lunes, 6 de febrero de 2012


El escritor Jonathan Littell, de quien sólo he leído algunas entrevistas cuando publicó "Las benévolas", comentaba que odiaba hacer entrevistas  a la hora de promocionar un libro para los medios de comunicación porque las preguntas siempre solían ser las mismas, demostrando la falta de originalidad de los entrevistadores, y  que esto acababa siendo monótono y aburrido para el entrevistado.


A lo que añado que no sólo para el entrevistado. Durante muchos años, si leía entrevistas en diferentes medios de alguien que o bien sacaba un disco,  una novela o  acaba de dirigir o aparecer en una película, me daba cuenta de que las preguntas y las respuestas tendían a ser muy similares. Igual que Littell, acababa aburriéndome al  leer la misma entrevista con ligeras variaciones después de tres o cuatro veces.


Además, las entrevistas siempre eran breves y no iban más allá de los cuatro tópicos sobre los que giraba la vida o la personalidad del entrevistado y lo que estaba promocionando.
Así que terminé detestando ese tipo de entrevistas.
Pero claro... cuando te encuentras con otro tipo de entrevistas...la cosa cambia.


Todo el mundo conoce el libro Hitchcock-Truffaut.  Pero hay otros libros de entrevistas que he disfrutado tanto como ese o más todavía. El de Hawks según Hawks (la entrevista la hace Jim McBride), el de Conversaciones íntimas con Truman Capote (de Lawrence Grobel).
Pero para leer una buena entrevista no sólo podemos recurrir a los libros. 
La revista U  publicó en su día unas estupendas entrevistas con autores de tebeo que merecen mucho la pena. Seguían el ejemplo de una revista sobre comics americana, The Comics Journal, con la que puedes estar de acuerdo o no con su política editorial, pero a la que no se le puede dejar de reconocer la cantidad y calidad de las entrevistas que ha ofrecido a lo largo de su historia.


Y probablemente sea la que hay entre el editor Gary Groth y el dibujante Gil Kane entre los números 186 y 187, mi favorita de todas las entrevistas que he leído. Sí. Más que la de los libros que os he citado. La entrevista definitiva.  No porque Gil Kane sea mi autor favorito de tebeos. En realidad, más que autor completo, era un dibujante al servicio de guión ajeno. Y como dibujante, ya os digo que no estaría entre mis cinco favoritos (aunque igual sí entraría entre mis diez; pero tampoco lo tengo tan claro).  Tampoco porque esté de acuerdo con lo que expone... 
De hecho, hay muchas veces que no estoy de acuerdo con las ideas de Gil o sus puntos de vista, como ocurre aquí: 
"Eisner siempre se vio a si mismo en términos elevados, y se dedicó continuamente a apoyar esa idea. Está seriamente obsesionado con la idea de hacer algo más importante, de dejar alguna huella. Es un artista serio. Para el estándar de los cómics. Pero, ¿ es su trabajo serio para un estándar literario?"

Comparativa que me llevó en su día a la que hizo no sé muy bien si George SteinerAlain Finkielkraut Magnus Enzesberger (no voy a ponerme a buscarlo ahora) entre la poesía de Rilke y la de Bob Dylan. Por supuesto, la de Rilke tenía más categoría (¿acaso lo dudabáis?).



Por cierto, Abril. Igual tienes un motivo para leer algo de la entrevista. ¿Sabes de quién fue vecino Gil Kane? La respuesta, aquí.

6 comentarios:

abril en paris dijo...

Mira David ¡ yo te mato..! ¿ Ves lo que ocurre cuando subes tantas entradas a la vez? ¡Se pierde uno la mejor..! jiji :-P
Estoy de acuerdo en todo eso que dices de las entrevistas de hecho a mi me gustan ciertos libros escritos de ese modo. El de Truffaut a Hitch y el Cameron Crowe a Wilder pongo por caso.. y ahora te digo :
¿ asi que Paul era el modelo de Gil Kane para su Literna Verde..? No sé si lo sabia ahora que lo leo pero solo encuentro cierto parecido en la boca y no en todas pero me ha encantado saberlo y leerlo en ese blog amigo tuyo.( la admiración provoca esto..)
Todo encaja porque efectivamente vivia por alli y empezó con Picnic y lo de su hijo Scott..¡ en fin ! ¿ qué puedo añadir ? Que como modelo no tenia rival...ainsss

¡Mil gracias por el enlace, interesante y curioso !

Un abrazo.

P.D. A ver si no nos "bombardeas" así que uno se despista..

abril en paris dijo...

Y por mi enlace ...uppsss

David dijo...

Ja,ja,ja...
Bueno... ya te hubiera avisado otro día si veía que no la encontrabas al final.
La verdad es que en la entrevista él no dice que lo utilizara como modelo, pero es algo que siempre se ha comentado. Además, en unos añitos, Gil progresó tanto como dibujante que lo que está claro es que cuando le "da" un rostro más o menos definido al personaje, creo que al final tiene poco que ver con Paul Newman. Pero por otra parte es probable que se inspirara en él... No sé..
Es un poco como cuando Moebius hace Blueberry. Su personaje se parecía a veces a Jean Paul Belmondo...pero cuando Giraud progresa TANTO como dibujante, le da un rostro definitivo al personaje que tiene poco que ver con el actor, ¿no?
Me acordé del de Wilder y Crowe. Un amigo me ha dicho que está muy bien...pero es que aún no lo he leído.
No hay de qué...
Un abrazo.

Josep dijo...

¿No te he dicho mil veces que no hagas esto? Si te tuviera a mano, no te librabas de un capón. Así que hazme el favor de autoinflingírtelo tú mismo: ¡va!

¿Ya? Vale.

Si te gusta el género de entrevistas, te puedo recomendar dos excelentes entrevistadores: en youtube puedes ver varias entrevistas de Joaquín Soler Serrano a diferentes personajes: de lo mejor que he visto en la tele.

Y escritas, busca las de la periodista italiana Oriana Fallaci. Recuerdo especialmente una a Kisinger, otra al fallecido Sha de Persia y otra al Dalai Lama, verdaderas joyas...

Un abrazo.

p.d.: esa cabecera de los X es muy fea, máxime cuando hace poco hallé los ejemplares que guardé de Vampirella, con carátulas de uno de los mejores españoles....

David dijo...

-Josep: Ya sabía yo que ibas a protestas. Siempre igual.
De lo de Joaquín Soler no tenía ni idea (la tele no la veo mucho, por no decir apenas nada). El de Oriana Fallaci... Cuando tenía como 14 ó 15 había uno de ella en casa de mis abuelos paternos. Lo ojeé...pero no me interesó en aquel momento.
PD: La cabecera podrá no gustarte, pero hazme caso cuando te digo que el autor de la cabecera estaba en esa época en uno de sus mejores momentos... y lo que es como autor de tebeos...a bastante distancia del de Vampirella (cuyas historias, a pesar de ¿era Goodwin?, eran bastante tontas.
Otro abrazo.

Josep dijo...

Por eso, porque sabía que lo sabías, no he querido defraudarte, no fueras a tener un disgusto después de haber metido ¡cuatro entradas! en una sola, atentando de nuevo a toda lógica....

Soler Serrano fué represaliado a principios de los ochenta y desapareció de la tele, pero lo que queda, permanece: puede que sea por la calidad de sus entrevistados, puede que sea por su forma de trabajar, concienzuda y tranquila, pero no he visto cosa igual.

De Vampirella me refería a las portadas, algunas de José González, al que ya supongo conocerás. Los guiones flojos, flojos, sí.

La Tilda es un crack, eso sí... :-)

Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...