miércoles, 7 de septiembre de 2016

LUNÁTICA CARRERA ESPACIAL II

Fueron a buscar a Sergei Koroliov el 27 de junio de 1938 a las nueve de la noche. Estaba con su hija de tres años en su apartamento, situado en el sexto piso de un edificio de Moscú, cuando su mujer entró corriendo, aterrorizada. Venía de la calle y había visto a unos cuantos oficiales del NKVD (el Comisariado del Pueblo) entrando en el edificio.
Sergei Koroliov
Supo instintivamente que venían a por su marido. * Koroliov trabajaba como ingeniero especialista en cohetes, y en la investigación militar había tanto miedo y paranoia como en el resto del sistema soviético. A su amigo y colega Valentin Glushko se lo habían llevado hacía poco. Había que dar por hecho que habría denunciado a quienes le dijeran sus torturadores que denunciara. Así era la vida en la época de la Gran Purga de Stalin.


Los servicios de seguridad del NKVD llegaron al cabo de unos instantes, registraron el apartamento y se llevaron a Koroliov. Dos días más tarde, después de torturarlo y amenazarlo con ir a por su familia, firmó una confesión ante el comisario de asuntos internos en la que admitía formar parte de una organización antirrevolucionaria y haber cometido actos de sabotaje contra la patria. Confirmó las acusaciones que habían hecho contra él dos de sus colegas de más rango, que habían sido asesinados. No fue juzgado, pero lo sentenciaron a pasar diez años en el conocido gulag de Kolymá, en Siberia, no muy lejos del círculo polar ártico.

Probablemente no haga falta decirlo, pero no había tal organización antirrevolucionaria, y tampoco sabotaje alguno; Koroliov era inocente. Mucha gente inocente sufrió las consecuencias de la Gran Purga. La razón y la justicia no desempeñaban ningún papel en aquel sistema basado en el terror.

Fue un milagro que sobreviviera. Miles de hombres morían en Kolymá cada mes. Koriolov pasó hambre y recibió palizas, le arrancaron los dientes a golpes y le rompieron la mandíbula. El frío era insoportable, y la malnutrición le provocó un escorbuto. Al final, se salvó gracias a algo que sucedió muy lejos de allí: el nuevo director del NKVD, Lavrenti Beria, hizo que se reabrieran muchos casos. Koroliov pudo abandonar el gulag y regresar a Moscú, donde sería juzgado por cargos menos importantes. (...)


Sergei Koriolov llegó a Berlín un día después de que Wernher von Braun se marchara de Alemania para siempre. Los estadounidenses habían eliminado de las fábricas de misiles de Mittelwerk y Peenemünde todo lo que pensaban que podría ser de provecho para los soviéticos, pero no tuvieron en cuenta su tenacidad ni la inteligencia de Koroliov. Merced a un trabajo meticuloso, los soviéticos lograron reconstruir los planos del V-2, y Koroliov pudo entender cómo funcionaba. Y lo que es más importante, pudo entender qué defectos tenía. Koroliov observó el magnífico diseño de Von Braun y pensó que podía mejorarlo. (...)

Koroliov fue un desconocido durante toda su vida. Se mantenía su identidad en secreto por miedo a que los estadounidenses lo asesinaran, y la población solo lo conocía por el apodo anónimo de “diseñador jefe”. Pero con la muerte le llegó la fama.

 
  
Sus cenizas fueron sepultadas con honores de Estado en el muro de Kremlin, y ha pasado a la historia como el artífice de los primeros paso de la humanidad por el cosmos. Con el tiempo, si la raza humana tiene un futuro entre las estrellas, es probable que sea recordado como una de las personas más importantes del siglo XX. (...)

  
Una de las numerosas ironías del programa espacial estadounidense es que, aunque tenía el propósito de demostrar que su sistema de libertad  e individualismo era superior al comunismo, solo pudo superar los logros de un obstinado genio ruso por medio de un proyecto estatal sumamente caro.

Extraído, como en la anterior entrada  de "Historia alternativa del siglo XX. Más extraño de lo que cabe imaginar." de John Higgs. Traducción de Mariano Peyrou.  

* Añadido:  Al leer eso he recordado algo relacionado con lo que se cuenta al inicio de esta entrada: 

"Sin embargo, la detención más común era la que tenía lugar en la casa de las personas a altas horas de la noche. En las épocas de arrestos masivos, se generalizó el miedo a la «llamada a la puerta» a medianoche. Un antiguo chiste soviético recoge la terrible ansiedad que Iván y su mujer Masha experimentaban cuando alguien llamaba a la puerta y su alivio al saber que solo era el vecino que acudía a informarles de que el edificio se estaba incendiando."   Extraído  de "Gulag. Historia de los campos de concentración soviéticos" de Anne Applebaum. Traducción de Magdalena Chocano.

13 comentarios:

abril en paris dijo...

Está claro, hay que recurrir a la famosa frase de Winston Churchill "la democracia es el sistema político en el cual, cuando alguien llama a tu puerta a las seis de la mañana, se sabe que es el lechero."
Todo lo que nos cuentas (el texto del libro) lo confirma.

Hace poco vi una pelicula que me dejó acoj***** El niño 44..Basada en la novela homónima de Tom Rob Smith ambientada en la Rusia de la Unión Soviética,estalinista..un agente pro-Stalin del servicio secreto que decide investigar una serie de asesinatos de niños,en un régimen donde "supuestamente" este tipo de crímenes no existen. El paraiso comunista. La pelicula es oscura y terrible.
Lo que da más miedo es saber que eso ha pasado y tener la certeza que aún hoy los politicos-según interese- nos siguen mintiendo, no digo todos ni en todas partes pero...los futuros distópicos siguen siendo una amenaza a no ser que eso tambien sea mentira.

Saluditos

P.D. ¿Para cuándo una entrada alegre/optimista? ;p

David dijo...

-abril: Me gusta esa cita. No he visto la peli...

PD: Pero ¿no te ha parecido alegre y optimista esta entrada? Si al final le hacen una estatua y le entierran con honores de estado!! ¿Qué más quieres?
Ah, sí. Lo de las torturas, cárcel y penurias...Eso es cosa del pasado. Esas cosas curten... Ahora en serio. Encima no he metido lo que seguía cuando sale de la cárcel para no hacer la entrada muy larga; frío, hambre, a punto de palmarla...bueno, ya te puedes imaginar.

Mister Lombreeze dijo...

Koriolov fue un genio. Pero no fue un genio solitario, la URSS también puso toda la carne en el asador durante la carrera espacial y le dio muchísimos recursos.
Beria era un hijodeputa que finalmente fue ejecutado por su país tras la muerte de Stalin.
La película que dice abril no me gustó pero sí que sirve para dar a conecer la terrible represión soviética.
Vida y Destino es el mejor libro que yo he leído para entender el origen de todo esto.

David dijo...

-Mister Lombreeze: Sí. Ese es uno de los puntos en los que yo no estaba muy de acuerdo con el autor del libro. De hecho, viene a decir que con la muerte de Koroliov se acabó el programa para los soviéticos. Y yo me quedé pensando que a ver si no tendrían otros científicos, aprendices y demás que continuarían su carrera y que ese abandono se debería más bien a otros motivos,

Lo que sí creo es que igual con menos presupuesto, Koriolov obtenía más resultados. No sé...Es un poco como esa anécdota-leyenda del dineral que se gastaron los yankis para que un boli escribiera en el espacio y que los soviéticos en cambio usaron un lápiz (eso no lo apuntan en el libro, conste). Igual el autor iba por ahí, pero le da más salsa a lo que narra con ese contraste.

Y sí, Lo que dices de Beria es así. De él y de unos cuantos más.. Igual tenía que haberlo dicho o añadido, porque da la impresión contraria. Aunque fue él también quien dijo de revisar casos (está señalado en otros libros). Pero es lo que tú dices. De hecho, en mis apuntes tengo señalado "Beria, torturador" página 221 en "Historia de Rusia del siglo XX" de Robert Service. Y en "El fin del Homo Sovieticus" de Svetlana Alexievich, tengo apuntado este extracto de una de las entrevistas "El mal no eran sólo Stalin y Beria… El mal son también personas como Yaira y…- página 28.

La peli que menciona abril tampoco la he visto. Ya vi la que recomendaste tú después de leer unos cuantos libros sobre el tema, y tengo una ligera idea de la terrible represión soviética.

Pero mira, no he leido todavía "Vida y destino", pero me interesa y sé que caerá algún día.
Yo ya te recomendé el de "El fin del Homo Sovieticus", y lo hago ahora de nuevo. El mejor de los que he leído sobre el tema. A ver cuando lea el que recomiendas tú.

Un saludo.

Nino Ortea dijo...

Buenas tardes, David:
Me ha resultado muy interesante la lectura de los fragmentos que has reproducido tanto en ésta como en la anterior entrada.
Gracias.

Josep dijo...

La cabecera del cohete muy chula, David.

Ni idea de lo que cuentas sobre el personaje de Koriolov.

Supongo que el menda que lo sacó del frío lo hizo por interés, pensando en sus habilidades.

Lo de las purgas, tal como las cuentas, me hacen pensar en lo que debe suceder ahora mismo en Turquia, donde el "líder" ha dejado en la calle 35.000 presos comunes para hacer sitio donde meter a quien opine en contra suyo.....

La historia se repite, mal que nos pese...

Otro abrazo.

David dijo...

-Nino Ortea: Me alegro de que te hayan interesado las entradas.
Un saludo.

-Josep: Si te ha gustado la cabecera, por la red tienes más carteles de propaganda soviética espacial. Hay algunos curiosos.

Pues ya sabes algo de Koriolov ;-)

Y no, no lo sacaron por sus habilidades. No fueron a buscarlo especialmente. De hecho, su regreso a casa desde Kolymá es también una odisea...pero cuando vuelve a la sociedad civil, se pone a desempeñar su anterior trabajo y ahí demuestra que es un hacha.

Y sí, Turquía, la URSS y como te digo en el comentario anterior, cualquier país en el que toque. La historia y la forma en la que se comportan las dictaduras se repite...

¡Otro abrazo!

Blue dijo...

Cuando leo estas historias pienso en lo que el ser humano es capaz de soportar, aunque a lo mejor debería decir "algunos humanos".
Besos.

David dijo...

-Blue: Pues sí. Conste que yo hubiera muerto antes de llegar a la sala de torturas. Me habría dado un infarto del miedo que tendría...Así que no habría llegado a Kolymá...En fin...
Un abrazo.

antonilópez dijo...

hola David:
He leido con interés este artículo. La historia de este personaje es de lo mas curioso e interesante, digna de convertirse en una película de aventuras.

Un saludo.

Antoni

abril en paris dijo...

Me encanta la foto de la cabecera..están muy monos los dos ;D

¿El abuelo y el nieto..? jiji


Saluditos

JLO dijo...

Buenísima entrada, cuando te dan ganas de leerla toda es así...

Yo volví, veo que vos no estás muy escritor tampoco... Pero seguro que me extrañaste un poco je...

Pop life...

RECOMENZAR dijo...

Interesante como ves la vida
lo que lees y lo que haces ...
un abrazo desde Miami

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...