lunes, 22 de noviembre de 2010

IDEA PARA UN CORTOMETRAJE.

Ando dándole vueltas desde hace tiempo a una idea para un corto... pero no hay manera de que me ponga a escribirla. Lo cierto es que hace más tiempo todavía que no escribo nada aparte de las entradas de este blog (si es que a esto se le puede llamar escribir) así que dudo mucho que vaya a hacer algo con ella.

Supongo que podría desarrollarla a modo de cuento, pero el caso es que la veo más bien como un cortometraje y no quiero salirme de ahí. Ya sabéis, uno de esos cortometrajes pretenciosos y sin sentido en los que no se sabe muy bien por qué te cuentan una historia como la que te están endilgando.
Como está claro que  no voy a escribirla... os cuento un poco de qué va, por si alguno de vosotros quiere intentarlo.

El título provisional en el que había pensado era: "NO ESTÁS INVITADO."  y la cosa seguiría más o menos así...

Una madre acompañada de su rellenito hijo de unos 7-8 años de edad entra en un parque infantil cubierto de esos en los que durante los días lluviosos o en las fiestas de cumpleaños los padres arrastran a los niños... o al revés, no lo sé.
La madre entra en la sala infantil y el lugar esta vacío en lo que a chiquillería se refiere. Sólo están las cuatro monitoras-encargadas del local. Al niño no le importa que no haya otros niños, y comienza a jugar él sólo en el recinto. Se mete en la piscina de bolas, gatea por los túneles de plástico.  De repente, a la madre (que deducimos por la conversación con las encargadas del local que es habitual del centro) le suena el móvil. Debe marcharse inmediatamente. Habla con las cuidadoras y éstas le dicen que no hay problema, que se hacen cargo del niño si ella vuelve en una hora como dice... y que probablemente hasta más tarde no lleguen otros niños.
 Así que nuestro protagonista, al que llamaremos..uuummm...no sé, Inadaptado, por ejemplo... se queda sólo después de que su madre le da un beso y le dice que vuelve enseguida.
Y en el momento en el que sale la madre, otros niños, algo menores que nuestro Inadaptado (llamémosle Ina, para abreviar) y todos con uniforme azul o negro de colegio concertado entran en tropel, porque vienen al cumpleaños de... uuummm.. Jorgito. Y todos se quitan sus chaquetas y entran en la piscina de bolas.. Y se encuentran con nuestro Ina, y éste juega con ellos con esa facilidad con la que los niños pueden hacer amigos o enemigos en un santiamén. Y el tiempo pasa en dos-tres planos y vemos a todos jugando y pasándolo bien (al fondo veremos a algún niño o niña llorando porque otro le ha tirado una bola a la cara o le ha pegado y a otro gritando que cuándo dan los regalos) ... y entonces suena una voz por la sala diciendo que todos los niños del cumpleaños de Jorgito vayan a la mesa seis.
Y claro, Ina le pregunta a Jorgito si él puede ir, y Jorgito le dice que claro. Y así sale con ellos y se sienta en la mesa  con ellos. Pero las madres le miran raro...porque no viste como los demás... y es algo más grande. Así que cuando se preguntan entre ellas y llegan por fin a la madre de Jorgito que aclara que no conoce de nada a ese niño, una madre (o un padre, que me da lo mismo, pero creo que queda mejor que sea una mujer, no me preguntéis por qué... me imagino a los padres leyendo un periódico y haciendo caso omiso de la fiesta) en fin...sigo... una madre, tras hablar con una de las encargadas acerca de lo ocurrido le dice a nuestro Ina: "Lo siento, niño. Pero no estás invitado al cumpleaños de Jorgito." Y entonces, la encargada agarraría de la mano de Ina y lo sentaría en una silla al lado de ella. Nuestro Ina haría ademán de ir a la mesa otra vez cuando los otros niños le llamaran.. pero claro, no se lo permitirían las cuidadoras. Y las madres les dirían que no, que ese niño no es del cumpleaños. Pero Ina tampoco puede volver a la piscina de bolas. "Es mejor que esperemos aquí a tu mamá, que vendrá enseguida."
Y así es... Su mamá entraría en ese momento, sonreiría a las encargadas agradeciéndoles el favor realizado... Estas le dirán que no ha sido nada y que Inadaptado se ha portado muy bien... y tras salir madre e hijo por la puerta, acabaría nuestra historia.

23 comentarios:

emejota dijo...

Hay que endurecerse en la vida para readaptarse. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Ummmh.

A mí me pasaron situaciones parecidas cuando era pequeño.

Creo que la historia no me funciona porque el protagonista es demasiado pasivo. es un poco "todo me pasa a mí", Primero la madre le deja ahí abandonado, y luego los padres del concertado le hacen de lado. Y ya está. Cuentas que la vida es dura, sí, pero la historia queda un poco plana.

Quizá deberías hacer que el niño tome algún tipo de decisión, y eso le traiga consecuencias positivas o negativas, lo que quieras contar. Pero que no sea "ayy, todo me pasa a mí".

Por ejemplo: Igual el niño es superdivertido, y pone a todos los otros niños a jugar a una cosa en la piscina de bolas, y están tan encantados con él que por supuesto que tiene que venir a la mesa de cumpleaños.
Y cuando los padres malos le echan de la mesa, el niño se vuelve a la piscina de bolas, a punto de echarse a llorar por el desprecio, pero en vez de eso se pone a jugar otra vez, al mismo juego de antes.
Y los niños, que le oyen retransmitir su juego desde la mesa donde se están atiborrando a dulces (pero ya están hartos porque llevan toda la tarde comiendo chucherías), se dan cuenta de que él se lo está pasando mejor que ellos, pero sus padres les obligan a seguir sentados y comerse toda la merienda, que para eso la han pagado, etc. Y son los niños del concertado los que miran al niño solo con envidia, en lugar de al revés.
Un pequeño giro capriano, ¿no?

No sé, dale más vueltas. Me gusta mucho el lugar dondes has planteado la historia. Puede dar mucho juego. Y me encanta la piscina de bolas. Pero aprovéchalo, creo que no deberías dejarlo en algo que tiras en el blog.

David dijo...

-emejota: Supongo que sí. Lo que pasa es que hay situaciones en las que te das cuenta de que no hay nada de duro excepto el comportamiento de los demás. Otro abrazo de mi parte y gracias por tu comentario.

-Anónimo (aunque me da que sé quién eres): No sé... Esa es otra historia, que de hecho me parece más ingeniosa, pero que no es la que quiero contar. A mí me gusta esta. Me parece que el niño no es tan pasivo. Pero está en una situación en la que no le dejan "moverse". Él quiere ir a la mesa cuando los demás le llaman (señal de que les ha caído bien), y también quiere ir luego a la piscina de bolas... peeeero...
A veces son los demás los que no te dejan opción de moverte.
Algo que tiro en el blog (ja,ja)...
Pero si lo he aprovechado para hacer esta entrada. No sé... Aprovéchalo tú. Puedes usarlo con el giro Capriano, y con decir "Basado en algo que leí en un blog"... me doy por satisfecho.
Un saludito.

scotty dijo...

A mí me parece que está muy bién la sinopsis, aunque el final no tiene impacto. En el post de más abajo hay un ejemplo de lo importaante que es sacudir al espectador.

Quizás cuando llega la madre y las cuidadoras se vuelven para dirigirse al niño, al que creen que está sentadito en un sitio cercano a una puerta de salida, o algo así, él ya no está. Las tres (madre y cuidadoras) se miran angustiadas y nos percatamos de que las mámás del otro grupo se se miran -y las miran- de soslayo, de forma enigmástica,cómplice y aviesamente satisfechas. Más o menos...

Un saludo.

Kinezoe dijo...

Pero si ya lo has escrito!! Tan sólo hace falta ponerlo en imágenes y quizá, como dice Scotty, darle un pequeño golpe de efecto. Si se me ocurre algo paso más tarde a contarte ;-)

Un abrazo. Por cierto, aunque no lo he dicho, me gusta mucho tu idea.

Marcos Callau dijo...

Pues, como dice Kine, ya esá escrito así que manos a la obra. Lo que me estoy preguntando es que si esa experiencia traumática no tuvo consecuencias futuras en la vida de Ina. Pr cierto que el nombrecito de Inadaptado parece sacado de la historia de Rodolfo, el reno de la nariz roja, en la isla de los juguetes inadaptados jejeje. Un saludo.

dvd dijo...

No sé... creo que los centros comerciales son obra de mentes perversas... La madre no debe dejar a su hijo como algo inservible; es su hijo...

Blue dijo...

Yo podría ser perfectamente ese niño, pero cuando me insistieran en ir a merendar diría siempre que no, jamás me sentaría con otros niños que no conozco.
Esas piscinas de bolas me enferman. Menos mal que ya pasé esa fase, ja, ja. Solo pensar en tener que ir a un sitio de esos ya me dolía la cabeza.

Saludos, David.

WODEHOUSE dijo...

ah pues a mi me encanta, los mayores somos lo peores. esta claro.
Y las madres, algunas, unas arpías. Lo he visto yo misma con mis hijos. tengo muchas horas de parque realizadas...
me encanta y me da pena

abril en paris dijo...

Una historia bastante cotidiana diria yo. Por eso lo interesante seria el final, darle un golpe de efecto..no sé , el niño se transforma en un superhéroe o les fulmina a todos, algo asi, realidad y ficción.. es tu cuento o ¿ quieres dejarlo asi con esa especie de moraleja ? De todas formas algo nos inquieta en ésta historia...

Un besito, sobre todo para Ina :-)

lokodatar dijo...

Lo veo flojete, dale otra vuelta....

ANRO dijo...

Estoy de acuerdo con Scotty y con Abril. El final, aunque lógico en todos los sentidos, cinematográficamente debe ser más impactante. Hombre, tan exagerado como dice Abril, no, pero hay que ahondar más y darle un giro más, no sé, quizá más sorpresivo.
Pensaremos en ello.
Un abrazote.

Bruja Truca dijo...

A mi me gustaría saber porque lo miran raro. Dices que viste raro y es más grande. A mi me da la sensación de que es un niño "raro" un niño que da mal rollo. No sé porqué.

CINEXIM dijo...

Me parece una crueldad lo que le han hecho al pobre niño!!! Bueno si decides rodarlo ya nos mantendrás informados.

La escena de McLuhan es de las más celebradas de Annie Hall-creo que Allen quería para esa escena a Buñuel, pero no pudo ser. En esa escena me siento muy identificado con Alvin Singer, jajaj. También me gusta mucho la escena con la madastra de Blancanieves.

He ampliado la actualización con el agente Cooper y me voy de vacaciones. A ver si llego a tiempo para el concurso de Crowley del domingo!!!


Feliz Semana!!!

David dijo...

-Scotty: En lo de que el final no tiene garra...pues sí. A mí me gusta tal y como está, pero entiendo lo que apuntas. El que sugieres no está mal. Veremos qué pasa... al final (ja,ja)
Un abrazo.

Kinezoe: Síiiii. Escrito y terminado. Ahora sólo hace falta escribirlo bien. Espero tus propuestas.
Me alegro de que te haya gustado.
Otro abrazo.

-Marcos Callau: Otro que.. como Kine. No tengo tiempo ni para mi blog ni para los vuestros y ala! a currar en el corto que ya está hecho. Sí, claro (ja,ja) dijo...
El nombre de Ina lo cambiaríamos, claro (ja,ja)
Un saludo.

-dvd: Ja,ja... No es un "centro comercial"...ya descubrirás lo que son... tiempo (ja,ja)

-Blue: Pero Blue, si los ha conocido mientras jugaba con ellos. En lo de ir a esos sitios estamos igual... y menos mal que yo también pasé esa fase. Un abrazo.

-WODEHOUSE: Me alegro de que te haya gustado. Y bueno, es que es triste, así que entiendo que te dé pena. Un abrazo, Wode.

-abril en paris: Cotidiana, sí. El golpe de efecto que planteas me parece demasiado, abril. Prefiero dejarlo con esa "especie de moraleja".
Saludos.

-lokodatar: Es lo que he hecho al escribir el post.

-ANRO: Piensa, piensa... El final es lógico, pero si me ofrecéis uno mejor, estoy dispuesto a cambiarlo (siempre que me convenza, claro... y eso es muy difícil)
Otro abrazote.

-Bruja Truca: Las madres lo miran raro porque no es de la cuadrilla de sus hijos. Viste raro porque no lleva el uniforme de colegio "de pago" al que llevan todas a sus hijos... Y es más grande porque tiene un par de años más. Es sólo eso. No da mal rollo. Las que dan mal rollo son las madres.

-CINEXIM: Eso es. Es una historia bastante "cruel", en realidad. ¿Rodarlo? Pero no sé ni si voy a escribirlo (ja,ja)
Como ya te he dicho, pero no me importa hacerlo por tercera vez: Pásalo genial y disfrútalas.
Un abrazo.

Desclasado dijo...

Ahora entiendo tu excitación del otro día, que hiciste tres entradas en una hora, que ya pensaba que habías caído en la esclavitud de la dronga o algo: llevabas un proyecto en la cabola.
No me llega el corto, David, pero es que ni soy padre ni las historias con niños me atraen.

Crowley dijo...

¿Has pensado ya en la banda sonora?.
Es cruel, pero yo que tengo la "suerte" de trabajar en un gran centro comercial, puedo decir que hay padres así... porque sí, amigos, la realidad supera la ficción.
Y eso de que los niños hacen amigos y enemigos en un santiamén, es una grandísima verdad.
Me gusta mucho el título.
Saludos

marcela dijo...

Yo siempre pertenecí a la liga de "las sin bata".
Y no aceptaba a casi nadie. Así eliminaba de un plumazo el rechazo. Y no me comían el chocolate.
David, en safarí también escribes. Lo que pasa que te crees que son "bobaditas". El músculo lo agradece. Se hace brazo.
Un beso.

lokodatar dijo...

Me refería a una vuelta en general. La idea se ve, usease que cinematográficamente hablado esta clara, pero no cuentas nada realmente, demasiado fino hilas...

David dijo...

-Desclasado: No era por eso, pero bueno... A mí tampoco me van los niños...pero ya es tarde (ja,ja)

-Crowley: No sé. ¿Algo como el Bela Lugosi's dead de la Bauhaus? (ja,ja)
El título permanece entonces.
Un saludo.

-Marcela: Ja,ja... Yo también era de los "sin bata". Mi madre dice que todos los días la perdía (cómo no iba a perderla si odiaba llevarla). También decía que mi hermana recuperaba las que yo perdía... y como otras madres no devolvían las mías, que tenían en la etiqueta nombre y apellido, ella empezó a hacer lo mismo y arrancar el nombre de las que traía mi hermana para "reutilizarlas".
Y no sabes la gracia que me ha hecho tu comentario acerca de lo de escribir. En fin... Eeh...Sí. No es lo mismo, pero lo del músculo también me lo ha comentado un amigo.
Otro beso para ti.

-lokodatar: Pues fíjate, no es por llevarte la contraria, pero yo creo que ahí se cuentan muchas cosas, como en el caso de arriba...también puede ser que yo quiero creer o ver que se cuentan.
Lo de las vueltas últimamente sólo se la doy a las tortillas, pero a ver lo que hago...

lokodatar dijo...

Claro que se cuenta, pero que...??? algo nuevo, contundente, sorprendente, de humor, dramático, nada de eso. Es demasiado real, de masiado poco.
A ver si vemos esas tortillas.

MucipA dijo...

Hola, David!
Ya hace unos días que leí tanto este post como el del miércoles, pero no había tenido tiempo de sentarme a escribir un comentario. Así que... perdón por el retraso!!
Me gusta la historia y sería un corto con mucho que decir. También opino, como Anro y Abril, que el final podría ser un poco más sorprendente y de ficción (lo del superhéroe Ina le daría un giro espectacular a la historia)porque si no la única moraleja que encuentro en este relato es la crueldad de los padres y cierta falsedad de las cuidadoras por ocultar la situación a la madre del niño. Y esto deja un mal sabor de boca al final. Aunque si el objetivo es ése, puede quedarse así.
Ah! Respecto al título, muy apto desde mi punto de visa porque llama la atención y da ganas de ver el corto.
Un saludito!

David dijo...

-Mucipa: Me alegro de que te haya gustado. Y bueno, el final que apunta abril, pues no sé... me inclino más por el que está... aunque un final más sorpresivo estaría bien.
Otro saludo.
PD: ¡Dios mío, cómo andarás de liada cuando no hay tiempo desde el miércoles para dejar un comentario! (ja,ja). No pasa nada y no hay nada que perdonar, pero gracias por sacar algo de tiempo para pasar por aquí..

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...