martes, 15 de mayo de 2012

EN GUERRA CON LOS TROLLS.

Esta entrada está escrita por David Apatoff, y apareció en su blog Illustration Art  el 12 de Mayo de 2012. Podéis leerla en inglés en este enlace. Yo me he limitado a traducirla... y esto sólo en parte, ya que de corregirla, supervisarla y terminarla  se encargó un amigo al que desde aquí doy las gracias. Gracias también a David Apatoff por permitirme traerla aquí. 


EN GUERRA CON LOS TROLLS. 


"Vivir es guerrear con trolls"  --Henrik Ibsen

El legendario diseñador gráfico Milton Glaser creó el famoso logo "I Love New York"  y lo donó a la ciudad que ama.


Diseño original para el logo "I Love New York", ahora en la colección del Museo de Arte Moderno



El Departamento de Comercio de la ciudad lo registró y obtuvo un considerable beneficio para la ciudad. 




Muchos años después, tras los ataques en el New York’s World Trade Center el 11 de Septiembre, Glaser cambió su famoso logo:  

Me desperté un día, unos pocos días después del 9/11. Y pensé, la verdad,  "I love New York” ya no lo dice todo.  Algo había ocurrido. Y me di cuenta de que lo que había pasado era una herida, como cuando un amigo tuyo, alguien a quien quieres, enferma de forma terrible.... Es difícil amar a un gigante seguro de sí mismo,  pero es fácil querer a uno vulnerable. Todos nos dimos cuenta de que la ciudad era vulnerable. El corazón de todos estaba lleno de este sentimiento, “Dios mío, yo pertenezco a este sitio. Es mi ciudad.” Y me vino como una imagen, una marca, una marca negra en el corazón… Así que dije, “Vaya, amo a New York más que nunca como resultado de esto.”


Logo con el corazón quemado.


Glaser ofreció su versión revisada al Departamento de Comercio de Nueva York pero no estaban interesados. En un entrevista en The Believer, Glaser describió lo que ocurrió después:
Así que lo más difícil por supuesto  es introducir tus ideas en la corriente sanguínea  de la cultura. Es muy difícil sin dinero, apoyo ni aprobación, porque la naturaleza de las instituciones es resistir todas las ideas del exterior… Así que cogí a un impresor, y le dije, “Lo haremos por nada”. E imprimimos 5,000 pequeños pósters. Y así los chicos dividieron la ciudad en sectores, y durante la noche, estos pósters aparecieron en escaparates por toda la ciudad. Entonces llamé a Pete Hammill en el Daily News, un viejo amigo mío, y le dije: “Pete, tengo algo, y me pregunto si puedes darle algún uso o publicarlo en el periódico…” Y él dijo, “Genial, mándanoslo”, así que lo mandé y me llamaron otra vez y me dijeron: “Buscaremos un modo de usarlo”. Y un día después,  lo usaron como  envoltorio para la edición de ese día – toda la edición- y se hicieron millones de copias.

Después de que su logo revisado fuera  bien acogido  por el país, Glaser recibió una llamada del Departamento de Comercio de Nueva York, que había cambiado de idea y ahora quería usarlo.  Pero, habían decidido mejorar el diseño de Glaser quitando la marca negra del corazón. Glaser les dijo; “Lo siento, no podéis hacerlo sin la mancha negra sobre el corazón, porque ése es el quid de la cuestión."

Siguiendo la inmemorial tradición de los burócratas sin gusto que se da en todas partes, el funcionario de la ciudad reaccionó amenazando a Glaser. “ Oiga, está usted violando nuestra marca registrada, así que no trate de usarlo de ninguna forma.” A continuación Glaser recibió una desagradable carta de un abogado de la ciudad exigiendo los registros de cuánto dinero había ganado  con el logo, amenanzándole con llevarle a juicio.

 No me lo podía creer. Así que mandé una carta (al Gobernador) porque por supuesto no había ganado ningún dinero. Cada centavo que se ganó fue o a  la fundación de bomberos, o a ayudas para reparar la antena WYNC o a cosas de ese tipo. Así que estaba claro: No había documentación, no había documentación de referencia,  ni facturas o recibos porque la idea era no ganar nada con ello.  Tampoco le di la los derechos de reproducción a nadie  porque  no quería que nadie sacara provecho de ello, lo cual hubiera sido totalmente inapropiado. Y unos pocos días después, (la ciudad volvió a llamar): “No deberíamos haberle amenazado. Fue un error. ¿Podríamos olvidar el asunto? Y yo dije,       “ Claro, ¿por qué no nos olvidamos de ello?"

Hay numerosos obstáculos para que una actividad creativa tenga éxito -  una escasez de talento o de energía o de dinero , una escasez de oportunidades o de tiempo o de contactos  – pero quizás el obstáculo más irritante e interesante aparece cuando los  idiotas se atrincheran para oponerse. De todas las trabas al quehacer del artista, ésta es la más gratuita, y sin embargo la naturaleza ha tenido a bien dotarla de enorme energía y entusiasmo. 

Circulan muchas historias llamativas sobre las guerras con los trolls. Ésta ha sido una de ellas.


28 comentarios:

dvd dijo...

Me parece terrible; el eterno dilema entre el creador y los burócratas. El creador lo es porque ve más allá de los posibles beneficios de su obra; el burócrata lo es porque sufre de una importante hipermetropía que le impide fijarse en lo que tiene ante las narices y sólo usa su pensamiento abstracto para un monstruoso cálculo de probabilidades monetarias. El dinero no es que sea malo, es que lo distorsiona todo...

abril en paris dijo...

El capitalismo ha logrado más que el fascismo o cualquier otro "ismo" fastidiar a la gente exigiendo que todo, absolutamente todo tenga un precio material.
El dinero tendria que ser como los yogures..con fecha de caducidad..
¿ pero qué estoy diciendo ? ;-/

Un abrazo, así, sin más :-D

Blue dijo...

Me encantó conocer esta historia, porque ni siquiera sabía quien era el autor de ese famoso logo, la verdad.
La carrera de obstáculos de los creadores. Es un horror que cualquiera se crea con derecho de decidir, quitar y poner. ¡Que fácil es, cuando algo ya está hecho, decir qué le falta o le sobra!
Bah, debe ser cosa de perseverar, pero yo visualizo a esos idiotas atrincherados y tiro con todo, ja, ja.
Un abrazo.

Kinezoe dijo...

Vaya, desconocía la historia tras el logo actualizado. De hecho, no sabía ni siquiera que fuera idea de Milton Glaser lo del I♥NY. Lo he visto en tantas versiones distintas en productos de souvenirs...

Como dice Blue, debe de ser cosa de perseverar. De perseverar y tener suerte.

Un abrazo.

David dijo...

-dvd: Poco más que añadir...
Un saludo.

-abril en paris: Bueno, otros "ismos" han sido peores en otras cosas, pero entiendo lo que quieres decir...
Un abrazo (con más)

-Blue: Me alegro de que te haya gustado la entrada y de que hayas conocido por ella a Milton Glaser. Las carreras de obstáculos de los creadores son muy variadas y se encuentran con vallas de todo tipo de tamaños, formas y colores.

Un abrazo.

-Kinezoe: Es que no es muy conocida la historia... En parte porque como tú bien señalas, se ha popularizado y extendido tanto el I♥ "lo que sea", que es lógico que la gente no se ponga a averiguar cuál fue "el original"
Estoy de acuerdo en lo de la suerte... todo cuenta, supongo.

Un abrazo.
PD: Comentario con estilo, como a ti te gusta ;-)

CINEXIM dijo...

Yo desconocía a Milton Green hasta que me hablaste de él recientemente y de su I♥NY. Me ha gustado mucho eso de que los idiotas se atrincheran [en su propia idiotez] para oponerse: eso lo ves constantemente sin necesidad de ser artista. Yo le llamo la conjura de los necios como la novela.

Cuando leía el artículo, pensaba sinceramente que lo que más podía molestar a la gente del Departamento era -como realmente ocurrió- la mancha negra en el corazón. Y es que es muy difícil a un idiota sacarlo de sus trincheras.

Un abrazo!!!

PD: la entrada que me comentabas de Pánico en la Escena está sacada del libro de Truffaut y Hitchcock.

abril en paris dijo...

Me alegra que entiendas que es lo que queria decir más o menos.. ESTO :-)

Estoy de acuerdo, otros fanatísmos han hecho(y siguen haciendo) barbaridades espeluznantes..esas que todos tenemos en la retina. :-(

Otro "abrazismo" ( perdón por la patada al diccionario ) :-P

David dijo...

-Cnxm: Nos vemos ahora mismo...

-abril: Se ve que tienes "recientita" la película (ja,ja). Walter Brennan era genial.
Otro "abrazismo", pues ;-)

CINEXIM dijo...

jajaj es que esta mañana me puse la peluca rubia de Marilyn!!!

Sí la verdad es que las críticas que he leído por ahí...a mi Burton es un director que visualmente me apabulla y siempre tiene ideas que llegan, y esta peli está llena de ellas.

Los carteles de Cannes siempre son muy así-menos cuando Lacombe fue la encargada de hacerlo e hizo uno original con la Binoche. No está mal.

Pánico En La Escena siempre lo consideré como un remake de Inocencia Y Juventud, pero con cambios como ese falso flashback que todos odiamos. Por lo demás está muy divertida.

Respecto a la mancha negra pienso que el Departamento estaba en contra de cualquier cambio, quería hacer ver que nada había pasado y que todo seguía igual. De ahí su empeño de borrar cualquier 'mancha'. Bueno eso es una teoría mía.

Creo no dejarme nada...

CINEXIM dijo...

Pd: quise decir que las ideas (y el universo Burton) me llegan. me comí el me.

V dijo...

Vaya trabajo de laboratorio. Me gusta mucho más la historia (que merece ser rescatada sobre todo por lo que implica) que el logo en si, que la verdad, lo he visto muchas veces e igual eso satura.
Pero la inconfundible firma del burócrata esta visto que no cambia. Y encima carta del abogado.
A esos burócratas tal vez habría que haberles recordado que la mancha negra tiene un origen literario muy ilustre en Stevenson y su isla. Conclusión. Si a Nueva York como al pirata Billie Bones le pasaron la mancha negra (y de que manera) lógico es que aparezca en el logo. Queda perfecto. Muy ilustrativo todo. Al menos para mi que desconocía al dibujante e historia.
Me despido a lo burócrata, que después de denegarte lo que pides todavía te envían un afectuoso saludo o si es un cargo medio o alto su consideración más distinguida.

David dijo...

-V: Mejor la marca negra de Billie Bones que la de Glaser. Una es ficticia y pertenece a una gran novela, la otra...
Y sí, la historia de los burócratas es tan...
¡Vaya! Parece como si en este comentario me hubiera dado por no terminar las frases y dejarlas todas a medias con tanto punto suspensivo. Aunque creo que ya entiendes lo que quieren decir.
Un saludo.

William De Baskerville dijo...

Re,David.

Ni idea de Milton Glaser, y de su archi-conocido logo de N.Y. tan sencillo y tan famoso.

He ido a su pagina y me ha encantado tambien Angels in america, cuando tengo tiempo veré los logos mas detenidamente.
Los de la cabecera son muy buenos tambien.

Tampoco conocia su actualización a partir del 11-S y es buenisimo.

Y quitarle la mancha no tendría sentido alguno. Con eso de modificar el arte en todos los campos seria para un debate tremendo. como le vas a quitar a un diseñador o grafista un detalle en un logo en un cuadro, la letra a un cantante, unas letras a un escritor y pretender que el verdadero significado siga aportando el mismo sentimiento?.

Que no!!!


Pero todo gira siempre en el mismo sentido, lo primero que se les ocurre es el dinero.

No conocia a este Sr. y me ha gustado conocerlo. Interesante entrada y emotiva.

Abrazos y buen fide!.

FATHER_CAPRIO dijo...

Bueno, no pretendo ser original. En el mundo hay seres sensibles y energúmenos. Es una pena, pero la sensibilidad es un lastre y a medida que ascienden a esferas de poder muchos la van soltando y ponen en los altares al dios dinero. Es una enfermedad común, por ello quienes intentamos mantener vivos nuestros profundos sentimientos deberíamos pintarnos un quemado en nuestro corazón, por todo en lo que se nos ha convertido el mundo, no solo NY

Hoy toca filosofía. Otro día hablaremos de cine, o del gobierno como decían los geniales Tipo y Coll

Josep dijo...

Conocía el trabajo de Milton Glaser porque hace veinte años rediseñó el diario La Vanguardia y ya se ocuparon de extenderse largamente sobre la obra del diseñador: naturalmente el logo que da causa al artículo que nos trasladas no formaba parte de aquel dosier y desconocía su existencia.

Me ha parecido muy interesante el relato de esa actividad y la elegante forma en que Glaser responde a la estupidez burocrática que yo pensaba era exclusiva nuestra pero ya veo que debe ser consustancial con el cargo por encima de fronteras y obstáculos naturales.

Un abrazo.

David dijo...

-Heny: Hola. Pues casualidad, Cnxm descubrió un poquito antes quién era Milton Glaser a cuenta de un comentario que le hice en su blog.
También puedes pasar por aquí , si te apetece.
En el resto de lo que dices, estoy completamente de acuerdo.

Un abrazo y buen fin de semana! (eeeh! ¡Pero si todavía estamos a jueves! ¡Qué ganas tienes de que llegue, Henry!

-FATHER_CAPRIO: ¿ De verdad hay que ir soltando siempre "ese lastre" a medida que se asciende? Qué triste entonces... En lo de que el dinero reina, estoy contigo. Vamos, desde hace muchísimo.
Gracias por tu comentario.
Un abrazo.

-Josep: Pues yo no tenía ni idea de lo de "La Vanguardia", pero si se extendieron sobre él y se olvidaron de la que será igual una de sus obras más importantes, no sé qué pensar.

Como bien dices, más allá de fronteras y culturas, ese tipo de cosas es "consustancial" con el cargo ;-)

Un abrazo.

ethan dijo...

Fastidian muchas cosas de las que cuentas, pero ese poner pegas a todo porque sí, esa negación como primera reacción es lo que más me joroba. Luego vienen las disculpas...
Saludos!

David dijo...

-ethan: Pues sí, es como bien dices. Al menos aquí vinieron las disculpas... que otras veces ni eso.
Un saludo.

William De Baskerville dijo...

Muchas gracias,David por el nuevo enlace, ya lo he guardado.

:D, tienes razón, que ganas que llegase el finde, pensé que ayer era Jueves ya!.

Bueno, por si acaso, buen finde!

Abrazo!

marcela dijo...

Preciosa entrada y terrible historia. Conocía a Milton Glaser, y de hecho vi una gran exposición de él en Nueva York. No sólo se trata de burócratas, la creación en diseño siempre pasa por enmendar la plana al que lo hace. Solo hay dos posibilidades: cobrar tanto que no se atreva a opinar, o regalar que es el caso de Glaser. El tema es más peliaguado; una vez que regalas algo, el otro lo regista y ya te puede pasar lo que al buen Glaser.
Hay un caso curioso: es el de la célebre foto de Marlboro del vaquero, pues bien, el cotizado artista Richar Prince lo utiliza ampliado y lo llama una apropiación, género artístico muy americano que hace que si eres "apropiacionista" y artista no te pase nada.
El fotógrafo se acercó a ver la exposición en el Guggehein y pidió a la salida unposter con su imagen; se la cobraron.
Besos David

David dijo...

-Marcela: Hola. Me alegro de que te haya gustado. Curiosa también la anécdota de la foto del "vaquero Marlboro".
Un abrazo.

Helen Ford dijo...

Me ha encantado enterarme de esta historia.
Gracias.

David dijo...

-Helen Ford: Hola, Helen. Me alegro de que te haya gustado la entrada y no hay de qué.
Un saludo.

Möbius el Crononauta dijo...

Entonces, la moraleja sería no regalar nunca tu obra, y menos a la administración, por mucho que ames a tu ciudad.

David dijo...

-Möbius: Jajaja... No sé. Igual. Pero también podría ser otra, ¿no?. Es conveniente que la Administración de la ciudad conozca a los artistas que se han portado bien con ella.
Un saludo.

miquel zueras dijo...

Diseñadores e ilustradores pueden contar muchas historias parecidas. Cuando trabajaba para El Periódico de Catalunya publicando dibujos en la sección de Opinión recibí un e-mail de alguien que aseguraba tener los derechos sobre el Toro de Osborne y me dijo que lo había usado en una viñeta sin su permiso y de que me iba a denunciar, al final resultó ser un esquizofrénico sin nada que ver con ese logo pero me dio un buen susto. Interesante esa historia de Glaser. Saludos. Borgo.

CINEXIM dijo...

David, la entrada del doberman era un regalo al nieto de un blogger que vio la cabecera y le dijo a su abuelo que faltaba el perro. Lo hice deprisa y corriendo y me faltó el texto de Scorsese que es bastante surrealista, la verdad: un Golden Collar Award!!!.

La culpa de todo se la echo a The Artist pues se especulaba con la posibilidad que el perro de la peli fuera nominado como mejor actor secundario: lo que nos faltaba!!!

Lástima que la doberman no tuviera mal perder y se zampara de un bocado al ganador...

Feliz Finde!!!

David dijo...

-miquel zueras: Yo tengo los derechos de "Saludos. Borgo." Lo he registrado, así...ja,ja...
En fin... hay cada uno por ahí.
Saludos.

-Cnxm: Voy a tu casa (que además veo que has actualizado).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...