lunes, 15 de junio de 2015

¡HAY QUE VOLVER A LOS VERDADEROS LINCHAMIENTOS!



Foto ilustracicón de Andrew B. Myers.
Hace un par de meses me enteré de lo que le había pasado a Justine  Sacco, y la verdad es que me quedé bastante sorprendido. Pero bueno,  ya he visto que es algo que ocurre con bastante frecuencia y que Justine no ha sido la única persona "linchada" por los medios. En este enlace  hablan de ese y otros casos similares.


Con Will Rogers como el anterior juez, a Ford no le dejaron meter esta escena.
Y tengo que decirlo. Estoy totalmente en contra de los linchamientos mediáticos. Ya sean por tuits, red, prensa, televisión... 
¡Yo lo que quiero es que vuelvan los linchamientos de verdad! 



Esos en los que se junta una turba con palos, sogas, bidones de gasolina o lo que haga falta y se dirigen a donde está el culpable (sí, ¡el culpable!; porque a mis ojos nadie es inocente) para conseguirle un rápido juicio en el más allá. No me negaréis que esos linchamientos por lo menos requieren bastante más esfuerzo que teclear simplemente un mensaje y asunto olvidado. Y que también son mucho más divertidos. Sudas, vociferas, haces ejercicio... Y encima te das cuenta de que todos los que te rodean pueden llegar a ser tan ignorantes, estúpidos, intolerantes y crueles como tú. Ese momento de histeria colectiva, de sentir que todos somos uno, que son más las cosas que nos unen que las que nos separan y que todos juntos podemos acabar con ese otro que está solo contra nosotros... 
¡Ese momento de hermandad colectiva debe ser tremendo!

Y ahora me saldréis con lo de que ese tipo de linchamientos ha sido muy habitual a lo largo de la historia, o que desgraciadamente sigue siéndolo,  y que no solo muestra lo peor de nosotros sino que invariablemente termina con asesinatos injustificables.

Es cierto. Y como comprenderéis lo que he escrito más arriba no iba en serio. Pido disculpas si he ofendido a alguien. De todas formas, siempre puede venir alguno y decir que escribí "Yo lo que quiero es que vuelvan los linchamientos de verdad." No sería mentira.


Atticus Finch en "Matar a un ruiseñor" antes de los tiempos de internet.

En fin... Ya puestos, en caso de que volviesen aquellos linchamientos, me gustaría que al menos también estuvieran presente tipos como Atticus Finch, el juez Priest, o si la cosa ya se desmadrase,  algún sheriff de los interpretados por John Wayne, James Stewart o Joel McCrea que dijera aquello de "¡Marchaos a casa! ¡No tenéis nada que hacer aquí!" o  eso  de  "¡El preso tiene derecho a un juicio justo y no se hará nada hasta que venga el juez!". En esas películas podían al menos hacer razonar a la muchedumbre, pero no dejo de preguntarme qué iban a poder hacer estos personajes frente a los linchamientos mediáticos. Me temo que muy poquito.

22 comentarios:

dvd dijo...

Creo que sé a qué te refieres con tu entrada. Y creo que estoy bastante de acuerdo. La libertad de expresión, o es libre, o no es.

V dijo...

Dimite David. Ya. Caso contrario seguirè tus proclamas y organizarè tu linchamiento....
A ver....dice Emilio Lledò que de muy poco sirve la libertad de expresiòn si no hay libertad de pensamiento, ya que sin esto ùltimo se corre el riesgo de expresar libremente muchas tonterìas....de las que nadie estamos libres. Buena entrada. Un abrazo

David dijo...

-dvd: Pues sí, tocayo. Así que no estás de acuerdo en lo que tuvo que soportar M.R por expresar tan solo un deseo de ánimo y fortaleza para su amigo. Aquello fue desproporcionado, ¿verdad?. O igual has creído que yo estaba refiriéndome a R.Hernando y su comentario sobre los descendientes de las víctimas del franquismo y las subvenciones... Pues no, aclaro que al hacer esta entrada solo pensaba en el comentario "irónico" (según él) del Nobel Tim Hunt sobre lo de las mujeres investigadoras y lo que le ha pasado luego.
Lo digo para que no te creas que en realidad el texto iba sobre el otro Nobel, James Watson y aquello que dijo de que "toda la gente que ha tenido que emplear negros sabe que [la igualdad de razas] no es verdad"" .
Un saludo.

David dijo...

-V: Si yo dimito en cuanto queráis. ¡Pero primero dadme un cargo para hacerlo, por Dioosssssssssssss!!
Si organizáis mi linchamiento debo advertiros de que mi hija es más peligrosa que el sheriff Earp, aunque no sé si me defendería o se uniría a vosotros. Y vale, ahora más en serio...
Estoy de acuerdo con la cita que has puesto. Tanto, que de hecho le robé (con permiso) a Crowley, un blogger vecino, algo que escribió a la hora de dejar comentarios y que va un poco en la misma línea (o se acerca). Lo podéis ver al dejar comentario. Este es un mundo libre y cada ser tiene derecho a expresarse libremente. Usa con conocimiento ese don.
Gracias por lo de la entrada.
Otro abrazo.

Koniec dijo...

Boh, la buena y vieja tradición de los linchamientos. Siempre han existido, los hemos visto continuamente, sólo que los linchadores únicamente se dan cuenta de ellos cuando son linchados.

David dijo...

-Koniec: Sí, eso también pasa a veces, pero no siempre.

Lula Fortune dijo...

Me encanta este post. Sí, desde luego es demasiado fácil teclear, hay que sentir la sangre de la víctima. Un abrazo.

David dijo...

-Lula: Me alegro de que te haya gustado. Y ya sabes...cuando quieras, nos juntamos unos cuantos y vamos a por quien más ganas tengas (jaja).
Otro abrazo.

Blue dijo...

A mí siempre me ha parecido que a todo aquello que puedan decir personas anónimas en las redes sociales no hay que darle mayor importancia, así que critico que se persigan y/o se castiguen. Pero también pienso que aquellas personas que tienen un cargo de responsabilidad han de medir sus palabras y ejercer esa libertad con conocimiento, como dices aquí arriba. Pero cuando se ponen en marcha los tribunales de la Santa Corrección (y con ellos ya llevamos unos años) ha de hacerse para todos, no vale que lo que para unos es grave para otros sea humor negro.
Besos.

David dijo...

-Blue: Bueno. Estoy de acuerdo en parte. Vale que muchas veces decimos chorradas e idioteces por la red y tampoco hay que darle más importancia, pero a mí me parece que a veces sí debe perseguirse o castigarse lo que se cuelgue por ahí. Me explico.
Si hay una serie de energúmenos que de forma continuada por blogger, tweeter, facebook o yo qué sé qué otro medio no hacen más que mandar mensajes amenazantes o vejatorios contra alguien en particular o algún colectivo en general, no me parece mal que se les diga que eso está mal o se les aplique un pequeño correctivo (una multa, por ejemplo). En el caso de que hubiera algún gilipollas que no hiciera más que recomendar que mandáramos mensajes de odio contra... no sé... Brigadoon (o vale... contra Safari) porque no les gusta el blog... pues mira, las cosas tienen un límite, y me parecería bien que les dijeran que ya vale, y que su libertad de expresión acaba o termina donde empieza la de los demás ¿no?.

En lo de las personas que tienen un cargo público o de responsabilidad, estoy de acuerdo. Han de medir sus palabras. Ahora... alguien puede decir que la cosa es distinta si algunas personas no las midieron cuando aún no eran cargos públicos, y que se les acusa de decir cosas sacadas fuera de contexto. Puede ser. Pero yo lo veo de esta forma: nadie es imprescindible en política. En otros sitios, tal vez, pero en política, pppffffffff (¿tengo que aclarar que aquí estoy haciendo una generalización errónea y estúpida en clave de humor, por malo que sea?).

Hace nada he leído por la red un comentario que decía más o menos:
"no se puede hacer humor a costa de las desdichas o las desgracias de los demás. Eso no es humor, es crueldad y quien lo haga, independientemente de cuando lo haya hecho, debe ser recriminado por ello.
Pues no estoy de acuerdo. Se puede hacer humor a costa de las desgracias ajenas...Que puede ser un humor cruel, o de mal gusto, pues también. Más allá de lo ingenioso o no del chiste, tal vez retrate a su intérprete más de lo que él piensa. Si un tipo no hace más que recurrir a chistes contra un colectivo determinado, igual no es que solo conozca chistes de ese tipo, sino que tiene algo contra ellos...
El asunto en estas cosas está en qué tipo de humor vas a utilizar, o si tienes alguna pretensión más allá de hacer reír con el chiste. Si yo contara continuos chistes denigrantes sobre...qué sé yo, los gallegos, que se prestan más a ello, ¿no? ;-P... pues a lo mejor igual es que me pasa algo con ellos, como al cura del chiste aquel (me lo contó mi amigo Xosé, que es gallego, por cierto; lo conoces, ¿no? )
Tampoco es lo mismo burlarse de los judíos exterminados, que hacerlo de los nazis que les llevaron al exterminio.
Tengo un amigo que suele decir que el humor que en realidad se usa para burlarse del débil no es tan bueno como el que busca meterse con el poderoso. Y más allá de que yo me ría con ambos tipos de humor, en esto tengo que darle completamente la razón. Lo fácil es hacer humor negro y ofensivo...todos podemos sentirnos ofendidos en algún momento dado (en mi caso siempre se han burlando por lo simpático e inteligente que soy). Lo verdaderamente difícil es hacer un humor reflexivo que nos haga darnos cuenta de cuando una situación es injusta y debería cambiarse. Perdona la chapa.

Un saludito.

miquel zueras dijo...

Supongo que ya sabrás que el nombre viene de un tal juez Lynch muy expeditivo. El método tradicional tiene su aquel: al condenado lo dejaban sobre un caballo con una soga atada al cuello y luego todos los linchadores se largaban. Llegado el momento el caballo sentía hambre y se iba a comer hierba dejando a su jinete ahorcado. De esta manera nadie en particular del grupo podía ser acusado de causar su muerte. Viene a ser más o menos como la bala de fogeo de los pelotones de fusilamiento.
¡Ay esa Justine...! ¿Qué se puede esperar de alguien con nombre de personaje de Sade?
Saludos!
Borgo.

David dijo...

-miquel: Lo del juez no lo sabía (o no lo recordaba). Lo del caballo, sí lo había leído, pero imagino que muchas veces sería como lo sacan en las pelis...Todos locos por hacer que el caballo salga al galope y ver al otro columpiándose. De todas maneras si los linchamientos de los vaqueros tenían tan poca chicha, prefiero los de la gente del KKK. Vamos, no hay color, porque esos chicos tan blancos (que tenían alma tan negra) ponían toda la carne en el asador con sus linchamientos. Sí. Eso puede interpretarse como un chiste negro, racista, cruel y ofensivo. Pido perdón a la gente del Ku-Klux-Klan por haber insinuado que podían tener el alma negra. Está claro que es imposible cuando siempre han sido unos desalmados (además de unos estultos racistas ignorantes intolerantes completamente agilipollados).
Saludos.

Nury ruri dijo...

Creo, si mal no recuerdo, haber hablado ya de esta libertad de expresión inexistente... Pues lo mismo. A cada cosa su dimensión, pero cada uno tenemos unidades de medida diferentes por lo que parece ;)
Saludos. (Me he perdido en este tiempo un montón de entradas; me estoy poniendo al día)

David dijo...

-Nury ruri: Sí. En Paris somos "Charlie", pero en caso la cosa es otra. Saludos (pues voy detrás de ti).

Blue dijo...

¿La chapa? Bastante atención prestaste a mi pobre comentario, jaja.
Estoy bastante de acuerdo, solo que los ejemplos que pones son un poco extremos, ya que se trata de amenazas o acoso. Me refería a comentarios del tipo de los que se produjeron cuando murió Botín, "que se joda" o mil cosas más. Eso dicho por una persona anónima cualquiera no es lo mismo que dicho por una persona que actúa en representación de otras.
Respecto al caso Zapata, sí, lo que dijo tiene la estructura de un chiste, para entendernos, pero siempre habla del contexto y eso nosotros ya no tenemos manera de comprobarlo porque ha borrado su cuenta en Twitter ¿Tenemos que creerlo porque sí?
Por cierto, ayer lo entrevistaron y parece que él es el que tiene más claro que lo que hizo está mal.
Y ojo, en el fondo este asunto me parece secundario, pero como son ellos los que están continuamente poniendo la lupa a los comentarios de los demás...que si este es machista, que si este es homófobo, etc, por una vez me alegro de que prueben de su propia medicina. Es triste, pero es así.
¿Cuál es ese chiste del cura? Hay tantos...
Saluditos.
;-)

Blue dijo...

Ah, bonita cabecera, jajaja.

abril en paris dijo...

Lo de usar con conocimiento " ese don" no es " don" de todos.
Nada más que añadir que ésto es público ..no vaya a ser..
NO A LOS LINCHAMIENTOS ( sean con cuerda, caballo u otra suerte de argumentos)

Saluditos

David dijo...

-Blue: Aclarado. El chiste. A ver...
Esto es un cura destinado a Galicia, que odia a los gallegos. En su primer sermón dice:
Hijos míos, hoy os voy a hablar de Adán y Eva. Adán era un hombre bueno, pero Eva le tentó a comer una manzana, porque, pues porque Eva era gallega.
Todos los feligreses asustados. Aún así, deciden darle otra oportunidad.
Al domingo siguiente:
Hijos míos, hoy voy a relataros la historia de Caín y Abel- Caín mató a Abel. Abel era bueno pero Caín era envidioso, porque era gallego.
Los feligreses, asustados, deciden hablar con el obispo y explicarle lo que ocurre con el cura. El obispo habla con el cura y llega el domingo siguiente.
El cura pide perdón y dice que jamás volverá a decir que ningún personaje de la Biblia, bueno o malo, era gallego. Después, sigue con el sermón.
Hijos míos, voy a contaros hoy la historia de la ultima cena. Jesús, en la ultima cena dijo. "En verdad os digo que uno de vosotros me traicionará".
-Pedro dijo, "¿no seré yo maestro?"
- Y Jesús le dijo, "No, Pedro. No serás tú"
Pablo dijo, "¿no seré yo, maestro?".
Y Jesús dijo "No, Pablo, tú no serás."
Y Judas dijo. "Eu non serei maestro?"

A mí me hizo mucha gracia...

-abril: Ya me gustaría verte al lado del juez de la horca en esa peli de John Huston. Seguro que ibas encantada a su lado mientras ahorcaba a los malos (jaja) Ah! Que él era juez y aplicaba justicia, que no era un linchamiento. Vaaaaaaaaaaale ;-P

Blue dijo...

Pues no lo conocía, pero al menos no nos deja por tontos sino por cosas peores, jaja.

abril en paris dijo...

Ahí me has pillado..jajaja ;D.. ese juez estaba muy loquito y estaba al otro lado de la frontera entre la civilización y la barbarie una pequeña ciudad situada al norte de Vinegaroon..ya sabes Langtry..allí la ley era él ainsss..me lo has puesto muy dificil jajaja

Mister Lombreeze dijo...

"pido disculpas si he ofendido a alguien", anda tira, yo creo que si alguien se ha ofendido debería irse a tomar pol culo a leer otro blog (eso lo digo yo, no el autor del blog), que los hay a miles. O que pague 6000 euros y se saque un Master en Ironía&Sarcasmo.
La libertad de expresión por encima de todo, desde luego y el humor negro para el que le guste. Pero los códigos éticos empresariales también son libres, sobre todo libres para despedir a quien sea, así que los valientes del twitter (engendro del demonio) que apechugen con sus mordacidades tan ocurrentes (otra ironía).
Si te expones al mundo entero creyéndote muy listo (como los valientes bloggers) y luego cuando el mundo entero te dice que en realidad eres un oligofrénico (con o sin razón) te pones a llorar... Ay madre.

David dijo...

-Mr.Lombreeze: Pues poco más que añadir a lo que apuntas.
Si lees mi último comentario
en este enlace , puedes comprobar que pienso bastante parecido.
¡Ah! Iba a decirte que lo tuyo era "puntualidad británica" a la hora de dejar comentarios, ¿eh? (jaja)... pero bueno, teniendo en cuenta que yo te he comentado entradas con un año o más de retraso, mejor me callo (jaja).
Gracias por pasarte.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...