viernes, 10 de diciembre de 2010

COHERENTES INCOHERENCIAS.

Jean-Jacques Rosseau, Jean-Paul Sartre, Henry David Thoreau,  André Malraux, Arthur Miller, Julio Cortázar, Robert E. Howard, John Lennon, John Ford, Frank Capra, y como nos recordaba hace poco Desclasado  en su blog, Eric Cantona... y podría seguir con infinidad de ejemplos   ( bastaría con añadir a la mayoría de los políticos a lo largo de la Historia)...

¿Sois fieles a vuestro imaginario ideario personal? ¿Creéis que os comportáis siguiendo esos principios morales que habéis establecido en vuestra cabeza o que  sois "honestos" con las cosas que apoyáis?

Si la respuesta es afirmativa lo siguiente que os formularía sería una retahíla de preguntas como hastá dónde,  por quién, por cuánto, por qué cosas, a qué hora del día, etc...

Todos nos miramos al espejo y procuramos olvidar las veces que nos traicionamos, nos autoengañamos o no cumplimos con "nuestro credo" (día a día; momento a momento) ... esas cosas en las que tanto creemos o por las que no estamos dispuestos a transigir.

Podemos criticar, exigir, o erigirnos en jueces de comportamientos y conductas ajenas porque siempre sabemos qué es lo inteligente, lo sensato, lo justo, lo que está bien y lo que haría alguien con el que rara vez vamos a estar en desacuerdo: nosotros mismos.

Pero en realidad es tremendamente difícil, por no decir imposible, ser coherente en esta vida. Siempre vamos a tener que hacer concesiones, en todos los ámbitos, con todo tipo de personas, incluídos nosotros mismos, o tal vez especialmente con nosotros mismos. De ahí el título. Para mí, lo coherente es que estemos llenos de incoherencias tanto en nuestras ideas como en nuestras acciones.

Otro asunto es saber hasta qué punto vamos a ser coherentes, o a dejar de serlos.
Cuánto de lo que decimos que somos o cómo somos o  cómo nos gustaría que nos viesen los demás va a verse reflejado en nuestro comportamiento, en nuestra vida.

Y después hay todavía otro tema. ¿Qué ocurre cuando ciertas personas se comportan de forma coherente o tratan de comprometerse con las ideas de alguien que les ha motivado y que en realidad es totalmente ajeno, y casi hasta contrario respecto a lo que predica?
Antes se decía aquello de que se debe predicar con el ejemplo, pero me parece que debería cambiarse por algo como predicar con la excusa,  por si acaso no queremos llevarnos a engaño.

El personaje de Kirk Douglas podía decirle al pie tierno que tomaba bajo su protección en el estupendo western dirigido por King Vidor  "La pradera sin ley" aquello de: "Pero  ¿aún no has comprendido? No hagas lo que yo haga, sino lo que yo digo"... lo que pasa es que a medida que crecemos no perdonamos ( lógico) que la gente haga una cosa y predique otra muy distinta. Por eso no soy predicador...  Así que no hagáis mucho caso a esta entrada.

47 comentarios:

Belknap dijo...

Mr. David, por cierto que no voy a hacer mucho caso a la entrada, pero que esta buena, esta buena, si es cierto mucho de lo que ahi esta expuesto sobre lo coherente y lo incoherente, pero sobre todo, ciertas personas son un poco hipocritas, mientras que otras, de los famosos que alli expone, creo que Lennon era un poco hipocrita, ademas de ser un genio, pero otra no le quedaba y eso que quien le escribe esto es fanatico Beatle y de Lennon. Un saludo y bueno, asi es el ser humano.

Fran G. Lara dijo...

- Ni se te ocurra volver a hablarme así en tu vida - escupió él con los ojos encendidos de ira como si le hubiera arañado un gato.

- Te lo lo he dicho en el mismo tono en que tú te has dirigido a mí - se quejó ella -. Si yo te tratara de la forma que me tratas tú, hace tiempo que me hubieras enviado al infierno.

- Por supuesto - concedió él repatigándose en el sofá -. Alguien con mi carácter es insoportable. Pero allá tú si lo aguantas. Yo no lo haré.

David dijo...

-Belknap: Gracias por tu comentario. Curiosamente, una de las cosas que aprecio de John Lennon es que al menos sabía lo contradictorio que era o lo incoherente que podía llegar a ser. Y me da por pensar que trataba siempre de mejorar (aunque fuera en su cabeza) o ajustarse a ese ideario mental que poseía.
Por otra parte, cuando predicaba podía llegar a decir que lo importante es que la gente se quedara con su mensaje, aunque pensara que él estaba haciendo una payasada...
Y en cierto modo, a pesar de que lo he incluído en la lista (con motivo), también es uno al que reconozco que al menos las cosas en las que creía o por las que apostaba merecen la pena y no se han vuelto una engañifa que se usaba para que a los demás no se les cayera una venda (pienso en Sartre, por ejemplo). En su caso es más bien al revés. Lennon dijo o cantó sobre cosas en las que creía que siguen siendo verdad
(y en las que yo creo, por ejemplo)... y también creo que trataba de comprometerse de algún modo o a su manera con ellas.
Pero bueno, no quiero andar aquí defendiendo a John y acabar pareciendo incluso más fanático que tú en este tema, y no es plan (ja,ja). Un saludo.

-Nemo: "Estupendo y original comentario".

Fran G. Lara dijo...

Siempre a su estupendo servicio.

David dijo...

Ja,ja,ja... Eso es porque el de "el Abismo" está ausente...

abril en paris dijo...

¡ Cuánta coherencia en una sola entrada ! Casi que te sigo..o no, que yá se que estás muy ocupado intentando no contradecirte. Como todos je je..;-))

abril en paris dijo...

¡ Tremenda ilustración ! Ahí hay mucha " verdad" :-)

David dijo...

-abril: Mira... Eso es...Creo que lo que puede salvar a algunos es que al menos tratan de no contradecirse y ser coherentes. Otra cosa es que lo consiga(n)mos. Y sí, la ilustración tenía que ver con el post (ja,ja). Más allá de lo buena que es la ilustración y la copia, cuando descubrí esto y vi a qué había dedicado gran parte de su vida Trachte me pregunté (o alguien en algún post que leí lo hizo tal vez) si había sido coherente con su profesión, su talento y lo que hizo en la vida. Opciones que escoge cada uno y sobre las que no podemos volver a decidir, como diría uno de los comentaristas que ha aparecido en este post.
Un saludo.

Jero dijo...

Silente, David, no ausente ;)

Yo valoro mucho mi propia coherencia. A veces creo, de hecho, que me tomo demasiado a pecho mis incoherencias y me fustigo cizañosamente por su causa. No sé si es sano, pero cada vez llevo peor convivir con gente que no tiene palabra, y no quiero convertirme en reflejo de lo malo que me rodea. Llámame anticuado, pero yo aún creo en cosas como el honor y los principios. Por eso intento no hacer promesas que no pueda cumplir y procuro no engañar a nadie, ni siquiera a mí mismo.

Qué le voy a hacer: siempre tuve vocación de samurai...

lokodatar dijo...

Supongo que sabrás que Cantoná no sacó tela en su día....

emejota dijo...

No soy quien para aportar nada nuevo, normalmente quien procura vivir siendo fiel a sí mismo (porque es el vecino que mas cerca le pilla) suele sentirse más cómodo en su pellejo. Desde cierto punto de vista resulta una simple cuestión de comodidad. Otra cuestión muy diferente es la fuerza de cada cual para no dejarse arrastrar por las actitudes imperantes, y otra vez vuelve a comodidad a colación, esta vez desde el punto de vista contrario. Un fuerte abrazo.

David dijo...

-Jero: Ausente no estás, que ahí está el blog...a ver cuándo me caigo en ese abismo... y ¿silente? Pues has dejado de estarlo con este comentario. Ahora, si quieres ser coherente con lo que dices, después de esto sólo te queda el...espera que mire.. seppuku (con dos ps)
Bueno, y ahora en serio.
Supongo que todos tratamos de ser coherentes con nosotros mismos... y el que no lo haga, incluso recurrirá a un engaño, a una mentira vital que le permita escudarse o explicarse a sí mismo en su comportamiento (¿por qué soy un falso/hipócrita/etc...?).
A todos nos gustaría creer en cosas como el honor (aunque depende, hay ciertas cosas que para mí tienen poco de "honorables"), los principios, etc...
Y lo que dices de no engañar, ni engañarte...pues está muy bien. Pero a veces no nos damos ni cuenta de cuándo empieza a pasar eso.
¿Has visto la película Viva Zapata dirigida por Kazan con Marlon Brando? Si es así, ¿recuerdas el maravilloso momento de "¿cuál es tu nombre? ?
Lo de vocación de samurai no es bueno. Siempre sirviendo a un señor, metiéndose en batallas ajenas, y con unos códigos demasiado rígidos para mi gusto (ja,ja).
Un saludo.

-lokodatar: Sí. Algo leí, pero bueno... Más allá de que ni él cumpliera...lo que apuntaba no era una chorrada.

-emejota: Si tú no eres quién, yo menos. uuuummm... Estoy de acuerdo con lo que dices... pero cuando alguien no vive siendo fiel a sí mismo, creo que se busca excusas (y no nos cuesta darles crédito o aceptarlas como válidas) para justificar su comportamiento.
Lo de las actitudes imperantes y que nos dejemos arrastrar por ellas traicionando nuestras ideas es algo que ocurre casi continuamente, pero como bien dices es otra cuestión diferente. Gracias por tu comentario y otro fuerte abrazo por mi parte.

Marcos Callau dijo...

Como creo que, a veces, mi vida es un completo caos me conviene decir que lo más coherente es ser incoherente. Porque estoy lleno de incoherencias y a veces parece que no siga ningún patrón... En fin...

X dijo...

David, he llegado a un punto en mi vida en el que creo que he asumido con rotundidad mi conocimiento sobre mi desconocimiento. Es como si cada vez me conociera más, es decir, como si cada vez conociera más acerca de todas esas incongruencias que conforman mi "yo". Me siento constantemente como anuncian algunas páginas en internet: "En construcción". Por éso mis innumerables imperfecciones me sitúan lejos de la rectitud moral de Atticus Finch, Ransom Stoddard o George Bailey. Pero ¿Sabes?, me gusta mirarme en éllos, y en algunos más, pocos de carne y hueso, y descubrir una y mil veces que es hacia donde yo quiero caminar, por decisión propia, huyendo de corrientes ideológicas o morales más o menos de moda en esta vida que nos ha tocado vivir y aún a sabiendas que no logre alcanzar nunca mi objetivo. En mi caso, creo que lo más importante es que mientras camino, esta travesía me brinda grandes momentos de autenticidad y hace que me sienta un ser un poquito, sólo un poquito, más perfecto.

Disculpame por hablar en exceso de mi mismo, lo cual podrá mostrarme algo más pedante e imperfecto aún. Pero es precisamente de mi mismo de quien siento más legitimidad para hablar. Y además es hasta aquí donde me ha conducido tu sincera reflexión.

Como ves hoy me he negado a quedarme de mero espectador tras la cortina. Pero ahí estoy siempre. Ya lo sabes.

Un abrazo.

David dijo...

- Marcos: Lo más coherente acaba por ser lo incoherentes que somos, pero bueno, hay que tratar de ser coherentes, ¿no? Llenos de incoherencias estamos todos. Un saludo.

-Xabi: Pues sí. Estamos "en construcción" todo el tiempo... Por eso la obra se puede venir abajo en cualquier momento.
No hay nada que disculpar...
Además, me ha encantado tu comentario y, sinceramente, a mí me pasa igual. En el fondo quiero creer que trato de seguir los pasos que tomarían esos personajes de ficción, aún a sabiendas de que yo tampoco lograré nunca pisar sus huellas (mi pie es demasiado pequeño para semejantes zapatos).
Tú pensabas que hablabas de ti, pero creo que yo nos leía a los dos.
Otro abrazo de mi parte.

Desclasado dijo...

Gracias por citarme, has hecho un buen análisis o motivo de autoexamen.
Es jodido... es jodido...Uno que no sea hipócrita rematado quiere ser coherente, pero como apuntaba Emejota uno es uno y sus circunstancias y en no pocas ocasiones hay que transigir con el mal menor. Después está la capacidad de autoperdón, el ser muy disculpón con uno mismo, o ya para hipócritas aquello tan de la religión de "que tu mano derecha no sepa lo que hace la izquierda".
Se intenta ser coherente, hasta donde la prudencia lo permite o un egoísmo que ya es caridad con uno mismo.

Kinezoe dijo...

En la medida de lo posible -y siempre que uno no salga muy mal parado- soy de los que opinan que hay que intentar ser coherentes. No sé hasta qué punto lo estaré consiguiendo... Seré un ingenuo idealista algo chapado a la antigua, pero a mí me siguen gustando ciertas cosas como el honor, la fidelidad, la coherencia, la dignidad, etc. Y no me pidas que las defina, que te veo venir... :p
Como dijo aquel: «Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros».

Qué curioso, esa misma frase que citas siempre la escuché yo en boca de mi padre pero aplicada a los curas: «¡haced lo que yo diga, pero no lo que yo haga!», jeje... ;)

Un abrazo.

Blue dijo...

David, contestarte a todo esto es casi una confesión.
¿Soy fiel a mi ideario personal? Casi siempre.
¿Me comporto siguiendo...? Casi siempre.
¿Cuando me traiciono? Pues muy fácil, cuando seguir mis principios puede contrariar o disgustar a personas que quiero. Esa es la única condición.
Como no tengo poder tampoco soy sobornada, así que por ese terreno es difícil pillarme, ja, ja.

Y respecto a la falta coherencia de los demás, la verdad es que cada día me fijo más en eso (y en la mía, claro). Además, no sé si serán cosas de la edad, que ahora me atrevo incluso a echarla en cara, ja, ja.

Saluditos...

Jaime Sirvent dijo...

Magnífica entrada, siempre estamos en construcción como dice Xabi, en constante aprendizaje y evolución, con lo que resulta muy difícil, por no decir imposible ser absolutamente fieles a ese George Bailey, Ransom Stoddard o Atticus Finch que pretendemos ser. Además, lamentablemente en la vida hay que hacer concesiones.

Yo prefiero quedarme con lo que dijo Unamuno"No le juzguéis por el hombre que fue, sino por el hombre que quiso llegar a ser", saludos.

David dijo...

-Desclasado: No hay de qué. ¿El autoexamen lo tengo que hacer por haberte citado (es brooma)?
Sí. Ya lo creo que es jodido. Y coincido en el resto de tu comentario.

-Kinezoe: Supongo que todos de algún modo intenta ser coherentes. ¿Creemos que los falsos se tienen por tales o se ven en realidad como más listos frente a los ilusos que tratan de ser coherentes?
Ja,ja.. Vale. No me definas esas cosas entonces.
Lo que dijo aquel era humor. Si estamos tan dispuestos a cambiar nuestros principios ante los demás, es que no tenemos. Otro abrazo.

-Blue: Digo que no me considero predicador y ya me adjudicas el papel de confesor... pues si que..
Ego te absolvo... Tres post sin dejar comentario en el blog del Desclasado y dos visitas a blogs que tenga enlazados. Puedes ir en paz.
A mí me pasa casi al revés...con la edad cada vez tengo menos ganas de decirle nada a la gente de sus incoherencias...Ellos sabrán... Las mías las sobrellevo como puedo. Tengo que confesarme un día de estos ;-) Saluditos.

-Jaime Sirvent: Ay, Jaime. Me alegro de verte por aquí y al mismo tiempo me jode pensar en lo que me has dicho en tu blog. Tú vales un montón (no creas que digo esto a la ligera conociéndote después de dos tardes y unas cañas... lo digo por otras cosas). Por eso, lo primero que me ha salido es lo de qué idiotas son... En fin...
Estamos en construcción en todos los sentidos, sí. Y aplica a lo ocurrido que a lo mejor ahora puedes buscar otros andamiajes más adecuados.
Lo de ser fieles a esos personajes a mí me parece complicadísimo.
La frase de Unamuno es genial... Pero lo que siempre terminamos juzgando son hechos, no intenciones. Un fuerte abrazo.

Blue dijo...

¿Me he sincerado y me castigas así?

;-)

Mr. Lombreeze dijo...

"Es más fácil escribir diez volúmenes de principios filosóficos que poner en práctica uno solo de sus principios." Tolstoi
No está mal la tolstoianada, pero siguiendo la filosofía marxista: "Estos son mis principios, si no le gustan, tengo otros".

maryshelley dijo...

David querido,
La incoherencia de los demás se ve fácilmente, la propia siempre tiene anteojeras. Yo sí que me fijo mucho en la incoherencia de los demás y cada día soy más intransigente. La mía, es privada pero la que me molesta es de los que hablan por boca de ganso.
Como Blue procuro ser coherente en la medida de mis posiblidades, Y al igual que ella, falto a mi coherencia si con ella hago daño.
Los que tienen que se, y parecer coherentes, son los que dicen ser líderes. Los artistas también, pero creo que en ocasiones es su incoherencia la que le lleva a ser artistas.
Las reglas todas pueden tener excepciones, los principios no.
Y me ha gustado tanto la entrada que creo deberías ampliarla. Sé que la inteligencia debe servir, para no hacernos demasiadas trampas.
Un beso por tus pequeñas incoherencias. incoherencia.

David dijo...

-Mr Lombreeze: A Julius ya le han citado por aquí... Además, no nos engañes, tú no tienes "otros"... Si estás todo el rato hablando de los principios que te gustan, y a veces hasta de los finales (cuando son de pelis).

-maryshelley: Supongo (que no sé) que todos tratamos de hacer un poco como Blue en este asunto.
En lo de los principios estoy de acuerdo. Sería para debatir, pero creo que entiendo por dónde vas y pienso lo mismo.
Lo de ampliar la entrada lo veo difícil, pero bueno, con lo incoherente que soy, no sé...
Gracias por el beso, Marcela.
un abrazo.

PEPE CAHIERS dijo...

La coherencia absoluta es una utopía. El que esté libre de incoherencias que arroje el primer aforismo.

MucipA dijo...

¡Vaya que es cierto! El mundo está lleno de incoherencias y eso de decir una cosa y predicar otra está a la orden del día. Lo de "predicar con el ejemplo", sin embargo, siempre me ha recordado a eso de "no hagas lo que no te gustaría que te hiciesen", aunque para nada significa lo mismo. Son las típicas frases sentenciosas que si no nos ponemos en el lugar del que las sufre no acaban de tener sentido, pero en realidad tienen muchísimo sentido.

Saluditos

ANRO dijo...

Ay madre! ...Ese discurso sobre la coherencia-incoherencia no me mola demasiado en los prologómenos del fin de semana.
Yo tampoco soy predicador, ni sigo a ningún predicador. Yo me sigo a mí mismo, lo cual no es poco. ¿Cuántas veces he sido incoherente a lo largo de mi vida?....probablemente miles de veces, pero cabeceando sobre ello con tranquilidad, en el momento actual estoy convencido de que obré coherentemente con mi naturaleza.
Todas mis decisiones, independientemente de la forma que puedan juzgarse, han sido coherentes porque yo he querido que así lo fueran.
Creo que el modo como cada persona pueda ver o sentir esos conceptos depende del grado de escrúpulo o de la presión de ciertas creencias.

En fin David mi ccoherencia de este fin de semana es preparar una buena comidita, salir a pasear a la playa a la caída de la tarde y mañana domningo darle una vuelta a mi pequeña finquita y ver alguna peli buena....te aseguro que no hay ni un pizco de incoherencia en ese obrar.
Un abrazote, amigo

edu dijo...

Coincido en parte con el Sr. Cahiers. La coherencia no existe. Ni debería existir. Está sobrevalorada. Y además es imposible en un mundo en el que es improbable tener consciencia absoluta del propio yo, y, por tanto, de mis "principios".
Salud y saludos

MrMierdas dijo...

Yo, me contradigo a cada momento y eso me gusta y me hace mas humano. Me mola ser así y no sé si me fiaría de alguién muy fiel a sus principios.
Tuve un "extraordinario" jefe francés que a la hora de hacer entrevistas a altos mandos preguntaba si fumaban, bebían, les gustaba el fútbol...si a todas estas preguntas la respuesta era no..."arrevoire que dijo Voltaire".

Sigues siendo el rey de las cabeceras chulas macho...que envidia me das...

Un saludo!

David dijo...

-Pepe Cahiers: Ja,ja... Muy bueno. Si eso es tuyo, merecería figurar en una antología de citas.

-MucipA: En la misma línea prefiero la de "trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti", la regla de oro, que se dice. Y estoy de acuerdo, claro que tienen muchísimo sentido. Un saludo y gracias otra vez por las correccones del texto.

-Anro: ¿Cuántas no lo sé? Pero te cuento una. En un blog de cine y literatura, andar colocándonos loas y vivas a jugadores de fútbol podría ser una de ellas, ¿no? (ja,ja).
Bueno, ahora en serio.
Anro, desde "Todas mis decisiones..." hasta el final de tu comentario... ni una pizca de incoherencia. Un abrazote de los tuyos.

-Edu: Bueno, no sé... Vale que es imposible la coherencia absoluta (personajes de ficción aparte) Pero no creo que esté sobrevalorada. Por supuesto, si un tío es coherente con sus ideas y esas ideas son una gilipollez ("yo para este trabajo sólo quiero a... escoger opción...), pues prefiero a un "incoherente" en un momento dado, que pueda ser más flexible. Pero es que no sé... Yo creo que lo de los principios... con seguir lo que decía MucipA más arriba: "no hagas lo que no te gustaría que te hiciesen", pues bueno, si hay gente que trata de comportarse siguiendo ese tipo de cosas...a mí me convence. Saludos. Y a ver si nos vemos, joder, que voy a conocer a Igor cuando vaya a la Uni a este paso...

-Mr.Mierdas: Yo también me contradigo. Hay que ser fiel a tus principios excepto cuando veas que estos no funcionan...
Más te envidio yo con lo tuyo, no te creas.. que lo de las cabeceras lo podemos hacer todos...lo otro requiere bastante más.
Un saludo.

David dijo...

-Blueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee Que estoy medio dormido. Chiquilla, se me ha pasado... Pero por otros sitios ya me avisan (los tienes a tus pies (ja,ja)... Bueno, a ver.. qué era... Pero ¿qué voy a contestar a eso? Desde luego... cómo sois. Me hizo gracia cuando lo leí, y claro, no añadí el ja,ja, pues no sé... Esto es una tortura.. qué sensibles sois! (Es broma... ya puedes perdonar, Blue)
Un abrazo, un beso y nada... ya puedes dejar comentarios en el blog de Desclasado.

Crowley dijo...

Gran texto, amigo David, gran texto para la reflexión.
Yo trato de no predicar y seguir mi propio camino, pero algunas veces, es inevitable imagino, siento que no soy del todo fiel a lo que verdaderamente quisiera ni hhago lo que me pide mi cuerpo y mi mente, pero me temo que así es la vida. Aún así, a riesgo de caer en la incoherencia, he tratado de ser coherente conmigo mismo en la vida.
Y lo dejo, que tofo est suena muy incoherente.
Un abrazo muy coherente

David dijo...

Gran comentario, amigo Crowley, gran comentario ;-) (estoy a la mitad del libro. Es cortísimo. Lo acabo hoy).
Un abrazo incoherente por mi parte.

Blue dijo...

Vengaaaaa...Un abrazo, un beso y TODO.

(Vais a acabar conmigo ;-)

lokodatar dijo...

Ese final de Figth Club, ese si que apunta David.

Josep dijo...

Esto no es para mí; no ahora; estoy demasiado espeso; lo he leído, lo he dejado para otro momento, he leído los comentarios, dos veces, y sigo pensando que es demasiado para mí: ¿porqué debería preocuparme la coherencia?

Si es la propia, llevo tiempo viviendo con ella.

Y si es la ajena, llevo tiempo haciendo caso omiso al que predica pero no da trigo..

Lo que sí parece evidente es que, a priori, el incoherente se lo pasa pipa porque tanto le da.

Eso sí: esas gentes tipo Cantona carecen de interés salvo en su especialidad, pero eso ya sería objeto de un debate más vivo: el alcance mediático que proporciona trascendencia a las declaraciones de algunos que son verdaderos ignorantes del tema sobre el que se pronuncian.

Antes que se me olvide: fantástica la cabecera elegida.

Saludos.

p.d.: jodeeee.... ahora, las letritas, en redondilla ilegible.... ;-)

David dijo...

-Blue: Holaaaa.

-lokodatar: Apunta a qué...

-Josep:
¿Demasiado para ti? Ja,ja,ja.
Justa venganza por los exámenes que eran demasiado para mí.
Bueno, ahora en serio...
De acuerdo en lo que comentas al principio (no me queda otra; es tu forma de verlo
(y opino parecido ;-) )
Pero lo de que el incoherente se lo pasa pipa. Depende.
Si es coherente con su incoherencia, supongo que sí. Pero si es incoherente con su forma de ser, se sentirá culpable, sentirá que se traiciona a sí mismo o a los demás, etc...
Lo otro, como dices, daría para otro debate.
Un abrazo, Josep.

Lughnasad dijo...

Siempre estudié en colegios de curas. Cosas de la vida. En plena adolescencia era incapaz de soportar a las buenas de las monjitas, dando amor de palabra, jodiendo con sus actos. Esa incoherencia me hizo plantearme muchas cosas. Una de ellas, mis propias creencias que se vinieron abajo de forma estrepitosa. Al final consiguieon un ateo rodeado de crucifijos, oraciones matinales y demás. Desde aquella, la coherencia me parece fundamental.
Sin embargo, como ya se cita, la coherencia es utópica, porque es muy difícil ser coherente siempre, sin embargo, como toda utopía es un camino que seguir, nunca alcanzaremos la meta, pero siempre estaremos caminando.
Gran entrada y grandes comentarios

CINEXIM dijo...

HOLA DAVID!!!

Serás prácticamente la primera persona a quien postee tras mi regreso (Henry sabrá perdonarme, jejej). La verdad es que la semana pasada estuve liado pero no quería dejar tanto tiempo la última actualización, por lo que colgué la de Pitt que en realidad tenían que ser tres, pero como no podía contestar a los posibles post lo amplié para si alguien entraba durante ese lapso. Tienes toda la razón la primera es la mejor.

Estos días descubrí dos joyitas: Estambul, menor pero superinteresante porque todo él rezuma Welles, no te pierdas la persecución en la cornisa y esos contrapicados wellesianos; y otra mayor: El Quimérico Inquilino, que aún no había tenido oportunidad de ver.

Tu post me ha gustado mucho y me ha dado qué pensar. Yo, en mi incoherencia, me refugio en la fábula de la rana y el escorpión y me digo es mi naturaleza.

Un abrazo!!!

CINEXIM dijo...

Fe de erratas: donde pone primera quería decir única.

Lula Fortune dijo...

Es curioso, como decía alguno de tus comentaristas, que a medida que pasa el tiempo vamos dando por menos seguras cada una de las cosas que con unos añitos menos hubiéramos defendido hasta la muerte. ¿Incoherencia o contradicción? Cuanto más conocemos del mundo, de las relaciones humanas, del paso del tiempo... me da la impresión que menos entendemos. O por lo menos eso me pasa a mí. ¿La incoherencia puede derivarse de la tolerancia?
Simplemente creo que hay que llamarla evolución... si se mueve, está viva.
Besos...estoy, estoy...aunque un poco desaparecida...pero volveré... y no es una amenaza eh? :)

David dijo...

-Lughnasad: Lo de que siempre estar caminando hacia esa utopía que es la coherencia me gusta. Sí, supongo que es lo que hay que hacer. Gracias por el comentario.

-Cinexim: Vale. Me apunto entonces la de Estambul y la del Quimérico (que no la he visto). Las pillaré y ya te diré (dame unos meses, que ya sabes cómo va esto).
Demasiado "Welles" te veo... Eso de la rana y el escorpión queda genial como cita, pero no es forma de comportarse, CNXM (ja,ja).
Otro abrazo.

-Lula: Poco más que añadir. Bueno... Y aunque lo fuera ;-)

Paco dijo...

Difícil comentar algo tal como está el patio de lleno. Fantástica reflexión. Alguien dijo por ahí que no se fiaba de las personas que no son capaces de cambiar sus opiniones. Yo estoy totalmente de acuerdo. Y, como en otro de los comentarios, yo creo que ésto tiene que ver con la la madurez, la reflexión ante nuestros errores y la tolerancia. La contradicción más racional nos debería llevar a afirmar que ser coherente es no serlo. Saludos.

David dijo...

-Paco: Nada que añadir también a tu comentario, que comparto bastante. Gracias por pasarte, y un abrazo.

CINEXIM dijo...

jajaj lo sé, pero en verdad te digo que suelo ser muy coherente caiga quien caiga.

A ver, yo es que de siempre he sido muy wellesiano y (casi) todo lo que toca este hombre me ha gustado, quizás con la excepción de El Proceso. Recuerdo lo mucho que disfruté con MR. Arkadin, a pesar de saber que en ocasines es un despropósito. Y algo parecido me pasa con Polanski, El Quimérico Inquilino me impactó mucho.

Respecto a Villena creo que en realidad fue verlo en persona lo que hizo que se refiriera a Welles en esos términos.


Por cierto ¿eres un gran admirador de Vidor, verdad?


Un abrazo!!!

William De Baskerville dijo...

Buenas noches, David!

Mas coherente imposible.

Lo coherente y lo contrario, van siempre unidas, o de la mano, o como quiera interpretarlo cada uno.

No hay coherencia sin una incoherencia que la sigue o la precede.

Como mayor reflejo lo hemos tenido cada uno en su campo, con los que hemos admirado desde años, pero eso no nos quito a la mayoria de seguir siendo sus seguidores.

Poniendonos la mano en el pecho ¿Quien no ha sido las dos cosas?.
Y continuaremos siendolo.

Se puede ser muy coherente durante un tiempo y despues volver en el menor detalle a la incoherencia.

o al contrario.

Como he dicho antes, no se puede ser lo uno, sin a veces caer en lo otro.

Y si hay alguien que no, que levante lag pienna!. :D.

Esta entrada me gusta es de esas que hacen pensar.


Pd: Querido David!,me ha encantado tu recuerdo con Cria Cuervos.
Ahora mismo que recuerde, se me ha venido a la cabeza aquel dia de hace pocos meses que fuiste a ver Toy Story 3 y contaste tu historia.

Conserva esa memoria, David! o al menos (porque en eso no gobernamos) sigue trabajandola y muestrala!!

Un Abrazote! que pases buen finde!. Nos vemos en la cuesta final del concurso que creo que estoy a punto de alcanzarte...
:D!.

David dijo...

-CNXM: La respuesta en tu blog.

-Henry: Iba responderte también en el tuyo, pero no sabía en qué entrada de las de Ana, y la indecisión me ha hecho volver aquí.
Me gusta tu comentario. En realidad me han gustado mucho los comentarios que ha hecho la gente que ha venido por aquí en este tema.
PD: Me alegro de que te gustara ese recuerdo. Ja,ja...Gracias por lo de la memoria y que pases buen finde también. El que me va alcanzar casi seguro es Mr.Lombreeze.
Un abrazo!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...