viernes, 13 de febrero de 2015

MÁS VALE NUNCA QUE TARDE

"Usted facilite las ilustraciones que yo pondré la guerra."
Telegrama de Hearst.
(Ahora supongo que será algo como "tú hazme el gráfico de la encuesta, que ya me encargo yo del resto.").

¿Os acordáis de Canal 9? 
¿Esa televisión pública valenciana  que cuando sabía que sus días estaban ya contados sacó a sus periodistas pidiendo disculpas porque no habían informado correctamente alegando presiones y manipulaciones?



Tal vez ese gesto llegó demasiado tarde, y es probable, que por eso, los comentarios que acompañaban a este vídeo digan cosas como estas:

"Ni siquiera sois tan cómplices como ellos sino más aún porque lo hacéis público ahora cuando os cierran el chiringuito, de no ser por eso...todos callados, VERGÜENZA "

Esto no se hace ahora q os veis en la calle. 
Lo tendríais q haber hecho en su momento. 
Por desgracia queda poca gente con valores y ética. 

Y hay comentarios peores, podéis ir a verlo.


¿Recordáis las continuas informaciones que salían en otros medios acerca de la burda manipulación que se hacía en Telemadrid? Al parecer aquella televisión relegaba a los periodistas que no eran "adeptos" a los archivos de documentación y contrataba a "plumillas" o "escribas" que  no informaran de los hechos, sino de lo que "se quería informar".


Hace un par de días me encontré con una noticia de la que supongo, o me da (no lo sé) que no habrán informado en TVE (pero puedo estar equivocado; no veo mucho TVE, más bien nada).

Es esta... Os la doy con varios enlaces por si queréis contrastarla.

Trabajadores de TVE denuncian la creación de una redacción paralela.


  


Y me han pasado un par de cosas. Primero, he tenido una corriente de simpatía por los trabajadores que no querían que se "manipulara" su trabajo. 

Luego me ha dado por pensar en los periodistas de esa "redacción paralela".

Ver imagen en Twitter

El texto debajo de esta imagen en uno de los tweets que recoge un enlace dice "En silencio y dando la espalda a las directivas contratadas fuera".

¿Si fuerais uno de esos periodistas a los que se da la espalda querríais trabajar en ese lugar? ¿Con esa consideración por parte de vuestros compañeros?

Espero también de verdad (o no sé si más bien deseo) que entre esos trabajadores que han hecho el plante haya también gente que igual es afín o  que vota al PP, pero que tal vez considera que una cosa es informar, y otra muy distinta hacer propaganda o trabajar por unos intereses partidistas.

Y ahora tal vez me digáis que no hay información objetiva, que todo tiene un sesgo ideológico o que responde a unos intereses económicos, políticos, etc...

Es cierto. Pero hablamos de medios de información "públicos" y a estos se les debería exigir un mínimo...o más bien un máximo.

Lo cual me lleva al tema de los medios de comunicación privados. En principio, informarán de lo que les dé la gana. Y está en cada uno seguirlos o no. Es como cuando vas al supermercado, ¿no? 
Uno escoge un zumo con más o menos cantidad de fruta, o azúcares...
Pero creo que hay una normativa que establece que esos alimentos deben tener un control de calidad... para que sean al menos comestibles o saludables. 

Y uno empieza a pensar que eso no ocurre en los medios de información privados. Y te planteas lo que será ser un periodista trabajando para un medio que tergiversa, manipula, engaña, etc... Lo que hacen todos, en definitiva.
Verlo continuamente, y aceptarlo porque es "lo que hace tu medio", el sitio donde trabajas y no te queda otra. O sí. Tal vez te queda hacer un plante (aunque sea un medio privado) o largarte... porque a veces más vale nunca que tarde y andar arrepintiéndose luego.

20 comentarios:

V dijo...

Bueno....como sabes vivo bastante de cerca lo de la persona que trabaja en un medio privado que manipula y tergiversa.
Primera acotación...los medios privados no son tan privados, se someten al poder de turno ya que les meten mucha publicidad institucional a buen precio, entre otras cosas.
Nunca hablo de esto pero venga hoy lo voy a hacer...
Los palos por ser un humilde periodista independiente y crítico que trabaja en un medio privado que hace continuos publireportajes al poder se resumirían en los siguientes:
1- Las presiones de los políticos de turno que a su vez presionan al medio pidiendo de vez en cuando la cabeza del sujeto molesto
2- las presiones y consejos del medio para que el periodista rebaje el nivel de crítica. Si no lo hace, la censura de algunos artículos molestos que por despiste de cierre o cualquier otro motivo peregrino no aparecen.
3- algunos compañeros del mismo medio que se encargan de vez en cuando de dejar puyas en sus escritos dirigidas al periodista molesto
4- la oposición al partido que gobierna, que tb sugiere e indica que temas se deben tocar en el próximo artículo o reportaje para hacer daño político al que manda intentando aprovechar la circunstancia. Si no se hace ya estás tb etiquetado.
5- La oposición más radical que considera que ese periodista es un vendido al capitalismo y que en el fondo, el periodista es un traidor, ya que mucho bla bla y muy bien lo que escribes pero ahí sigues...escribiendo en zona enemiga.
6.- los puristas que consideran y lo dicen a la cara que el periodista es un pardillo que simplemente sirve para cubrir la cuota que le permite al medio decir que es plural e independiente. Para esos tb el tipo es un traidor...o un inocente.
Las ventajas....puessss....por ejemplo que gente absolutamente desconocida le pare por la calle y le de la enhorabuena o se quiera hacer un selfie con el periodista. Mensajes de gente anónima y desconocida. sigo...

V dijo...

El debate sobre irse o no irse antes de que te den el portazo está todas las semanas encima de la mesa...
Por el momento, la idea es seguir escribiendo precisamente ahí. La idea es que de poco sirve escribir para poner sobre el tapete o abrir los ojos a los ya convencidos o desengañados.
Al contrario. la idea es continuar dirigiendose al ciudadano anónimo precisamente en el medio de más tirada y en el que intentan colarnos a todos publireportajes manipulados uno tras otro. Es una labor de resistente mientras dure...y ahora el momento es especialmente duro, ya que estamos en plena campaña electoral.
El caso es que algo se estará haciendo bien cuando tanto molesta...
Sobre los trabajadores de tve...habrá de todo...pero conozco algunos a nivel regional, no de tve, que son lo que yo llamo hipercríticos de cafetería, pero luego a la hora de poner negro sobre blanco rien de rien...o alfombra roja
En tve x lo que se...hay diferentes tipos de contrato, los hay que están muy blindados y son cuasi funcionarios que llevan 30 años en la casa...para esos es más facil hacer un plante. Para contratados como Ana Pastor...puesss ya ves lo que duró... ella no se puede permitir hacer un plante x que ya está en la calle y gracias que la fichó otra cadena.
De todos modos...no es cuestión de generalizar que siempre es injusto...pero los trabajadores de tve han tragado con todo y con todos...aunque habrá de todo...no me voy a poner a criticar después del rollo que he soltado....un abrazo

abril en paris dijo...

Ufffff..!
¡Cuánto os agradezco a los dos que saquéis éste tema!
El espectador medio, el que lee a ser posible más de un periódico y escucha más de una emisora, nos está saliendo sarpullido y provocando una crisis de fe (no religiosa) y un escepticismo del que dificilmente veo salida..
Apelando a Quino (maravilloso e inteligente)y a su insuperable Mafalda ¡qué paren el mundo que yo me bajo! :0

Saludos, un abrazo para el titular y x Mr.V

David dijo...

-V: Empiezo por tu final, con el que estoy totalmente de acuerdo. Efectivamente, habrá de todo y no se puede generalizar. Acabo de comentar esta entrada con un amigo y él me señalaba que el "plante" se debería a motivos laborales principalmente, porque a ver cuántos "plantes" han hecho con la manipulación que lleva haciendo TVE desde hace años.
Y sí, es lo que tú dices. Es más fácil "protestar" cuando sabes que no te puede pasar nada.

Es verdad también que muchos medios privados (no sólo la prensa o los de comunicación ¡ojo!) viven muy bien de la financiación pública, y que por ese motivo, no van a morder la mano que les alimenta... Ya sea pública o privada. La publicidad del Banco Santander tiene que servir para algo, claro. O la de Telefónica en "El Jueves".
Pero si aquí está la etiqueta de "Nolotengoclaro" es por algo.
Es que es lo que tú has comentado. Puedes estar ahí haciendo un buen trabajo, de algo tienes que vivir, y tú no eres "culpable" de que la situación-tu medio engañe, manipule o tergiverse, que haces lo que puedes dentro de lo que te dejan... Así que entiendo perfectamente la situación. Probablemente, yo sería un "plumilla" o "escriba" que luego criticaría en el bar o en casa pero que no haría nada, así que me quito el sombrero ante los que sí hacen dentro de lo que les dejan hacer.
Vamos, que tu comentario de rollo nada... Me parece que aclara, precisa y puntualiza perfectamente la entrada, así que muchas gracias por comentar.

Un abrazo.

David dijo...

-Abril: Nada que agradecer, pero bueno ;-)
Es lógico que el lector-espectador-oyente que se informa por más de un medio sea escéptico. Solo el que se informa por un único canal, que sigue exclusivamente su "hoja parroquial" porque es la que le dice "la verdad" es el que jamás va a perder su fe.

Pero viendo lo que hay y a poco que alguien lo piense, lo normal es ser escéptico con los medios, con los partidos políticos, etc...
Un mínimo de duda razonable o contraste entre las informaciones sería lo normal, me parece a mí.

Yo también estoy muchas veces pensando en la cita de Mafalda y coincido en lo de Quino. La ilustración que he puesto de cabecera me pareció buenísima (y me lo sigue pareciendo) cuando la vi hace años.

Saludos y otro abrazo.

PEPE CAHIERS dijo...

Entiendo que los periodistas tengan su idelología política, el problema es que, muchos de ellos, se han transformado en comisarios políticos de los partidos a los que defiende por encima de la verdad o de cualquier criterio objetivo. Aquella frase, creo que era de Cánovas del Castillo, “con la patria se está, con razón o sin ella”, sería aquí el equivalente de defender a ultranza el partido al que parecen están afiliados incondicionalmente algunos periodistas.

Saludos

Josep dijo...

Me ha gustado tanto la cabecera que me la llevo para compartirla por ahí.
Por cierto: no hace mucha falta aclarar que es de Quino: hasta yo me he dado cuenta enseguida. Genial e ilustrativa.

¡Ay, el "Cuarto Poder"!

No sé cómo andará en otros países más civilizados, pero aquí deja mucho que desear. La pena de quienes conforman el escaso grupo de profesionales que podrían verse retratados por el excelente comentario de Víctor es que deben trabajar para subsistir e incluso, gozando de independencia económica, necesitan un lugar donde publicar.

Claro que este último aspecto cada día está más al alcance de cualquiera porque, según noticias de esta misma semana, el ciudadano se está inclinando cada día más por consultar los medios digitales que, aún siendo privados, deben luchar en un frente más abierto: un click más allá está la competencia y eso empieza a pesar.

Los medios públicos carecen de prestigio y buena parte de la responsabilidad corresponde a quienes desarrollan en ellos su profesión sin el debido respeto al ciudadano que paga por tener una información veraz y objetiva: creo firmemente que en un medio público la opinión debe reservarse precisamente a espacios de opinión, pero nunca insertarla subliminalmente.

Aunque viendo lo que se ve en las televisiones públicas lo de subliminal debe ser un concepto desconocido, porque son bárbaros hasta decir basta.

Que los medios privados tienen una línea editorial definida también acaba siendo una entelequia, a menos que la ideología se redefina y unifique a la supervivencia o al beneficio, pero, por lo menos, al ciudadano no le cuestan -directamente, se entiende- ningún dinero.

Pero lo peor de todo es que ése teórico Cuarto Poder, visto el panorama, no está donde debería, como desgraciadamente tampoco lo están los otros tres poderes teóricamente: al servicio del ciudadano.

¿Tienen la culpa los periodistas por no plantarse?
¿Y no la tienen los ciudadanos al no plantarse?

En estas cuestiones, siempre me pregunto qué pasaría si las audiencias bajaran ostensiblemente como respuesta popular.

Si no ocurre, quizás haya que formularse muchas mś preguntas.

Un abrazo.

p.d.: No: no soy un robot. ;-)

David dijo...

-Pepe Cahiers: Sí, claro. Todo el mundo va a tener una ideología u otra, pero en teoría esperamos que el periodista sea más o menos objetivo, tanto da si dentro de un medio público o privado.
Yo más bien diría que paso de patrias y patriotas, y con bastantes razones ;-)
Saludos.

-Josep: Me alegro de que te haya gustado la cabecera, pero no tiene mucho mérito por mi parte, porque con Quino siempre aciertas.

Poco más que añadir a lo que comentas sobre lo que dice Víctor. Es así.

En lo de los medios digitales creo que tienes razón. Una de las cosas que tienen de diferencia con respecto a los impresos. Allí leías la noticia y a lo mejor podías comentarla con tus amigos, pero ahora puedes leer los comentarios (hay de todo) y a veces casi son más informativos que la noticia o te ayudan a contrastarla bastante bien.

Sobre medios públicos y privados tampoco tengo más que añadir a lo que dices.
Y lo del cuarto poder... Pues también cierto.

Así que en lugar de seguir escribiendo, mejor asiento y digo que suscribo tu comentario (al completo) y acabo antes.

Otro abrazo.

PD: Yo tampoco; solo soy un avanzado programa informático.


Blue dijo...

Muy buena la cabecera.
Sobre el tema, no me creo que el plante sea porque temen un giro en la información sino que me parece una disculpa para hacer una protesta laboral por contratar a gente de fuera.
Da igual lo que hagan o digan porque ya doy por hecho que hay que hacer siempre segundas o terceras lecturas de lo que nos cuentan. Afortunadamente tenemos varios canales y entre unos y otros podemos hacernos una composición aproximada de la realidad.
Besos.

David dijo...

-Blue: En lo del plante un amigo me comentaba lo mismo que apuntas tú. Pero bueno, la noticia ya ves que la enfocan por el otro sitio.
Y bueno, tú haces segundas o terceras lecturas, pero, ¿qué pasa con los que hacen una y siempre del mismo medio? Y es que tanta abundancia de canales o de información no significa que estemos mejor informados.

Un abrazo.

Blue dijo...

No, estamos bastante confundidos, pero eso también es útil para "los de arriba".
;-)

abril en paris dijo...

La foto de cabecera (antes que la cambies de nuevo) me recuerda a una pintura de Hopper.
Mujer solitaria tomando café..;)

miquel zueras dijo...

Joeeer... Rotunda esa foto de los trabajadores dando la espalda a esas directivas. Me ha recordado cuando en el ejército degradaban a un oficial (eso le pasó a Dreyfuss) y lo sacaban al patio con todo el batallón formado dándole la espalda.
Me ha encantado esa foto de Schiff.
Saludos! Borgo.

David dijo...

-abril: Pues sí tiene un aire. Pero yo se lo he visto ahora, cuando lo has recordado tú, ¿eh? No me había fijado al principio.

-miquel: ¡Qué cosas le pasaban a Richard Dreyfuss! (aunque no he visto la película Jaja). Me alegro de que te guste la cabecera.

Un saludo.

Nury ruri dijo...

Malos tiempos para la lírica... Pero ya desde hace mucho tiempo. Quien tiene la información tiene el poder (no sólo el dinero está visto).
Y mucha gente dice: que sí que es verdad que lo han dicho en las noticias... ja, ja. Si partimos de que no interesa educar a la genter para comprender el mundo en el que viven... pues qué vamos a contar. Como bodoques todos. La verdad no es absoluta, por supuesto pero un mínimo de... de... no sé ni qué decir porque no es "objetividad" la palabra que busco... ¿respeto? ¿consideración? ¿dejar de insultar a la inteligencia humana?
Saludos.

David dijo...

-Nury ruri: Totalmente de acuerdo con tu comentario. Y también en lo que apuntas de la educación. Hay está la raíz de muchas cosas, claro.
Saludos.

Arion dijo...

Lamentables los eventos de canal 9, lo triste es que estas cosas pasan prácticamente en todos los países.

Koniec dijo...

Canal 9 era una televisión cateta y rancia que nadie veía. Cuando se anunció su cierre diciendo que el pueblo valenciano se quedaba sin voz, como si no hubiese otras cadenas de televisión (y radio) en Valencia (y/o en valenciano). Todo el mundo se daba cuenta de lo manipulados que estaban los informativos, lo estaban durante los muchos años que gobernó el PSOE y lo siguieron estando con el PP, pero esos periodistas callaban entonces. ¿Legítimo? Tal vez, pero no pueden pedir ni respeto ni credibilidad. Se hizo un primer intento de salvar la cadena despidiendo a gran parte de la plantilla y quedándose (oh, sorpresa) con los de informativos, que es lo que todo gobierno quiere tener en el puño. Y los periodistas siguieron callando. Los compañeros despedidos recurrieron y al ganar el juicio tuvieron que ser readmitidos, algo que, económicamente, no se podía asumir. Entonces es cuando se cerró la televisión y entonces es cuando los periodistas de informativos protestaron. No cuando les dijeron qué decir y qué no. No cuando despidieron a sus compañeros. Y por eso nadie puede tomarse en serio esos golpes de pecho. Es más, todos esos periodistas que estaban en informativos ya se han recolocado en otras emisoras de televisión locales también catetas y rancias, y que tampoco ve nadie, siendo otra vez más la voz de su amo. Y yo no quiero que reabran esa televisión pública porque no quiero que el dinero de mis impuestos, y que me duele como si me arrancasen las tripas, se emplee de manera tan burda. Las privadas, que hagan lo que quieran.

David dijo...

-Koniec: A mí no me importaría que se emplease el dinero de mis impuestos en una televisión pública o unos medios públicos si al menos no se empleasen de manera tan burda, como señalas. No he estado en Estados Unidos, pero me gusta la programación de la PBS o algunos documentales que he visto. Lo mismo podría decirse de la BBC... En fin... Las privadas no deberían hacer lo que quisieran...deberían también ofrecer informativos y programas de calidad, pero bueno, para qué pedir peras al olmo.
Un saludo.

Koniec dijo...

Una televisión pública, sí. De calidad, también. No diecisiete. Respecto a las privadas, cada uno arriesga su dinero en lo que quiere y nadie tiene que decirle lo que vende. Oro o basura. Y luego el público que coma lo que quiera.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...