viernes, 11 de mayo de 2012

Esto, amigos, es una producción de la Warner Bros para la televisión... (en realidad era para el cine, pero bueno...)

Antes de que Bugs, Porky o el pato Lucas fuesen personajes de la Warner, habían sido personajes de Leon Schlesinger.
Schlesinger era productor de los carteles que se usaban en las películas mudas, y había invertido en la producción de "El cantor de Jazz" de la Warner en 1929 cuando esta no era todavía un apuesta segura para la productora. Los hermanos Warner no olvidaron el detalle, así que cuando los animadores Harman-Ising que habían dejado Disney les propusieron hacer cortos para ellos, la Warner accedió a distribuirlos a condición de que Schlesinger los produjera.
Schlesinger no se ocupaba mucho de la producción de los cortos. Básicamente les dejaba hacer a su aire a los animadores.  No estaba interesado en ser un Walt Disney y no es que invirtiera para que los cortos tuviesen mayor calidad. El presupuesto de un corto de Disney podía quintuplicar el de uno de la Warner, y si bien estos pudieron mirar a los otros de igual a igual fue más que nada gracias al talento de la gente que trabajaba allí.


Leon tenía un yate (al que no recuerdo si había llamado Looney Tunes), y cuando en cierta ocasión Chuck Jones le comentó si alguna vez iba a invitarles, Leon le respondió que no quería gente pobre en su yate.  "Por supuesto, él era la razón de que fuéramos pobres, pero su respuesta tenía sentido para él, y en un extraño modo, también para nosotros.  Así que seguimos trabajando, seguimos siendo pobres, y  seguimos teniendo el mejor trabajo del mundo con los peores salarios del mundo."


En 1944, Schlesinger le vendió a Warner sus derechos y la participación en los cortos e invitó por primera (y última vez) a cenar en su mansión a cuatro de su directores por aquel entonces: Bob Clampett, Friz Freleng, Chuck Jones y Frank Tashlin.


Y aquí tenéis a Schlesinger en un clásico dirigido por Friz Freleng en 1940.



Como sustituto en la producción, la Warner les colocó a Edward Seltzer. Si bien Leon les había dejado hacer, Seltzer, trataba de supervisar más la producción, pero no sólo carecía de la comprensión de cómo funcionaba el medio (al contrario de alguien como Disney), sino que tampoco tenía mucho sentido del humor. Cuando en cierta ocasión se encontró a uno de los equipos partiéndose de risa al ver un storyboard soltó: "¿Qué demonios tienen que ver todas esas risas con hacer dibujos animados?"
Al menos se le puede atribuir parte en la creación de otro clásico. 
En cierta ocasión, Chuck Jones y el escritor Michael Maltese, a quien habéis visto como guarda de seguridad en el corto anterior, se encontraban buscando ideas para un nuevo corto cuando Seltzer entró y sin motivo empezó a decir: "No quiero ningún gag relacionado con las corridas de toros. Las corridas de toros no son divertidas".  El resto...como dicen, es Historia (del año 53)...que tenéis abajo... y si lo preferís en castellano en este otro enlace (aunque aquí figura erróneamente que la producción es del año 52).



 Y eso es to-, eso es to-, eso es todo amigos... (por ahora)

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué interesante. Enhorabuena por el blog.

David dijo...

-Anónimo: Gracias.

Mr. Lombreeze dijo...

Lo mismo digo respecto al interés del post.
Qué descojone el cartoon de Bugs Bunny. Ya sabes que para mí los dibujos de la Warner son los mejores jamás realizados ever.

David dijo...

-Mr.Lombreeze: Pues te digo lo mismo que al anterior comentarista.

Kinezoe dijo...

Simplemente con escuchar la entradilla musical de estos dibujos ya se pone uno de buen humor... ¡Qué grandes los Looney Tunes! Desconocía la historia tras los dibujos. Gracias por contárnosla.

Un abrazo.

FATHER_CAPRIO dijo...

Bueno, estos dibujos son como una parte de nosotros mismos. Algunos crecimos con Bugs Bunny y sus amigos (eso si, en versiones de color).
Por cierto, si aquí prohiben las corridas de toros y se habla de la crueldad,¿que hubiesen debido hacer en USA?

Hasta luego, viejo....

MucipA dijo...

Pues a mí me has alegrado la tarde con esta entrada. Y prefiero estas "tonterías" tuyas (que para mí no lo son) a la entrada de Bankia, jeje.
Las cosas están tan "pesimistas" que en el colegio donde trabajo hemos montado una radio y estoy emitiendo un programa de chistes los viernes por la tarde con los alumnos. El tema político satura y vale la pena alegrarse con los Looney Tunes y parar la tele para no escuchar las noticias.

Un abrazo, David!!

William De Baskerville dijo...

Hola David!

Curiosa la historia.
A mi me encantan los l.T. y creo que ha tenido su gran lugar al igual que D.
Cada uno en su estilo personal. Igual de populares, porque los L.T. nos llegó a través de televisión en más ocasiones. Si, D. tambien lo hacía en Tv. pero aqui no llegaban los satelitens, y no teniamos D.Channel.

Seria Schlesinger familia de John ?.

el corto es genial y bien hecho a pesar de la fecha en la que se realizó.

Me quedo viendo el segundo, que tiempos!! :D

Muy buena entrada!

Pd: Incluso los Tinny T. (más modernos) me siguen chiflando.

Abrazo! y buen Finde!.

abril en paris dijo...

No he podido ver los videos no sé que p****** pasa..solo las primeras notas pero la entrada como te dicen por aqui está muy bien documentada y nos pone de buen ánimo, de ese que llaman capriano..
por tanto ¡ gracias !

Saludines, viejo jiji

Anónimo dijo...

¿Lo ves? Pones de buen humor a la gente.

David dijo...

-Kinezoe: La historia lo que se dice la historia. Una simple anécdota. La historia detrás de los dibujos de la Warner, la Disney, la Metro, la UPA, etc... tiene mucha miga. Me alegro por lo del humor, y no hay de qué, por supuesto.
No te digo buen finde, que ya te lo he dicho en tu casa ;-)

-Father Caprio: Yo recuerdo también más que nada las versiones a color. Y sí, yo al menos crecí con estos, con los de Hanna-Barbera, la Disney y tantos otros que llenaban (literalmente) la parrilla televisiva.
Un saludo.

-MucipA: Valeeee... Aquí lo que veo es que tanto tú como los de arriba si os ponéis a buscar viejos cortos de la Warner os lo vais a pasar pipa... Pero creo que tienes razón con lo del tema político.
Un abrazo y buen fin de semana.

-Henry: Es cierto que Disney llegaba igual menos. Y eran más bien "especiales". Yo tengo un recuerdo maravilloso de aquello que empezaba en plan "mágico mundo de coloreeeeeeeeeeeees". Entre Disney y Warner... me quedo con los dos.. y con los cortos de otros estudios que también eran geniales.
Ah! No era familia de John Schlesinger que yo sepa.
PD: Los Tiny Toons no los he visto apenas (y no es lo mismo, ¿no?)
Un abrazo y buen finde.

-abril en paris: Pues si tú no lo sabes, yo menos. La documentación viene de un par de libros que tengo por ahí... estaba buscando el nombre del yate, pero no lo encontré (son libros que leí hace ya mucho y no tengo cerca las notas).
Un saludito.

-No tan anónimo: Ja..Ja..Ja..

V dijo...

Tiene toda la razón el anónimo enmascarado. Nada mejor que esto para el fin de semana. Proporcionas mucha información que desconocía. Y cortos son geniales. No voy a entrar en si en Warner eran los mejores, pero desde luego son inolvidables. Los personajes son únicos y las historias nunca fallaban.
Tiene el detalle de poner hasta "toro" en la puerta de toriles. ¿Es solo para la versión españolao sería general? Un abrazo.

David dijo...

-V: Eres un exagerado. No doy apenas información, pero bueno... Me alegro de que los cortos te parezcan geniales (no es cosa mía ;-)) Estoy de acuerdo en que los cortos de la Warner son inolvidables.
Hay otra entrada en otro blog (muchísimo mejor que esta) que se centra en uno de los personajes y que está francamente bien. Por si te interesa: Aquí .
Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Desconocá por completo lo de ese Schlesinger (por cierto, vaya borde) Cuánto talento junto: Chuck Jones, Fred Quimby, Frank Tashlin (éste creo que dirigió a Jerry Lewis) Creo que los cortos de la Warner son mis preferidos porque incluían muchos guiños para el público adulto. Saludos. Borgo.

David dijo...

-miquel zueras: Lo de Schlesinger no sé... Lo lees y sí, es un borde, pero en las entrevistas decían que el tío era majo con el equipo (otra cosa es que marcaba las distancias de clase, claro).
Fred Quimby era más o menos otro Schlesinger (pero en la Metro)...De él va la próxima entrada. Y sí, Tashlin dejó la animación, se pasó al largometraje y dirigió a Lewis.
Un saludo.

Josep dijo...

Muy interesantes los datos que aportas, David: ya había visto ambos cortos, pero lo cierto es que me ha encantado volver a verlos. Hubo una época que en la tele era frecuente ver esas divertidísimas aventuras: ignoro si ahora las ofrecen, pero si es que no, ya va siendo hora... :-)

Un abrazo.

David dijo...

-Josep: Pues no sé qué decirte, porque yo no es que la vea mucho (más bien casi nada)...pero me parece que no. Igual en algún canal de dibujos las pondrán todo el tiempo. Es cierto que hace ya igual treinta años emitían muy a menudo cortos de la Warner, y no había hora fija. Eran casi como un relleno...Me da por pensar que así cubrían los espacios que la publicidad no había comprado. Qué sé yo...

Un abrazo.

Pablo Daffari dijo...

Siempre he pensado que Bugs Bunny es el único personaje, real o de ficción, capaz de codearse de tú a tú con Groucho.
Saludos.

David dijo...

-Pablo Daffari: Con él lo comparaba Tex Avery (su creador) para hablar de la personalidad del conejo.
Saludos.

Marcos Callau dijo...

jejejeje muy buen final, David. No conocía la historia de Schlesinger.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...