jueves, 18 de agosto de 2016

TANIGUCHI Y SETON

Estos días he estado leyendo algunos tebeos dibujados, otros también escritos y alguno adaptado por Jiro Taniguchi: "Los años dulces", "Los guardianes del Louvre", "Enemigo", "Tomoji"  y  "Seton... El naturalista viajero...", este último, trilogía (en realidad tetralogía, pero aquí solo se han publicado tres libros) sobre la vida de Ernest Thompson Seton.

Si tengo que recomendaros alguno de estos, me inclino por la historia de amor  entre un profesor jubilado y una antigua alumna que nos cuentan en
"Los años dulces", adaptación de la novela "El cielo es azul, la tierra blanca"  de Hiromi Kawakami (que no he leído; pero a la que igual me acerco después de leer este cómic). 
Por cierto, la autora le dice a Taniguchi en una entrevista que aparece al final : "Estoy encantada con la adaptación manga que ha hecho de mi novela."
 

¿Os imagináis a algún escritor de los de por aquí diciendo algo parecido si algún autor de tebeos hubiera adaptado alguna novela de ellos? 

Y aunque este título es el que más me ha gustado de todos los que he mencionado más arriba, lo cierto es que los tres tomos sobre Seton me han interesado también y hay en ellos varias cosas que me han llamado la atención.

Seton estudió pintura en París y en 1891, su cuadro "Lobo durmiendo" fue seleccionado para la exposición en el Gran Salón de París. Es este que tenéis debajo.



Al año siguiente presentó otro cuadro sobre lobos. "El triunfo de los lobos".  Aquí debajo, también.




Pues bien, la pintura no fue seleccionada, porque según cuentan en el manga ilustrado por Taniguchi con guión de Yoshiharu Imaizumi, para el jurado y en palabras de Wiliam Bryner, mecenas de la pintura parisina:  "La obra de Seton es blasfema y jamás se debería permitir, pintar al ser humano, ser dotado de espíritu, como víctima de los animales salvajes, carente del mismo, es como querer decir que es la naturaleza y no Dios quien domina la creación." 

Y no solo en el manga, en este enlace apuntan: "La obra causó una gran controversia, y fue duramente criticada, al considerarse una provocación que situaba a la naturaleza por encima del dios cristiano y contradecir el orden que éste había establecido al ser humano como cumbre de su creación."

Así que Seton, tal y como nos cuentan en el manga,  decepcionado con el mundo del arte parisino y sus ideales antropocéntricos de raíz cristiana se vuelve a Norteamérica.

Otra "historia" que me parece increíble es cuando en el tomo tres "Sandhill Stag" ,  el padre de Seton le dice que ha hecho la suma de lo que ha invertido en él desde su nacimiento y que espera y desea que le devuelva el dinero a la mayor brevedad posible.  Vale. Un breve momento  para "explicar" esto.  En este mismo volumen, uno de sus hermanos le dice que su padre las pasó "canutas" sacando adelante a sus 13 hijos y que probablemente le diría esto a Seton (ya en la veintena y que acaba de volver de Londres) para que se independizara.

"Seguro que es amor filial, Ernest. (...) Encima tú fuiste el más consentido de todos nosotros. El que te dijera que le devolvieras el dinero de la crianza y formación, creo que era una forma de decirte que te independizaras de una vez." 

Como no he leído el cuarto tomo, no sé qué final muestran en el cómic sobre este asunto paterno-filial, pero en otros enlaces que hay por la red he leído que Seton le "devolvió" lo estipulado a su padre y nunca más le volvió a dirigir la palabra. Es más, por lo visto además el padre debía zurrarle a base de bien cuando era niño... Si Bergman llega a ser norteamericano, tal vez ya tendríamos una gran película dramática sobre Seton. No sé a qué narices esperan en Hollywood. En Japón ya han sabido aprovechar las posibilidades dramáticas que contiene la vida de Seton.

Añadido:
No sabéis lo que me ha encantado "descubrir" al hacer esta entrada que uno de los libros que escribió e ilustró Seton, "Dos pequeños
salvajes", sirvió de inspiración para una de mis series animadas favoritas cuando era niño:  "El bosque de Tallac".  Como suele decir un amigo, "todo está có(s)micamente relacionado".


Por último, en este enlace (no sé lo que durará) tenéis un documental de la BBC sobre Seton y  la caza de "Lobo", que es básicamente la historia que se cuenta en el primer volumen de Imaizumi y Taniguchi.

16 comentarios:

Koniec dijo...

Curiosamente, yo también he estado releyendo a Taniguchi estos días. En especial los dos tomos que componen El Gourmet Solitario, que me proporcionan una singular sensación de paz, y la colección de cuentos cortos El Olmo del Cáucaso, que el verano pasado me hizo llorar como un río, como dice la canción, y que este casi ha conseguido igualar el caudal. Los Años Dulces lo leí varias veces seguidas cuando salió y, si bien en la primera lectura me enamoró como lo hacen todas estas obras amables del autor, con cada revisión me iba gustando menos. Lo que me queda en el recuerdo es mi desagrado por el fondo tremendamente machista de la obra a poco que se escarbe en la superficie. ¿Es simplemente un intento de reflejar la mentalidad japonesa o algo tan intrínsecamente incrustado en la sociedad nipona que, a pesar de que la autora de la novela original sea una mujer, subyace la misma actitud servil y sumisa? No lo sé, pero al final me cuesta comprender por qué la mujer se enamora de un hombre que la trata como lo hace el protagonista.

David dijo...

Solo he leído una vez el de "Los años dulces", pero la verdad es que pensaba revisarlo en breve de lo que me ha gustado. Pero confieso que en una primera lectura yo no he visto ese fondo tan machista al que aludes... No sé, ahora que lo dices y si le doy alguna vuelta...
Vale. No es una relación de igualdad la que se establece entre ellos. Todo el tiempo, él es "el profesor", y aunque los gustos culinarios o aficiones puedan igualarlos, la diferencia de edad aparte, él sí parece tratarla con una actitud algo ¿condescendiente? en ocasiones... Pero yo eso no lo vi en plan "machista", sino como consecuencia de esas cosas que les separan: edad, experiencias vitales (él es el profesor de japonés que sabe que ella no era muy buena alumna)...qué sé yo... ¿Cómo la trata? Le invita a compartir aficiones, pasan tiempo juntos, es amable y respetuoso... De hecho, él sabe desde el principio lo que ocurre y creo que al principio procurar evitarlo (no quiere meterse en la relación; por lo de su ex, por la edad, etc...) y quiere tener más que nada una relación de amistad. Igual ese marcar las distancias es consecuencia de que la trate de ese modo. Pero no sé...Te digo después de una segunda lectura.

También podríamos pensar que "El almanaque de mi padre" da otra visión machista porque es la madre la que abandona el hogar, y al final "recuperamos" la figura del padre..Como pasa también en "Tomoji", por cierto...aunque sea con marido ya difunto.

Los dos del gourmet solitario, el de Furari o el del caminante me provocan una sensación parecida a la que mencionas... Pero mis favoritos de Taniguchi siguen siendo "El almanaque de mi padre" y "Barrio lejano". No he leído "Cielos radiantes" (caerá en breve). El del Louvre no me ha gustado mucho (por no decir casi nada). Se le notaba demasiado lo de "trabajo de encargo", por mucha emotividad que pusiera en el asunto.

PD: Aunque no he hecho entrada, el tebeo que más he disfrutado estos días ha sido el de "Monster" de Urasawa. Creo que me leí como cinco o seis seguidos (no podía dejarlos de lo enganchado que estaba) y un día me acosté como a las cinco y pico de la madrugada. No he leído nada más de este autor, pero me voy a poner con el resto de lo que tiene por aquí en breve...

Koniec dijo...

Ya te digo que no he vuelto a repasarlo desde que se publicó, tenía pensado echarle otra lectura. Sí recuerdo que me costaba comprender por qué la chica continuaba enamorada de un hombre distante, que no le daba explicaciones, que la hacía seguirlo casi sin respiración en sus caminatas. Eso último me parecía especialmente humillante

También tendría que releer El Almanaque de Mi Padre, aunque coincido contigo en que mi recuerdo es que, junto a Barrio Lejano, son mis obras favoritas de Taniguchi. Cielos Radiantes, sin embargo, me parece muy decepcionante. Es una variación menor y peor conseguida sobre el mismo tema que Barrio Lejano.

Respecto a Urasawa, Monster no es sólo mi obra favorita de este autor, sino uno de mis tebeos favoritos de siempre. Es totalmente adictivo. Urasawa es un maestro del suspense y del cliffhanger, aunque haya quien dice que nunca cierra bien sus historias. Mucha gente coincide también en que su obra maestra es Pluto, pero a mí me interesa menos. 20th Century Boys está en la misma línea, pero prefiero esperar a una edición kanzenban que parece que está al caer. Lo que me parece un fiasco es Billy Bat, ahí se ha pasado muchísimo de rosca y he pasado momentos de vergüenza ajena leyéndolo.

abril en paris dijo...

No conozco los comic que mencionas y tampoco a su autor. Ahora sí, gracias a tí y a la Wikipedia ;P.. pero sí la serie de TV El Bosque de Tallac y desde luego no sabía que está basada en la obra de E. Thompson Seton.

De todas formas pasaba por aquí para decirte que me alegra saber que éste espacio no está invernando perdón quise decir veraneando (que no viene a ser lo mismo, ya me entiendes).

Un saludito

David dijo...

-abril: Si te decidieras a conocer un poco más al autor o a sus cómics, te recomiendo El almanaque de mi padre o Barrio lejano. Te gustarán, créeme.
Pues que sepas que además de lo del bosque de Tallac, Seton también inspiró la de las ardillas Banner y Flappy también I(jaja)..

PD: Sí, sí...esto estaba muy "dormido", ya sé. A ver si actualizo un poco.

Un saludito ;-)

miquel zueras dijo...

Sí, no me imagino a un novelista patrio diciendo algo parecido sobre un autor de cómics. Cuando empecé en la ilustración lo tuve difícil pues me veían como dibujante de cómics, Gallardo me comentó lo mismo e ironizó con ello en una tira para El Víbora: "Yo confieso: hice cómics."
Tenía el proyecto de hacer una novela gráfica sobre mi amigo Fabián Martín, el boxeador que iba a participar en los Juegos de Atlanta pero acabó siendo nombrado el mejor pizzero del mundo. Tuvimos varios encuentros, hice bocetos... Fabián tenía una exclusiva con Planeta y su representante dijo: "Nada de cómic", de eso hace 8 años y el proyecto de su biografía sigue en el limbo.
No soy muy aficionado al manga pero Seton me parece muy interesante, buscaré más datos sobre él.
¡Ah! me alegro de tu vuelta, y en pleno agosto... qué original.
Saludos!
Borgo.

Blue dijo...

Eso de devolver lo invertido en los hijos me suena. Me contaron de un padre que iba anotando en un libreta todo lo que gastaba en las clases de tenis del hijo y se lo iba recordando para que empezara a ganar trofeos...y dinerito de una vez. En este caso, si tenía 13 hijos, normal que los espabilara, jaja.
Buenos ojos te lean, por cierto.
Besos.

David dijo...

-miquel: En lo de los novelistas de por aquí, me pasa lo mismo. Que un proyecto se quede en el aire por un "nada de cómic"...En fin...Ya lo siento.
Si es por el manga, busca datos de Taniguchi, más que de Seton.
¡Saludos!

-Blue: A mí eso de que tuviera que devolver lo "invertido" me dejó a cuadros. Además, que no debió hacer lo mismo con el resto de los hermanos. Creo que una vez le pagó la deuda el padre quería hablar con él, que le perdonara y todo eso, pero por lo visto Seton pasó de la historia.
Buenos y bonitos ;-)
Un abrazo!

tristan dijo...

David,

prueba también "La cumbre de los dioses" es una obra maestra absoluta.

Saludos.

Frodo dijo...

Qué bueno que después de un pequeño parate hayas vuelto a las andanzas.
Interesante tanto la obra de Taniguchi como la vida (y obra) de Seton.
Me gustó también el blog que pusiste de enlace

Abrazo!

David dijo...

-Tristan: Por si no tuviera lecturas en lista de espera, me pones deberes ;-)
Tomo nota y apunto esa.
Saludos.

-Frodo: Sí. A ver si no dejo que pase tanto tiempo antes de actualizar. Me alegro de que te haya parecido interesante la entrada.
Un abrazo!

Josep dijo...

Me alegra leerte de nuevo, David. Además, como casi siempre, me aportas datos que desconocía del todo.

Lo de no admitir una pintura y tal, no deja de ser una muestra más de censura y la censura suele ser cerril casi siempre. La única ventaja es que en ocasiones estimula la imaginación al imponerse la necesidad de una ironía carga de intención para superar el obstáculo.
Podría decir que (la cabra tira al monte) las películas actuales son peores que las que se hacían en tiempos de censuras, pero bien mirado no lo digo, porque tampoco estoy muy seguro que hoy no se practique la censura de modo más sibilino, menos evidente.

Lo de quejarse un novelista porque su novela sea llevada al tebeo me parece, una vez más, muestra de estupidez y falta de visión, porque:
a) Seguro que cobra sus buenos derechos de autor y
b) Si quien lee un tebeo desea imaginar por sí mismo la realidad inventada por el autor, seguro que acabará por comprar la novela, también.
c) Probablemente, el novelista no hallará, salvo el uso de su obra como base para un guión cinematográfico, mejor forma de hacer publicidad de su obra no tan sólo gratis, sino cobrando.

Creo que Milady quería usar el verbo hibernar, pero no se ha atrevido, ahora que el oso parece haber despertado... ;-)

Un abrazo.

David dijo...

-Josep: Buenos días, Josep.
Si los datos que aporto te han parecido interesantes, me alegro.

Lo de no admitir la pintura tiene que ver con la censura y con una manera de entender el arte que iba a quedar anquilosada en unos cuantos años.

Lo de los novelistas de por aquí y sus "quejas" o "desprecio" en caso de que se adaptara una obra de ellos a un tebeo es una generalización que hago yo, pero bueno, basándome en que incluso cuando en un medio más "respetado" como el del cine, a veces les escuchas y se sienten un poco como "sí, bueno, pero eso es una película... lo genuino o interesante, es mi novela".
.

Aparte de las razones que expones (y que comparto), esto va más en la línea de que la novelista no solo reconoce que Taniguchi ha hecho una buena adaptación-traslación de su novela y queda contenta con el resultado, sino que respeta el medio, y no lo considera inferior o por debajo de su propio medio, sino como algo diferente, pero que también enriquece su obra. Ya sé que no eres muy de leer cómics, pero hazme caso y échale un ojo a "El almanaque de mi padre" de Taniguchi a ver qué te parece.

A mí me ha gustado lo de "invernando"...aunque estemos en agosto.

¡Un abrazo!

abril en paris dijo...

Invernar ‘Pasar el invierno en un lugar’. ;)

Hibernar "pasar el invierno en letargo" XP

¡Gracias por la puntualización Sire por ahí quería yo.. ! Este chico no sé dónde pasa los inviernos pero es cierto que el espacio a veces está en letargo..XDDDD

Besos y saludos

David dijo...

Jajaja...Los inviernos, así como los veranos y casi todos los días de mi vida desde hace años, los paso por Bilbao.

Nury ruri dijo...

Aunque toda la entrada es muy interesante, cuando he visto los lobos... es con lo que más me he quedado porque me parecen fascinantes (aunque últimamente esté a tope con los felinos). Y la historia del lobo... pues una pena que los hombres aprendamos lecciones a base de destrucción, en fin. Si hacen una peli no sé si podré verla. Me pongo enferma hasta con 'colmillo blanco', 'hachiko' y demás... Todavía recuerdo lo mal que lo pasé en un trabajo que tuve que hacer para una asignatura sobre el documental 'the cove' sobre la matanza de delfines en Japón. Por cierto, esa historia de Seton me recuerda un poco a la de Rick O'Barry, el ex entrenador del famoso Flipper que, cuando uno de ellos murió en sus brazos, optó por luchar contra la cautividad de estos animales.
Saludos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...