jueves, 25 de diciembre de 2014

NO SABES LO QUE TIENES HASTA QUE LO PIERDES.

"Veo esta película cada Navidad y extraigo un mensaje diferente cada vez. Recientemente, que los amigos que te rescatarán, a veces son algo que te viene de forma inesperada. El final solía molestarme hasta hace unos años, cuando tuve una crisis personal y personas casi-desconocidas me sacaron de ella."

         
Volney Simmons, uno de los muchos visitantes que se acercan a Bedford Falls por Navidad.



"Bueno, si sabe tanto sobre mí," dijo George, "deme una buena razón por la que debería estar vivo". 

El hombrecillo se rió de una forma extraña. "Vamos, vamos, no puede ser tan malo. Tiene su trabajo en el banco. A Mary y los niños. Está sano, es joven, y- " 


"¡Y harto de todo!", gritó George. 


"Estoy atrapado en este atolladero de por vida, haciendo el mismo aburrido trabajo día tras día. Otros hombres llevan vidas emocionantes, pero, yo, bueno,  no soy más que un pueblerino empleado de banco al que incluso el ejército rechazó. Nunca he hecho algo realmente útil o interesante, y al parecer nunca lo haré. Podría estar muerto. Estaría mejor muerto. A veces me gustaría estarlo. De hecho, ¡me gustaría no haber nacido! ".


Extraído de  "El mayor regalo" de Philip Van Doren Stern.




En 1943, cuando Philip Van Doren no encontró editor para su relato "The greatest gift",  decidió imprimir doscientas copias que regaló a sus amistades a modo de felicitación navideña.  Ese relato es la semilla de lo que llegaría a ser el clásico "¡Qué bello es vivir!".

El relato es bastante diferente con respecto a la película. Para empezar, George Pratt no es George Bailey. Sus motivos para plantearse el suicidio son muy diferentes, como habéis podido leer más arriba...  El George del relato no es un participante activo en el desarrollo del pueblo al igual que el George de la película...
Es cierto que el hecho de que no esté provoca que Marty, el oficinista que ocupa su lugar en el banco robe el dinero de los habitantes, haciendo que cierre el banco, pero el George fílmico hace mucho más que ocupar un puesto de forma honrada.
Participa de los problemas y las preocupaciones de su comunidad y les ayuda en lo que puede y como puede. Como decía Michael, de Ohio, otro de los visitantes navideños de Bedford Falls: "George Bailey se da cuenta de la forma más dura que la comunidad debe valorarse por encima de la propiedad, y que apoyar a tu prójimo y la comunidad es la responsabilidad más importante que una persona tiene por encima de cualquier carrera por alcanzar la prosperidad. Sin duda, una lección que nuestra cultura actual debería aprender."

Curiosamente, es el hermano de este ladrón que se dio a la fuga y de quien nunca más se supo quien se casa con Mary. Sí. Mary no acaba siendo una bibliotecaria solterona. Y el George del cuento puede conocer a los "nuevos" hijos de Mary porque se presenta como vendedor de cepillos a domicilio tanto en la casa de sus padres como en la de Mary.  Así que como ya he dicho, algunas cosas son distintas entre relato y película...  
Pero si hay algo que tanto el relato como la película conservan y plasman perfectamente es el hecho de hacer que ambos personajes aprecien y valoren de una manera nueva aquello que tenían, aquello que no sabían que tenían porque estaban dispuestos a desperdiciar. "Tenías concedido el mayor regalo de todos, el don de la vida, de ser parte de este mundo y tomar parte en el."

Ayer cuando vi el fruto que generó este relato me fijé en esos detalles que la hacen tan cercana y real. Y aquí traigo solo unos cuantos. La película está llena de ellos.

El momento en el que el señor Gower se sienta para contemplar el retrato de su hijo fallecido por la gripe... 


La reacción de George cuando se entera de que su hermano se ha casado y le han ofrecido un trabajo fuera de Bedford Falls. 


También podría añadir el hecho de que su hermano tenga en cuenta que él se ha quedado allí cuatro años y que le dice que no le va a dejar en la estacada...que igual Ruth ha hablado demasiado pronto. No servirá, claro, porque George no lo permitirá después de hablar con Ruth.



El efusivo e inesperado beso a la señora Davies cuando esta pide sacar solo 17'50.





Y habría muchos otros momentos, detalles y escenas,  que también podéis comentar quienes hayáis pasado de visita por Bedford Falls... probablemente, el pueblecito más visitado del mundo cada Navidad.

Y ya para terminar... si George Bailey puede felicitar las fiestas al miserable de Potter (que creedme, no creo que se merezca esas felicitaciones), es lógico que yo haga lo mismo desde aquí a quienes lean esto (supongo que no seréis como Potter).



 Así que...


27 comentarios:

Alí Reyes dijo...

Leí todo y me provocó conocer esa película

David dijo...

-Alí Reyes: Bienvenido. Pues me alegro por esa provocación. Espero que la veas y la disfrutes.
Un saludo.

Mo Sweat dijo...

Feliz Navidad, David, con un clásico como este no se puede fallar... :¬)

PEPE CAHIERS dijo...

Felices fiestas, David, además con una película que, aunque quizás no tenga demasiado de realidad, tal y anda el mundo, pero que refleja lo que a todos nos gustaría que fuera de verdad.

Un abrazo

Marcos Callau dijo...

Te deseo unos felices días, amigo David. Es justo recordar esa semilla literaria que dio al mundo la película por excelencia sobre la navidad y lo que deberían ser los mejores sentimientos del ser humano. Un fuerte abrazo!

ethan dijo...

Qué decir, es la película de Navidad por excelencia; pero también la de Capra, y además con el mérito de que esta vez la hace sin Riskin, para los que se empeñan en quitarle mérito al italoamericano (Joseph McBride).
Un antecedente muy claro es la buenísma, pero no tan conocida, "la Locura del Dólar" (vale, esta vez sí es de Riskin).
Felices fiestas y abrazos, muchos.

David dijo...

-Mo Sweat: Lo mismo, Mo. Y sí, voy sobre seguro con este clásico.

-Pepe Cahiers: Gracias, Pepe. Jo! Si se acercara un poco a la realidad. Pero creo que hace mucho que Potterville se instauró en nuestra sociedad. Felices fiestas para ti también.
Otro abrazo.

-Marcos Callau: Igualmente. Sí. Con todas las veces que he hablado de la película, alguna vez tenía que tocarle algo al relato original ;-)
Otro abrazo!

-Ethan: Es verdad lo que dices... Hace años que no he vuelto a ver "La locura del dólar" (me gustó en su día).También es cierto que las que tiene con Riskin son tremendas: "Juan Nadie", "Horizontes perdidos", "Vive como quieras", "Sucedió una noche".
Pero ni en "¡Qué bello es vivir!", ni en "Caballero sin espada", que para mí es otra obra maestra, figura Riskin en los guiones.

Felices fiestas y un abrazo!

V dijo...

Feliz Navidad David. Que curioso que no encontrase quien le publicase el relato...y que hermosa la iniciativa de regalar ejemplares. Y eso no forma parte de relato alguno.
En ocasiones se afirma que esta historia tiene mucho de fàbula, de cuento...pero la verdad es que tiene tantos momentos que son como la vida misma....tu citas algunos...yo añadirè otro...como ese paseo y ese juego entre los arbustos, esos momentos màgicos pasan sin soluciòn de continuidad y en un instante al golpe duro que la vida nos depara a todos en cualquier momento....la vida es exactamente asì.
Y Capra muestra esa constante montaña rusa de maravilla....y eso que no George no va al
ejercito....un abrazo

Josep dijo...

Antes que nada, David, felices fiestas a tí y a tus lectores.
No sabía que hubiera una edición de la historia original: buena idea para un auto regalo.
Esta navidad todavía no la he visto, pero aún quedan días...
¡Ups! No, que tengo que decir que no me gusta por chincharte un poco y tirarte de la lengua... :-)
Un abrazo.

p.d.: algunos ya quisieran verla cada año en vez de soportar ciertos bodrios.... ;->
p.d.2.: ¡Te engañé!¡soy un robot!

David dijo...

-V: Feliz Navidad, Víctor. Sí. La historia del relato es curiosa. Y como creo que ya sabes, el autor del cuento era el padre del personaje que interpretaba Ralph Fiennes en la de Quiz Show de Redford.
Es verdad. El momento de los arbustos y de repente la llegada del coche con las malas noticias. La película tiene también otros momentos parecidos. El día que "se van" de viaje de novios y la catástrofe del banco... Pero sí... Es un poco así, como dijo Lennon "La vida es lo que te ocurre mientras estás ocupado haciendo otros planes"...y eso es lo que le pasa a George durante toda la película.
Un abrazo.

Josep: Lo primero es antes. Felices fiestas para ti también... Hay edición...pero en inglés. Aquí creo que no la han traducido. Es un relato muy corto (ocho páginas el que he leído yo; igual en la edición impresa lo alargaron algo más, pero me extraña).
Jajaja... Sí, es verdad, que esta no es de las de tu gusto.
PD: Y tú que lo digas.
PD2: Nunca lo dudé, lorito.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Muy bien. Feliz Navidad.

tristan dijo...

David,

Felices fiestas.

Nos leemos y comentamos el año que viene. Y recuerda: El Mundo es un lugar extraño. Conservémoslo así... aunque parezca efectivamente que estemos instalados en Pottersville y el bueno de Clarence no se haya ganado sus alas.

Salut!

miquel zueras dijo...

Una película tan imprescindible en la programación televisiva por Navidad como "Ben Hur" en Semana Santa. Supongo que ya viste el homeaje que le hicieron los Coen (cuando hacían buenas películas) en "El gran salto" con un stewariano Tim Robbins.
¡Que tengas muy Feliz Año!!!
Borgo.

David dijo...

-Anónimo: Gracias. Feliz Navidad.

-Tristan: Felices fiestas, Tristan. Y sí, parece que estemos instalados definitivamente en Pottersville.
Un saludo.

-miquel zueras: Efectivamente...película imprescindible. La de "El gran salto" creo que bebía tanto de las de Sturges como de las de Capra. Robbins podía ser el Cooper de Mr. Deeds o el Stewart al inicio de "Caballero sin espada"...Pero George Bailey tiene poco del "ingenuo" de la peli de los Coen.
Feliz año también para ti.

abril en paris dijo...

Otro dato importe en este recorrido:
¡Qué bello es vivir! Los origenes.:-P
De los que nos ofreces éste año me quedo con ese George Bailey capaz de desearle felices pascuas hasta el mismo demonio..hay que ser muy optimista y generoso.

Yo tambien estoy esperando un momento tranquilo para darle mi repasito..quizás hoy mismo.:-)

Un abrazo

David dijo...

-Abril: Pues sí. Creo que no había mencionado el relato de Van Doren en ninguna de las entradas anteriores. Y para el año que viene... ¡más "orígenes"!... George está por encima de Potter y por eso puede permitírselo. Yo no lo hubiera hecho (soy más mezquino).
Espero que la disfrutes a base de bien.

Un abrazo.

Nino Ortea dijo...

Buenas tardes, David:
Felicidades por esta entrada. Te deseo lo mejor a ti y a los tuyos.
Un abrazo.

Blue dijo...

Descargué la película cuando hiciste la última entrada, así que estas navidades creo que es buen momento para que la vea. Aunque no sea la primera vez es como si lo fuera porque, como me suele suceder, no recuerdo nada.
Yo también estoy harta y me identifico con las palabras del principio. Pero luego pienso que todos mis "problemas" no son nada comparados con los que pudiera tener, o con los que otra gente tiene, y se me pasa enseguida.
Un abrazo.

David dijo...

-Nino Ortea:
Buenas tardes, Nino. Gracias y te deseo lo mismo.
Otro abrazo.

-Blue: Cuando la veas, olvídate en lo que puedas del tema del San José, los ángeles... y fíjate en el retrato que hace de los habitantes de ese pueblo y de George en particular. Espero que te guste.
Y sí, creo que muchos nos identificamos con esas palabras, pero tienes toda la razón en lo que hay muchos otros que andan peor y que sí tienen verdaderos "problemas". Y así va el mundo...
Otro abrazo.

Mister Lombreeze dijo...

Irreductible...

David dijo...

-Mr Lombreeze: Sí, es verdad. Algún día tendré que hacer una entrada sobre Goscinny :-)

Nury ruri dijo...

Película imprescindible en Navidad. Felices fiestas (y no fiestas). Que el 2015 nos de a todos sorpresas agradables.
Un abrazo.

David dijo...

-Nury ruri: Muchas gracias. Lo mismo. Felices fiestas y que las sorpresas sean solo agradables.

Belknap dijo...

Mr. David, ¡Muchas Felicidades para este 2015 que se acerca! Cordiales saludos.

Nino Ortea dijo...

Vuenos días y feliz año, David:
Te deseo lo mejor a ti y a los tuyos.
Un abrazo

MucipA dijo...

No podía faltar una película como esta en navidades...

Feliz 2015 y, cuando vea a Crowley, se lo diré de tu parte.

PD: ya he publicado tus dos comentarios y están respondidos.

Saluditos.

MucipA dijo...

Hola de nuevo.
Tras la felicitación de tu parte, Crowley me dice que te dé recuerdos. Misión cumplida.

Saluditos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...