lunes, 30 de mayo de 2016

SUPONÍA QUE ERA DE HIERRO

Arthur Freed: Con Judy hice catorce películas. Cuando estaba en marcha, no había nada que le resultara imposible. ¿Sabes por qué?
Porque era real. A menos que le encomendaras algo falso, era capaz de hacer de todo. Esa chica era real, no era una doble.


Judy Garland y Arthur Freed.

Aunque no era una gran bailarina, se reunía con Gene Kelly o con Fred Astaire y después de una hora de ensayo, lo hacía y daba la sensación de ser una gran bailarina. 


Judy Garland con Gene Kelly (en su primera película) en For me and my gal (1942),
 producida por Arthur Freed (y dirigida por Busby Berkeley)



Mientras que Liza (Minnelli) es una bailarina maravillosa, mejor bailarina que cantante. Todos los autores de canciones que puedas imaginar, se tratara de Kern, de Berlin, de Cole Porter o de Harold Arlen, quisieron componer para ella. 


Judy cantando a Cole Porter en "El pirata", película producida por Arthur Freed (y dirigida por Vincente Minnelli)

En mis primeras películas, Babes in Arms, Babes on Broadway, Strike up the Band, Little Nellie Kely, Judy Garland fue un gran talento musical además de una actriz menuda endemoniadamente buena. Acabas por creértelo. La otra noche vi una parte de Meet me in St.Louis, oí cantar a Judy "Have yourself a Merry Little Christmas" y reconozco que no hubo nadie como ella. Fue uno de los mayores talentos musicales que han existido. 



Rober Walker, Judy Garland y Arthur Freed en el rodaje
de The Clock (1945)
Fue la preferida de todos los autores de canciones. El motivo por el que contraté a Irving Berlin para Easter Parade fue Judy. Roger Edens ayudó muchísimo. Kay Thompson no aflojó un instante. Estuvieron en el plató y colaboraron muchísimo en la organización de su música y las grabaciones. Hasta Meet me in St. Louis fue fácil trabajar con ella, incluso en The Clock.
Jamás hubo un hueso rígido en el cuerpo de Judy. Nunca hubo nada mezquino en ella. Toda esa cháchara sobre la opresión...
En primer lugar, mientras estuvo enferma o en el hospital, la Metro pagó las facturas. Louis Mayer se hizo cargo de todo. Tuve que sacarla de Annie Get Your Gun. No podía funcionar. Era incapaz de levantarse de la cama. Algo falló en su interior. No soy psiquiatra, no sé qué pasó. Incluso en The Pirate tuvimos algunos problemas. No pude rodar el final, "Be a clown", hasta un par de semanas más tarde, cuando se recuperó lo suficiente. Vino y rodó después de ensayarla una vez. Siempre pensé que Judy regresaría. Suponía que era de hierro. Regresó tantas veces. En la entrevista que concedí a Bosley Crowther antes de que Judy falleciera, dije: "Judy regresará."

Entrevista de John Kobal con Arthur Freed. Extraído de "La gente hablará" de John Kobal. Traducción de Horacio González Trejo.

12 comentarios:

ethan dijo...

Lo que suponía: nadie se preocupó de lo que sentía ella. La explotaban y "suponían que era de hierro", y mientras tanto ella se hundía por dentro. Así es Hollywood.
Saludos.

Nino Ortea dijo...

Buenos días, David:
Gracias por compartir este texto.
Me ha resultado muy interesante, pese a que no soy admirador de Judy ni de su hija Liza.
Un abrazo, David.

Josep dijo...

Siempre son interesantes esas entrevistas en las que se cuentan retazos de la historia cinéfila, anécdotas personales contadas con una supuesta sinceridad que huyen de estereotipos, sacadas de la memoria personal.
El porqué algunas personas sometidas a tan extensa fama se derrumban es cuestión compleja y debe residir la razón en su interior, probablemente. Resulta curioso que grandes artistas sufran de inseguridades, quizás provocadas por una búsqueda obsesiva de perfección; no sé.
Gracias pues, David, por traer ése extracto y por adornarlo y complementarlo con esos vídeos y fotos.

Un abrazo.

p.d.: la de hoy, estupenda. La cabecera, digo...

David dijo...

-ethan: Supongo que sí, que así es Hollywood y que así es un poco cómo funciona el mundo. Cuando alguien hace "crack" viene luego las lamentaciones de cómo se ha llegado a esa situación, pero mientras tanto, aquí no pasa nada aunque se trabaje a destajo... Que era lo que hacía la pobre Judy...
Saludos.

-Nino Ortea:
Buenas tarde, Nino. Me alegro de que la entrada te haya resultado interesante. Yo sí soy admirador de ambas.
Otro abrazo.

-Josep: Supongo que fueron un cúmulo de situaciones. Jornadas de trabajo agotadoras, relaciones personales complicadas.
¿Sabías que Judy estuvo liada y por lo visto la cosa iba muy en serio con Mankiewicz? Pero claro, él estaba casado, ella esperaba que se separara, pero como no pudo ser...Y él fue quien le animó a probar papeles de mayor carga dramática.
De este enlace : Her marriage to David Rose, a composer more than 10 years her senior, was all but over, and she was in love with Metro’s wonder boy, producer Joe Mankiewicz, who was 34 and married, with two young children. She could be a great actress, Joe assured Judy, but only if MGM started giving her great parts—parts for grown-up women, not love-starved teenagers.

Me da que también las cosas que apuntas ocurren en muchos de estos casos. Y gente que nos parece asombrosa, llena de inseguridades. Es así...

No hay de qué. Lo de adornar esta entrevista es una de las cosas que me gusta de blogger. En la entrevista original no hay fotos que acompañen al texto. Y pensar que aquí puedes añadir música, imágenes, etc..
Otro abrazo.
PD: Gracias... Pero ya te dije que la de Edimburgo a mí también me gustaba ;-)

abril en paris dijo...

"Hollywood es un lugar extraño si tienes problemas. Todos piensan que es contagioso" Según sus propias palabras. ¡qué triste!.
He leido que el control del estudio era bestial y lo de las drogas para aguantar jornadas maratonianas, incluso que a los 19 años la obligaron a abortar para que conservara su figura. Y que la preocupación por su aspecto la llevó a la extenuación y a las adicciones.
Una voz prodigiosa, parecía una muñeca pero resultó una de tantas victimas de ese Hollywood "dorado".

La foto de cabecera deliciosa. Y lo videos.

Saluditos

P.d. A mí tambien me gustó la de Edimburgo. Y si explicas porqué la pones, más.

ricard dijo...

Dicen que su inseguridad y consiguientes problemas con el alcohol y las drogas podían deberse a su falta de atractivo físico (según el dictamen de algunos productores). Pero Marilyn Monroe era guapísima según todos los criterios y sufrió problemas parecidos que también ocasionaron su muerte prematura.

Saludos.

David dijo...

-abril: Qué gran frase la de Judy. Creo que no pasa solo en Hollywood... Muchas veces cuando las cosas van mal, hay gente que debe pensar parecido porque procurar involucrarse lo menos posible.
Y sí. Arthur cuenta su versión al fin y al cabo...y por muchos grandes musicales que hiciera con ella y sin ella, es un hombre del estudio y no va a ver las cosas de la misma manera.

En fin... Lo de los períodos dorados en muchas artes ya vemos que detrás tenía otras cosas que desde luego no brillaban tanto.

Saluditos otra vez.

PD: Si no se lo dije en un comentario, se lo conté por mail al lorito. Así que está al tanto.

-ricard: A mí Judy sí me parecía una chica atractiva. No como Marilyn, vale, peros sí tenía su atractivo particular. Y tienes toda la razón... Marilyn y yo no solo compartimos fecha de nacimiento, también lo de ser guapísimos y arrastrar un montón de inseguridades... Supongo que como le pasa a casi todo el mundo.

Saludos.

JLO dijo...

No solo la entrada fue interesante sino los comentarios también como para saber un poco más de ella y de la trituradora de carne en que a veces se convierten las compañías...

Me haces recordar a Prince con la escrita con la palabra esclavo por culpa de Warner y su delicada salud a fuerza de estar siempre activo...

En fin, ellos eligen también que camino seguir... Saludos y bueno, volviste!!!

David dijo...

-JLO: Y eso que es de una actriz de musicales (con todo lo que te gustan (jaja) )...Pero sí, como bien señalas, se puede aplicar a cantidad de artistas e industrias, no solo la de Hollywood.
Saludos! y sí...volví en la anterior entrada, pero se te pasó ;-)

V dijo...

Me ha llamado la atención mucho lo de que era real....es curioso ya que siempre que la veía por primera vez desprendía ese aura mágica del cine, que costaba , al menos a mi en los primeros visionados, pensar que era una persona, la asociaba tanto al séptimo arte que en ocasiones la veía más cerca del dibujo animado, de la fantasía en su máxima expresión...
Luego con el tiempo uno fue sabiendo cosas que desde luego...si, era real. Un abrazo

David dijo...

-V: Esto es un poco como la entrada de Abril sobre lo de John Wayne que acaba de hacer. Una cosa es la imagen que tenemos de esta gente y a lo que lo asociamos en la pantalla y otra cosa es cómo eran y lo que les ocurría en la vida real...que para nosotros es "otra cosa", pero que claro es lo real ;-)
Otro abrazo.

Nury ruri dijo...

Liza mejor bailarina que cantante? Ay, no sé...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...