pisar firme.
Yo lo espero por tí, amigo. Y no evoques la navidad, porque todavía no ha llegado.
Un abrazote.

MucipA dijo...

Hola, David!
Aunque te extrañe mi presencia aquí yo soy una de esas seguidoras en silencio de las que hablabas en uno de tus posts hace tiempo.
Muchas de tus entradas las leo y no las comento porque me aplico eso de que escribir en un blog por quedar bien no tiene sentido. No sé, leí aquello que predicabas sobre la lectura de los blogs y no me he atrevido a comentar si no es para decir algo relevante, jajaja
En fin, hoy escribo este comentario porque me apetece unirme al resto de lectores para desearte ánimos y expresar mi rabia por la existencia de personajes como el que aquí describes.
Por cierto, parece interesante este cuento navideño (habrá que hacerse con él).
Un saludo

MrMierdas dijo...

Ánimo David!!! Anda y que le den por el culo al curro y al puto subnormal que te ha tocado aguantar!!! Mira me pongo malo. De verdad!!!Lo pasado, pasado, en el presente fuerza y el futuro como dice mi padre, cambia en un segundo!!!

David dijo...

-PAblo: Gracias. Y tranquilo, que sé que llegará un momento en el que encontraré ese lugar. La urna no será muy grande (es broma, claro). Ahora en serio, gracias de verdad y tienes toda la razón en que lo importante es no convertirte en un Scrooge (o sí, pero cuando se ha "reformado"). Impacientes saludos.

-Marcos Callau: Más lo he sentido yo, Marcos. Los de Dickens son mucho más agradables sin duda. Y sí, supongo que has visto tantas versiones como yo. Pues bien, el original es la mejor versión de cuantas he visto. Más que recomendable (por algo es un clásico)

-ANRO: Pues sí... Anda suelto cada uno. Hay otro que nos martiriza con post que tienen la coletilla de continuará y nunca sabemos cuándo.
Trato de verlo con humor, porque el palo, como bien dices, ha sido tremendo. Y si la cosa no cambia rápido lo sentiré dentro de bien poco y tal vez lamente estar aquí bromeando sobre el tema (pero ahora no quiero amargarme más de lo que lo he hecho estos días).
Lo de la Navidad... si se adelanta ese centro comercial diciéndonos cuándo es... yo bien puedo decir que ya es Navidad en mi corazón (y más con Dickens). Otro abrazote para ti.

-Mucipa: Hola, Mucipa. Pues sí, me extraña un poco, pero bienvenida siempre que quieras pasar por aquí, por supuesto.
Yo siento confesar que no sigo el tuyo (más que nada porque tengo ya tantos, que lo cierto es que no llego ni a los que sigo). Y bueno, sólo decirte que muchísimas-muchísimas gracias por tu comentario y tus ánimos. Es un comentario totalmente relevante (al menos para mí, te lo aseguro).

-MrMierdas: Ja,ja,ja (pero totalmente cariñoso, MrMierdas). Muchas gracias por tu apoyo y anda que no me he reído con tu comentario y además he pensado que tienes más razón que... Yo no lo hubiera expresado así (ni mejor tampoco, quede claro). Un abrazo de mi parte.

Josep dijo...

Me ponen malo estas historias, David, y más cuando les ocurren a gentes que aprecio: este país está lleno de incompetentes haraganes que para lo único que sirven es para poner trabas y joder al personal valiéndose de un carné: porque seguro que el cabrón ése tiene carné. ¿a que sí?

Que le den, y tú no te dés por vencido.

Un abrazo.

CINEXIM dijo...

Plegaria atendida!!!!

Bueno tenías toda la razón, el tema elegido iba a ser Maybe This Time, que es mi favorito. Entonces me he percatado que el código de inserción estba desactivado. He intentado por todos los medios subir el video, es por ello que has podido ver la actualización, pero en realidad tan sólo era el título, estaba vacía.

Más tarde he comprobado que TODOS los videos de Cabaret estaban desactivados, pero me las he ingeniado para subir finalmente Mein Herr, pues además tenía la fotaza de la Liza interpretándola. Ya verás cuando la vea Henry, jajaj.


Un abrazo!!!

David dijo...

-Josep: No, no tiene carné, porque es "antisistema", él se ha "custionado" todo y no es como los demás. Gracias por tus ánimos y otro abrazo para ti.

-Cinexim: Espero no derramar lágrimas ;) Pues ahora mismo voy a verla. Al final, todos los temas son geniales en ese film.
Un abrazo.

Bruja Truca dijo...

Siento que te hayas encontrado con semenjante personaje despreciable. Hay gente que no se siente mejor consigo mismo si no es machacando a los demás (casi siempre por su comlejo de inferioridad)

No te martirizes por lo de no haber terminado tu carrera. Yo la terminé y tengo un trabajo de tres horas. Y no estudié para poner comida y fregar platos, pero es lo que tengo. Y conozco a tipos ineptos que trabajan en la misma empresa, que se equivocan todos los días, que me dan problemas a mi dia si y dia también, pero que son familia del jefe y son intocables.

Ánimo David, lo importante es no tirar la toalla y para eso hay que tener la cabeza fría. Mucha suerte.

desconvencida dijo...

Vaya, acabo de leer esto, me sumo a los ánimos, espero que la próxima vez tengas más suerte...

David dijo...

-Bruja Truca: Muchas gracias por tu comentario. Lo del complejo de inferioridad no sólo lo apuntas tú. Otra persona que le conoce, cuando alguien le comentó que andaba a gritos conmigo, sugirió exactamente lo mismo.
Bruja, la carrera la terminé... más de diez años después, pero la acabé... Aunque para lo que me ha servido.
Ya siento lo que comentas de tu curro. Espero que también pueda cambiar la cosa y que tampoco tires la toalla. Mucha suerte para ti también.
Un abrazo.

-Descovencida: Lo mismo espero yo, pero no sé, no sé...

Lughnasad dijo...

Nada más puedo aportar, que no se haya dicho, pero eso sí te mando todo mi apoyo, que eso nadie lo puede haer por mi.
Ánimo, fuerza y tesón.

William De Baskerville dijo...

No, no eres Scrooge, eres uno de los motivos por el que tuvieron que tirarle de las orejas a Scrooge.

Pd: Gracias por recordarnos el cuento. (que nunca esta de mas).

David dijo...

-Lughnasad: Muchas gracias.

-Henry: Eso me parece a mí, pero no me apetece que este individuo aparezca por mi casa con un pavo, eso también te digo. y Scrooge al menos no gritaba como un energúmeno.
El cuento es maravilloso. Mil veces mejor que cualquier adaptación que hayas podido ver.

WODEHOUSE dijo...

Animate, tú no encajas en un trabajo donde te hacen sufrir absurdamente. Tarde o temprano te hubieras ido tu. que les den por saco. Veras como hay algo digno de ti a la vuelta de la esquina. un beso. muy grande.

Almudena dijo...

Pues bendito sea ese despido, David. Es lo mejor que podía pasar, ya que no eras nada feliz en ese lugar y no parece que te trataran bien. No sé si te visitarán los dos primeros espíritus estas navidades. Pero seguro que te visitará el tercero y encontrarás tu propio camino. Un beso, querido amigo

David dijo...

-Wode: Gracias, Wode. Eres majísima. Otro beso para ti.

-Almu: A ti no te tendría que responder aquí. De hecho te tendría que haber llamado por teléfono...Pero he contado el asunto tantas veces a los amigos cercanos (hoy precisamente he estado con Miren)... que te olvidas a veces de que otros amigos (y de los más queridos) están también cerca a pesar de la distancia. Un beso y un abrazo muy fuerte. Me ha hecho mucha ilusión encontrar tu comentario.

egoitzmoreno.com dijo...

vaya por dios...

en fin, ánimo y paciencia.

David dijo...

-Egoitz: No queda otra. Gracias.

Kinezoe dijo...

Siento mucho lo del trabajo, David. Qué podría decirte yo... que para todo hay que tener SUERTE en esta vida.

¡Ánimo!, ya saldrá otra cosa. Por lo que has contado, y de haber continuado, esto sólo te habría hecho pasar malos ratos. Míralo por el lado menos malo...

Un abrazo y buena semana ;)

PD: Por cierto, nunca leí el cuento. Tomamos buena nota.

David dijo...

-Kine: Muchas gracias!!. El cuento es más que recomendable. Otro abrazo, y deseo lo mismo para ti.

Möbius el Crononauta dijo...

Jodidos tiempos estos... en fin, qué puedo decir yo. Que tengas suerte, la busques, te llenes de ánimo, y hacia adelante.

Y como se dice por ahí, que ahora buscar trabajo sea tu trabajo, hasta que lo encuentres.

Y te deseo que sea pronto.

¡Feliz semana a ti también!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...