jueves, 19 de mayo de 2011

SOLIDARIDAD: Una anécdota estudiantil.

Hace ya unos cuantos años,  una mañana en la que los estudiantes se dirigían hacia la universidad se encontraron con que había una huelga de transporte público... De autobuses, en realidad, porque el metro funcionaba.

Ese día, si por ejemplo a la clase tenían que haber asistido... qué sé yo... unas 100 personas...pues sólo pudieron ir unas 30 ó 40 (las que tenían vehículo propio, o las que  venían en autobuses de otras ciudades). El caso es que, algunos de los que habían podido ir aquel día, en solidaridad con los compañeros que no habían asistido, expusieron que había que votar para que no hubiera clase el tiempo que durara la huelga... a fin de no perjudicar a los compañeros que no podían asistir, claro está. Se habló con el profesorado y algunos de estos dijeron que les parecía bien la propuesta, pero otros dijeron que iban a seguir dando clase con tal de que se presentara una persona.


Después de escuchar esto, se votó. Y ganó la opción según la cual nadie debía asistir a clase, para que los profesores no corrieran materia.

A los que venían de otras ciudades o pueblos, no les hizo mucha gracia aquella votación. Habían usado los servicios minimos de autobuses, y los que entraban en el turno de tarde, por ejemplo, llevaban esperando desde las tantas de la mañana en la universidad para poder asistir a clase.

Al día siguiente, otros alumnos a los que el primer día la huelga les había pillado de imprevisto, se agenciaron otros medios para ir a la universidad (coches de amigos, familiares...). Conozco a alguien que incluso fue en metro hasta allí.  El metro te deja como a unos 40 minutos de la universidad, y tienes que andar bastante...pero cuando supo que los autobuses no iban, pensó que un largo paseo no era excusa para perder clase.
Es decir... Todos los que vivían en la ciudad (la mayor parte de los que faltaron el día de la votación), podían asistir a la universidad si cogían el metro.  Sí. Fastidias a la gente de los autobuses en su huelga. Pero os recuerdo que la votación de los alumnos no era en solidaridad con los conductores de autobús, sino con los compañeros que no iban a poder venir a clase por la huelga de autobuses.

Podríamos debatir si esa votación de urgencia había sido representativa o no del conjunto de la clase (muchos no pudieron ir el día que se votó; otros habíamos decidido no ir desde el primer día de clase, así que nos dio lo mismo) y si era realmente razonable. Por suerte, la huelga duró dos días, pero imaginad si la cosa llega a durar un mes.

Pero lo que me interesa es hablaros de otra cosa. Una de las personas que estaba el día que se votó, no participó de la votación, pero dijo que pensaba asistir al día siguiente. No voy a deciros que casi linchan a este conocido...pero claro,  fue el garbanzo negro, el "insolidario".  Un insolidario que se había ofrecido a llevar en su coche a aquellas personas que no pudieran subir (y propuso que esto es lo que debían hacer los que habían subido aquel día con sus coches), y que también ofreció sus apuntes con lo que se había dado en clase los días de huelga a aquellos que faltaron.

15 comentarios:

Dickson dijo...

Esto demuestra que las cosas no siempre son blancas ó negras, aunque situaciones de ese tipo se dan cada vez que se hace una huelga. Saludos.

Lula Fortune dijo...

Desde luego que las cosas no son fáciles y menos cuando se confunde la solidaridad con un río revuelto en el que todos quieren sacar algún provecho. Pararse a pensar un momento siempre es más difícil que dejarse arrastrar.
Un beso garbancito negro.

Blue dijo...

¿Y todo esto ocurrió en sólo dos días?
Me llama la atención con que detalle recuerdas todo. Mis recuerdos de universidad son difusos. Recuerdo mucho más el instituto, por ejemplo. Serán cosas de la memoria selectiva, ja, ja.
Un abrazo.

David dijo...

-Dickson: Hola, bienvenido. Pues sí, supongo que es como dices. También es verdad que hay veces que es blanco o negro, pero bueno...
Un saludo y gracias por tu comentario.

-Lula: Pararse a pensar es difícil siempre. Al menos para mí, que no pienso nada. Otro beso para ti, pero creo que te equivocas con lo de garbancito negro (ja,ja). Bueno, para rollos familiares y otras situaciones podría valer (ja,ja).

-Blue: Sí. Dos días. Como para no recordarlo. Yo solía quedarme todos los días en la cama. Ese año había dejado ya de ir por la uni (bueno desde hacía como dos o tres años, no iba más que a la cafetería practicamente). El caso es que los únicos días que subi por clase fueron los días del examen (lo de dar la ficha, que se hace a principio de curso, entregándola en el examen final Joder! Qué épocas!!)... me pierdo.El caso es que fui los días del examen y el segundo día de la huelga (por eso recuerdo toda la historia). Y conozco mucho-mucho al "garbanzo negro".
Un abrazo.

Blue dijo...

Aaah, o sea, que como ibas pocas veces las recuerdas bien, ja, ja.
;-)

MrMierdas dijo...

El "insolidario" es el justo, los otros, ovejas de un rebaño como muchos que hay por España!
Se acabó el debate, a estudiar!
Ya era hora macho... te me estás volviendo un vago como cuando ibas a la universidad!

Un abrazo!

David dijo...

-Mr.Mierdas: Ja,ja... Tienes razón (en casi todo).
Un abrazo.

CINEXIM dijo...

Tus vivencias personales, (casi)siempre me dejan bastante pensativo.... me ha recordado un poco a Traidor En El Infierno, aunque no tenga nada que ver, jajaj


Bueno, tú sabes que para mi eres un héroe!!!

David dijo...

-Cinexim: Desde luego, qué comentarios me haces a veces. Me voy a sonrojar (ja,ja).
Por una parte, si te hacen pensar estas anécdotas, eso es bueno, ¿no?. Por otra, creo que va a ser mejor que no me conozcas nunca en persona (ja,ja).
Un abrazo.

Mr. Lombreeze dijo...

Yo no creo que la opción de coger el metro para ir a clase supusiera un ataque a los huelguistas de los autobuses. Es un razonamiento que conduciría a una huelga general e infinita. O sea, se podía ir a clase. Eso para mí está claro. Así que yo creo que la huelga de estudiantes estuvo poco justificada, pero si ganó en la votación, es legítima si presuponemos que la votación fue representativa.

Partiendo de esa premisa, o sea hay convocada una huelga legítima y representativa, el insolidario se comportó como un esquirol de libro. No hay que darle muchas vueltas. Y tras ello intentó justificarse antes sus compañeros sobornándolos con apuntes, sabedor de que lo que iba a hacer era reventar la huelga. Su comportamiento fue insolidario, sin duda, ¿razonable?, quizás. Y ahora es cuando hay que volver a lo de la masa vs. indidividuo. Yo le declaro culpable. Él expuso sus argumentos que no convencieron a la mayoría y los de la mayoría no le convencieron a él y por eso no los respetó. En fin, un esquirol on the waterfront...

Quizás actuó en conciencia, lo mismo que los ediles que en conciencia no quieren casar a homosexuales o los farmacéuticos que en conciencia no quieren vender anticonceptivos aunque sea ésa la voluntad de la mayoría del pueblo.

David dijo...

Ja,ja,ja. Mr.Lombreeze, no voy a ponerme el sombrero porque es una lata quitármelo cada vez que vienes. Dicho lo cual... Tus ejemplos son... eh, probemos otros.
Quizás actuó en conciencia, lo mismo que los misioneres que aconsejan los anticonceptivos a pesar de lo que diga la Iglesia, o los médicos abortistas tipo el de Las normas de la casa de la sidra, aunque sabían que esas cosas eran ilegales y no estaban bien vistas por la mayoría del pueblo.
Partes de la premisa de que la votación fue representativa (para mí, no.)
Lo de esquirol de libro de manual no es tan así. Lo de los apuntes y el coche lo propuso antes de la votación. Pero dejémonos de historias. Yo también le declaro culpable (como a Roark en El Manantial, no nos equivoquemos)...pero desde luego me iría con él antes que con los otros...bueno, de hecho sigo con "él" (ja,ja). Y su propuesta era más razonable que la de los que votaron aquel día. Y yo diría que mucho más solidaria (pero claro, conllevaba más molestias que la de no ir a clase y ya está).
Un saludo.

Josep dijo...

Me parece que todo no es tan sencillo y que la premisa importa para llegar a una buena conclusión.

Creo que había mucho zángano en esa asamblea: yo he asistido bastantes días a la universidad con huelga de autobuses que enlazaba la estación de tren con la facultad y en pleno invierno he andado por en medio de la nieve -porque el asfalto helado era peligroso- para poder asistir a clase.

Y por la tarde, trabajaba.

Mucho pijo veo incapaz de esforzarse por aprender en una época en la que las fotocopias de los apuntes no son y lo afirmo literalmente, papel mojado y el esfuerzo de unos, de ser solidarios de verdad, puede ayudar a otros con dificultades.

Más trabajar y menos quejarse, coño.

Un abrazo.

David, David: ¿no te tengo dicho que no debes publicar con tan poco tiempo de intermedio? Un mes sin dar palo al agua y luego casi se escapa una entrada...

David dijo...

Josep: Pues poco que añadir. Si algún otro quiere discutirte. Yo no me atrevo, y además, estoy bastante de acuerdo...

William De Baskerville dijo...

Hola de nuevo ,David.

Yo no veo "insolidario" al chico que expuso su punto de vista.
Es más, tambien hay que valorar su generosidad aportando su coche y ofreciendose a recoger a los que fuese necesario.

Por otro lado tambien está bien la solidaridad con los que no podian ir.

Sea lo que sea, siempre habrá sus pros y contras.

Porque es un mundo de colores y de mirar el color del cristal...
etc.

Yo tambien era muy conocido en bares estudiantiles, incluso a veces ayudaba a poner bocadillos y, yo era negro, blanco, marron? no, era el que casi siempre estaba en el bar (y no consumia, jajajjaja).

Voy parriba, que crei que solo era una entrada y luego vi dos, y resultó que eran tres.

David dijo...

-Henry: Hola. Sí. Es un tema que cada uno lo verá de una u otra manera, como dices. Voy a seguirte hacia arriba ;-)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...