domingo, 24 de enero de 2016

UN COMUNISTA EN HOLLYWOOD

Dalton Trumbo

Dalton Trumbo era uno de los "diez indeseables".  Se atuvo a sus derechos según la Primera Enmienda, el derecho de todo ciudadano norteamericano a la libertad de expresión. Pasó un año en la cárcel. Eso ocurría en 1950. Casi diez años después, no podía pisar ningún estudio. El descrédito público del senador McCarthy en manos del periodista Edward R. Murrow por la televisión nacional y su muerte acaecida poco después, en 1957, no sirvieron de nada. La lista negra seguía inamovible.
Dalton tenía que ocultarse para escribir y usaba seudónimos en todos sus guiones. Durante diez años, trabajó bajo nombres supuestos, incluyendo relatos para revistas femeninas, firmados por su mujer. En la ceremonia de entrega de premios de la Academia, en 1956, el año que no gané por Lust for Life*, Dalton Trumbo ganó la estatuilla al mejor guión por The Brave One ("El valiente"), con el seudónimo de "Robert Rich". La ceremonia fue una mascarada. "Recibe el Oscar en nombre de Robert Rich, que lamentablemente no puede acompañarnos esta noche..." Todo Hollywood sabía de qué iba la cosa. ¡Qué hipocresía!

Extraído de "El hijo del trapero" de Kirk Douglas. Traducción de Iris Menéndez.

*El loco del pelo rojo.

                                                  y

Dalton Trumbo y su esposa Cleo.

Dalton pensó que Nixon podría mostrarse receptivo a un discurso mío para que se acabara con las listas negras. Firmándolo con el nombre de “Sam”, Dalton escribió una carta muy elocuente en la que me suministraba munición para un posible encuentro. En parte, decía lo siguiente:

”Once años después, dudo de que en todo Hollywood queden cinco miembros del Partido Comunista. La mayoría de los represaliados llevan años fuera del partido. Algunos se han vuelto conservadores, otros se han hecho demócratas, y algunos han conservado un punto de vista socialista, en términos generales. Pero ninguno de ellos puede admitir en conciencia que una comisión legislativa valore sus lealtades. Aparte de esto, consideran que una confesión forzosa de culpabilidades anteriores o de estupidez no se diferencia mucho en sus principios de las confesiones públicas que han caracterizado el sistema judicial ruso, ni al lavado de cerebro del que se acusa a los chinos. Por esta razón, y solo por esta razón, decenas de ellos han guardado silencio y ha soportado las consecuencias. Creo que hay muchos, muchísimos argumentos contundentes contra las listas negras… y me he tomado la libertad de tomar unas cuantas notas, en un estilo que confío que sea lo bastante ligero y muestre el suficiente desapego para que el señor N(ixon) pueda apropiarse de ellos sin poner en ningún compromiso a la persona (Kirk) que, por casualidad, se los entregó.”

Poco después se canceló el encuentro, pero Dalton siguió recordándome a Nixon. Él había visto guardar silencio sentado al entonces, congresista Nixon, mientras J.Parnell Thomas aporreaba con la maza y proclamaba denuncias por desacato. Dalton creía que en realidad Nixon nunca se sintió cómodo con la caza de brujas.

Yo era escéptico. Nixon tenía credibilidad para decir que había llegado el momento de poner fin a las listas negras, ¿pero tendría agallas para hacerlo?

Extraído de "Yo soy Espartaco" de Kirk Douglas. Traducción de Ricardo García Pérez.
                                                                 

¿A dónde vamos a llegar cuando hasta los yankis tienen estatuas de  reconocidos comunistas en su país?
                                                                        
Nixon no tuvo agallas. O no tuvo ganas. Y el "asunto" se resolvería finalmente de otra manera.

Guardo buen recuerdo de "La tapadera" (la de Tom Cruise, no; la de Woody Allen y Zero Mostel), pero hace muchos años que no la he revisado.  También guardo buen recuerdo de  "Buenas noches, y buena suerte", sobre el periodista Murrow al que hacía mención Kirk más arriba y su lucha contra la "caza de brujas".
De la que no guardo apenas recuerdo (y creo que no me convenció demasiado) es  de "Culpable por sospecha" con Robert De Niro.

No sé dónde leí (tal vez en uno de los dos libros de Kirk Douglas) que Dalton Trumbo se pasaba todo el día escribiendo. Un guión* tras otro. Si antes de estar en la lista negra con escribir dos o tres al año tal vez le hubiera bastado, al pasar a la "clandestinidad"  tuvo que escribir mucho más para seguir manteniendo su nivel de vida. Trabajó para productoras pequeñas e independientes, y no cobraba las tarifas estándar al hacer de "negro"

Tiene mérito hacer una película sobre alguien que se pasa todo el día escribiendo... y no detrás de una mesa, sino en su bañera, que es lo que solía hacer Dalton Trumbo. 


"Trumbo" (2015) dirigida por Jay Roach, con guión de John McNamara basado en un libro de Bruce Alexander Cook se ve con agrado y con interés, sobre todo si te interesa el tema. Es una película que toma claramente partido por esos rojos escritores de Hollywood. Para algunos, casi una hagiografía de Trumbo que mezcla a su antojo "realidad" y ficción. Un ejemplo: Parnell no estuvo en la cárcel con Trumbo, sino con Lester Cole y Ring Lardner Jr.


La verdad es que a mí esos detalles no me importan. Así al menos podemos tener una réplica por parte de Trumbo para el congresista corrupto que le llevó a la cárcel. Ring no quiso decirle nada cuando se lo encontró. Vale, así que eso fue lo que ocurrió, y alguno puede decir que es más "real",  pero desde luego me parece menos interesante desde un punto de vista dramático.



Bryan Cranston como Trumbo y Diane Lane como Cleo están estupendos. El resto del reparto también. Y por muy exagerado o típico-tópico-previsible que pueda resultar, me encanta el momento de John Goodman como Frank King y su bate. Me gustaron también las fotos de los Trumbo reales en los créditos finales (además sale parte de una entrevista televisada con el Trumbo real).

* La R.A.E da preferencia a la grafía sin tilde, aunque  permite que aquellos hablantes que pronuncien estas voces en dos sílabas puedan seguir tildándolas. Yo debo ser de esos.




PD: En la red he leído que Dalton Trumbo era un "fanático" socialista (por lo visto no se puede ser un fanático "demócrata" aunque lleves a algo como la "caza de brujas") convencido de las ventajas del estado soviético, que apoyaba la dictadura de Stalin y que esta película hace un feo servicio a la historia al presentar como héroes a unos guionistas stalinistas que solo buscaban implantar un feroz comunismo en Estados Unidos por medio de sus películas. Pues nada. Habrá que hacer una película en la que los héroes sean los instigadores de la caza de brujas para que estén todos contentos.

A mí me basta la carta que le escribió a Kirk más arriba para ver que Dalton no debía ser tan "cerradito" como quieren hacer ver algunos. Es más...supongo que si menciona "las confesiones públicas del sistema judicial ruso" y las compara con lo de la "caza de brujas" no creo que sea porque estuviera de acuerdo con ellas.

AÑADIDO: En esta reseña de Variety (que confieso no he leído) me he encontrado con algo muy interesante. Si bajáis a los comentarios,  cuando lleguéis al de John Hart, que empieza diciendo "How about the truth and getting the facts rigth about Trumbo" veréis que  según él,  su padre, Juan Duval es quien merecía el Oscar  de 1956 por el guión de "The Brave One"
Y lo cierto es que el guión de Trumbo se escribió usando el de Vidal. Pero aunque su padre escribiera el guión "original",  no hay que olvidar que Dalton "escribió" (que no firmó) el que se rodó.


¿Y qué hay de lo que apunta Hart sobre el guión  de "Vacaciones en Roma"? ¿Reescribieron día y noche Wyler y Ian McLellan Hunter (que también acabaría en la "lista negra") el guión de Trumbo durante el rodaje? 

Podría ser. También deberíamos considerar que de no ser por la lista negra, quien habría reescrito los cambios que tal vez pidiera Wyler habría sido el mismo Trumbo, que ya había ejercido de "doctor" tanto en guiones propios como ajenos. Y Hart no dice nada o se olvida de que en los créditos del guión también figura el nombre de John Dighton. ¿Qué hizo Dighton? ¿Será que hacer películas al final es una labor de equipo?

Por otra parte, Kirk dice en su autobiografía que Trumbo era el único guionista con el que ha trabajado que te entregaba un guión en el que no era necesario retocar nada. Y hasta Edward Abbey consideró que el guión de "Los valientes andan solos"  era mejor que su novela.

Según cuenta Hart también en su comentario, el hijo de Ian McLellan Hunter (quien firmó "Vacaciones en Roma"; si la "escribió" o no es otra historia) no quiso devolver el Oscar que recibió su padre cuando se lo pidió la Academia para entregárselo a Trumbo.

Y como ya hemos visto, John Hart también quiere un Oscar para su padre por "The Brave One": "Si Trumbo recibió póstumamente el Oscar por la historia de "Vacaciones en Roma", entonces la historia original de mi padre en la que se basó la película "The Brave One"  merece ser reconocida por Hollywood y la Academia otorgarle póstumamente el Oscar para la "Mejor Historia Original".

¿Qué quéreis que os diga? Por este tipo de cosas casi prefiero la "historia" que me cuenta la película. Más allá de lo que hiciese su hijo,  en la película, Ian McLellan Hunter y Dalton Trumbo eran amigos. Ian no quiso cobrar por "Vacaciones en Roma", aunque se quedara un 30% ante la insistencia de Dalton, y lo que sí hizo fue cambiar el título de la película. Ambos quedan como dos tipos estupendos y la escena es como me gustaría que hubiese ocurrido en la vida real.

En cuanto a lo de Juan Duval.  El "error" de la película es presentar tal vez que el guión de "The Brave One" es una historia original de Trumbo como lo era la de "Vacaciones en Roma"... Lo siento por Hart, pero lo veo como una aceptable "licencia dramática", y aunque no hubiera estado mal que se viese que era otra "adaptación" más de las de Trumbo, el nombre del autor original es irrelevante para esta película.

14 comentarios:

abril en paris dijo...

¡La compro! Estoy deseando verla. De entrada Bryan Cranston me parece un actor buenísimo (le he visto un parecido en los gestos a Terry Thomas) Es una de las que tengo apuntadas. Ya sabes, uno de esos personajes que crecen con el tiempo cuando sabemos de su resistencia, su afán por sobrevivir y todo lo que hubo alrededor.
No hay nada como la censura para saber quién tiene agallas y quién se acongoja y delata a sus amigos. "Contra algo" siempre se activa la imaginación.
.. ESTO ES UNO DE ESOS MOMENTOS (a)vengonzantes para la historia en un país que se presume de tener una constitución que protege la libertad de expresión, de religión y muchas más..con esa autoconcepción puritana de ser los elegidos para "salvar" el mundo,
pero tambien es la nación del racismo, el kkk , de la CIA y otras lindezas. La dichosa "guerra fría". Absolutismo cerril vestido de "patriotismo"..y ahí me parece que no se libra nadie en algún momento de su historia.Afortunadamente siempre hay quien resiste y defiende las libertades pero mientras tanto...

¿ASi que has pasado de la URSS a la caza de brujas? Curioso..bueno los "rojos" americanos nunca fueron tan cenutrios como los Stalinianos, creo.. Amaban la buena vida y sus "piscinas" más que al partido. Por cierto, me encanta como Lubitsch aborda con humnor en Ninotchka el tema del comunismo.
Y otra cosa ¿Un comunista en Hollywood? creo que había más de uno ¡un nido!.. pero ya sabes.."a la americana" que no es lo mismo vivir allí que en la madre Rusia.

Volviendo a Trumbo debía escribir en la bañera porque en Mexico hacía mucho calor y me temo que tuvo que irse una temporada. Perdona .. no quiero frivolizar porque el tema es serío, y la gente lo debió pasar realmente mal, al menos Trumbo tenía amigos, otros ni siquiera sobrevivieron a la ruina.
Un tema muy de "cine", se han escrito guiones sobre la caza de brujas de una forma encubierta durante los años siguientes, se perdió la frescura en muchos proyectos, mucha gente, aunque ya no hubiera persecución, se autocensuraba por miedo.

Perdona la chapa. Es un tema que siempre me ha interesado.

Lo dicho. Espero ver la película.

Saluditos

David dijo...

-abril: Pues si estás deseando verla, a menos que pase eso de "esperaba más", supongo que te gustará. A mí Cranston también me parece un actorazo, pero no por esta peli o por Breaking Bad (que no he visto), sino por la sitcom de Malcolm. Y Diane Lane está estupenda. Una cosa que apenas toca la peli (o es una subtrama) es lo que tienen que soportar las familias de los "mártires" o los "idealistas" entregados a una causa. Y aquí ni tan mal...Pero siempre me ha dado por pensar en todos esos amigos y familiares que se ven "arrastrados" por la decisión de alguien a pesar de que haga bien. Es como en la última peli de Spielberg, la de "El puente de los espías". Piensas en una familia amenazada y soportando eso solo porque él hace lo correcto.

¡Ah! No he pasado de la URSS a "la caza de brujas". Ha sido más bien un "break" y relacionado en parte ;-) Pero todavía sigo en la URSS ...ahora mismo con "Historia de Rusia en el siglo XX" de Robert Service, viendo hace dos días por primera vez "Cuando pasan las cigüeñas" y si puede ser revisando hoy o mañana "La infancia de Iván"... Y me queda Gulag de Anna Applebaum...que no sé si podré con él porque el de Service ya me está dejando para el arrastre después de los dos libros anteriores y el cómic de Igort.

Lo de que los rojos americanos no fueran tan cenutrios. Mmm... Habría de todo, imagino. Lo que pasa es que la imagen que tenían los "rojos americanos" de la URSS no es la que conocemos o tenemos ahora. Ellos la habrían "idealizado". Estoy casi convencido de que muchos no estarían al tanto de las políticas de terror emprendidas por Stalin...Hubo una época en la que hasta los rusos eran un pueblo amigo antes de la Guerra Fría.
Si luego, conociendo lo que pasó, actuaron como el h.d.p de Sartre que sabiendo las barbaridades que ocurrían prefería callar, o si bien se desencantaron del tema, es ya otra historia. Por la carta de Dalton a Kirk, imagino que Dalton no estaría tan convencido de los métodos de la política soviética.

Leyendo comentarios y reseñas sobre la peli, en muchas partes te encuentras con gente que dice que demasiado bien parado salió Trumbo de aquello!!! Que si en realidad querían introducir el comunismo en los USA, que eran traidores, etc... De verdad que es acojonante si lo piensas. Estos eran escritores... ¡Ni eso! ¡¡Guionistas de Hollywood!! ¿Qué dejaban caer ideas socialistas en sus películas? ¡Qué horror! La sociedad usa amenazada!!
¿Qué pensará esta gente de las intervenciones militares y los actos terroritas que perpetraron sus gobernantes en otros países en su lucha "contra el comunismo"? De verdad, para mear y no echar gota.
Sigo...

David dijo...


Estoy por leerme la biografía de Trumbo, pero claro, en algunos sitios dicen que es muy buena y en otros que ofrece una imagen "limpia" y "desinfectada" de él (un rojo bueno idealista que se arrepintió del comunismo en la URSS o Corea cuando vio en qué degeneró aquello)... No sé, por eso la etiqueta de nolotengoclaro (jaja) Pero lo que SÍ tengo claro es que lo de la "caza de brujas" estuvo fatal y fue algo horrible. Que si alguien tiene unas ideas políticas distintas a las tuyas, desde luego lo que no puedes hacer es encarcelarlo o privarle de su trabajo... Y menos cuando lo que hace son películas de Hollywood. Si fueran disparando, amenazando o torturando a los demás para que pensaran como ellos pues acepto, pero no era el caso.

Vamos, que a mí me da igual si aquí hacen que los buenos sean los "rojos de Hollywood", porque durante demasiadas décadas han sido los "malos". Y es opción de la película, de su guionista y director sacar a Trumbo como el "bueno". Luego cada espectador lo aceptará o no, y se informará o no de cómo fue aquello. Como digo en la entrada, que hagan otra en la que los que montaron todo ese tinglado queden bien porque lo hacían de corazón. No hay más que ver lo de Parnell o lo de McCarthy para comprobarlo. En fin...
Y sí, la gente lo pasó realmente mal. No solo en Hollywood...

De chapa, nada, que a mí también me interesa el tema (jaja). Ya ves que meto más chapa que tú.
Un saludito.

V dijo...

Todos sabian de que iba la cosa, dice Kirk....y estoy completamente de acuerdo. Es que he visto oscars raros o por razones ajenas a la propia pelicula...pero creo que este en un hipotetico ranking del absurdo se lleva la palma. Hay que ver the brave one para dar crèdito y pellizcarse....y luego la gente criticò con saña la de Spielberg y el caballo. Esta del niño amigo de un toro bravo que le protege y todo el largo episodio final de la corrida de toros y el indulto en el ùltimo minuto es de esas cosas que en fin....aun recuerdo la escena final con el niño y el toro abandonando juntos la plaza como amigos ovacionados x toda la plaza.....he visto episodios mejores de lassie de rintintin o de la mula francis....no se si seria retocado o no...pero en fin, que si la academia queria dar un oscar a Dalton Trumbo bajo cuerda podian haber escogido cualquier otro....ademas que ya tenia el de vacaciones....bueno que no lo pudo recoger.
Pero bueno, que el tema es otro, aunque yo no se si el guionista de 30 segundos sobre Tokio merece tanto reconocimiento. Hizo cosas muy buenas y otras no tanto....yo creo que hay que distinguir la censura injustificada que sufrio, la carcel y los derechos que se le negaron....y x otra parte no caer en la idea de que como le negaron el pan y la sal todos sus guiones son buenisimos y es tal vez el mejor guionista como he leido alguna vez.
Muy mal todo lo que padeciò y sufriò....otra cosa son sus guiones, y el the the brave one en mi opinion no admite un pase....
No he visto la pelicula sobre su vida....anoto la recomendaciòn...un abrazo

David dijo...

-V: No he visto "The Brave One", pero leí sobre la peli hace ya unos años y la verdad es que es no me interesó nada, así que dudo mucho que la vea.
Pero en lo del premio... a saber...supongo que era otra época e igual sí gustó (sin más). Porque lo de que era de Trumbo lo supieron más tarde, creo... No sé, que no la he visto y lo de los criterios para premiar o no en la Academia se me escapan.
A mí lo que me hace gracia del tema, más allá de lo buena, mala o regular que sea la peli es esa vindicación que hace de Juan Duval su hijo. Pero si vas a leer las reseñas sobre la biografía de Trumbo y ahí está John Hart explicando toda la historia de su padre y el guión de "The Brave One", que al parecer Trumbo recortó a base de bien. Así que a saber cómo hubiera estado de rodarse el original...

Si Trumbo trabajaba como un estajanovista supongo que firmaría de todo, pero yo creo que sí tiene buenas pelis en su filmografía, y desde luego, una que está entre mis favoritas, la de "Los valientes andan solos". Nunca lo he considerado el "mejor" guionista, porque definir quién es el mejor ya sea en guiones, dirección o interpretación creo que es algo ridículo. Lo más que puedes decir es que firmó buenas pelis (bueno, eso no, que él no pudo jaja) y ver si tiene más o menos en su filmografía que te gusten que las de otros. Pero eso no lo hace ni mejor, ni peor. De lo que se escribía en el papel a lo que luego se rodaba...pffff...
Seguro que la peli de Trumbo te gusta más que "The Brave One" ;-), pero ojo! yo no he recomendado esta... si es por recomendar peli, la que recomiendo es la de Spielberg de "El puente de los espías".
Otro abrazo.

David dijo...

-V: Aclaro dos cosas de mi anterior comentario.
1) Lo de John Hart con su padre me "hace gracia"... pero en el buen sentido. Como decía, más allá de lo buena o mala que sea la peli, el gesto del hijo para con su padre muerto me parece entrañable...Sí, tal vez sea un poco como predicar en el desierto, pero me hago idea de la herida que debió suponer para Juan Duval ver que su guión ganaba el Oscar y él no era ni reconocido, y cómo esto caló en su hijo, que aún lo arrastra. Del mismo modo que los hijos de Trumbo tendrían que sobrellevar el tema de su padre. Mmmm
2) Lo de mejor ya te digo que me parece imposible, pero si me pongo a pensar en guionistas... Ben Hetch sí tiene una filmografía enorme con muchas pelis buenas...Riskin firma unos cuantos clásicos de Capra que me encantan. Dudley Nichols unos cuantos de Ford, alguno de Hawks, Robert Bolt algunas de Lean y luego están los guionistas-directores... Billy Wilder en sus pelis (y las de otros), Mankiewicz, Fuller, Bergman, Woody Allen... A saber.

miquel zueras dijo...

Me gustó "Trumbo", pero guardo un muy buen recuerdo de "La tapadera" que revisé hace poco. Woody Allen aceptó por primera vez entonces ser dirigido por otro cuando supo que trabajaría con Zero Mostel al que consideraba su maestro. Aparecen en papeles secundarios los actores Herschel Bernardi y Lloyd Gough -entre otros- que habían sido condenados durante la caza de brujas, Gough tuvo un papel secundario en "Sunset Boulevard". Tremendo el caso de Marc Lawrence, el actor especializado en papeles de gangster que delató a la mayoría.
Saludos!
Borgo.

David dijo...

-miquel: Jo! Hace años que no he vuelto a ver "La tapadera". Si la revisaste hace poco y se mantiene, habrá que darle un repaso.
Recordaba lo de Zero Mostel, pero no que había otros profesionales que también pasaron por la lista. Zero al menos tuvo trabajo en Broadway...No sé si es que allí no eran tan... no sé.
Saludos.

Josep dijo...

Primero que nada, felicitarte por la reseña, fantástica: bien escrita y bien documentada. Muy interesante.

Espero que haga justicia a la película y no te hayas excedido en tu pasión, aunque, la verdad, andando por ahí Dian Lane está en la lista de pendientes desde que tuve noticias de ella.

El tema de las listas negras como consecuencia de la persecución por motivos políticos es una cuestión complicada para algunos pero que no tiene ninguna dificultad a partir del momento en que se da por entendido que no hay ni debería haber jamás razón alguna para apartar a nadie en razón de su ideología. Otra cosa serían los hechos o los actos de traición, pero, que yo recuerde, a ningún intelectual de izquierdas se le imputó más que discrepancias con una mayoría un tanto fanatizada.

Lo importante, en este caso en concreto, es que la película, ateniéndose o no a la realidad exacta, sea buena y no acabe siendo un infumable panfleto tenga la ideología que tenga, porque el cine, ante todo, es un arte y el arte no debe darnos dolor ni de cabeza.

Siento curiosidad, también, por ver al tal Cranston, famoso por la serie de la tele que nunca he visto. Raro que es uno... :-)

Cuando la vea, vuelvo.

Un abrazo.

JLO dijo...

Es verdad, la entrada es completísima, imposible agregarle mucho...vi q estas muy rojo y soviético y esta también tiene que ver... Recordaba este nombre, famoso en Hollywood... Tuvo q ver en algo con KUbrick... Espartaco quizá o me perdí dealgo? saludos master...

David dijo...

-JLO: No te perdiste. Trumbo fue el guionista de Espartaco, claro. De rojo, nada. Soy más bien blanquito, y no me gusta nada tomar el sol ;-)
Saludos.

Nino Ortea dijo...

Buenas tardes, David:
Muy interesante tu texto.
Confío en llegar a ver la película sobre Trumbo.
Buen finde, David.

David dijo...

-Nino: Buenas noches.
Me alegro de que encuentres interesante la entrada. A ver si te ocurre lo mismo con la película.
Buen fin de semana.

V dijo...

Pues si, sin entusiasmarme la peli de Trumbo me ha gustado más que the brave one....los actores están bien y como tu dices se deja ver muy bien.
Estando bien, no me parece una gran película, sobre todo debido a que esconde el pensamiento de Trumbo, un intelectual con pensamiento propio. En la película eso queda un tanto desdibujado bajo una capa de humor y de ironía. Si le tenían tanta saña era por que cada vez que hablaba lo hacía donde dolía. No molestaba solo que fuese comunista, molestaba que pensase por si mismo y diferente. Y que no tuviese miedo. Esa disidencia no se perdona facilmente.
Supongo que la peli esta muy documentada, pero me cuesta muchísimo creerme la escena en la que Hedda le hace bajarse los pantalones a Mayer..siendo Mayer quien era y como era. Un abrazo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...