miércoles, 25 de diciembre de 2013

SABES QUE LA VIDA PUEDE SER LARGA / Y HAS DE SER FUERTE / Y EL MUNDO ES TAN DURO / A VECES SIENTO QUE YA HE TENIDO BASTANTE

Un gran momento en una película llena de grandes momentos: George Bailey interroga a su tío Billy sobre los 8.000 dólares que ha extraviado. Ambos hombres están cansados... llevan todo el día buscando el dinero desaparecido y George le pregunta si hay algún sitio donde puede haberlo escondido en su casa sin darse cuenta. Y su tío Billy le dice que ha buscado hasta en las habitaciones que tenía cerradas desde que murió su mujer. Y cuando George le insiste en que piense dónde ha podido dejar el dinero y Billy le dice que no puede pensar más, George estalla.



¿DÓNDE ESTÁ EL DINERO? ¡CONTÉSTAME, VIEJO ESTÚPIDO! ¿DÓNDE ESTÁ EL DINERO? ¿SABES LO QUE ESTO SIGNIFICA? SIGNIFICA LA QUIEBRA, EL ESCÁNDALO Y LA CÁRCEL. ESO ES LO QUE SIGNIFICA. UNO DE NOSOTROS IRÁ A LA CÁRCEL. PUES BIEN. NO SERÉ YO.

Y George sale de la habitación dejando a su tío sollozando entre sus mascotas caseras.

Una de las cosas que más me emociona de esta escena cada vez que vuelvo a ver la película es cómo el estallido de George, su exabrupto, no deja de ser solo eso....porque George sabe perfectamente que es él, y no su tío quien va a asumir el escándalo y la cárcel. Y eso lo comprobaremos poco después cuando va a pedir el dinero a Potter y le diga a este "he extraviado 8.000 dólares" sin mencionar a su tío.

Pero esto es una película, por supuesto. Y en una película podemos ver cómo los personajes se hacen responsables personalmente de cosas de las que además no son directamente responsables. En cambio, en el mundo real tenemos que ver cómo el contable de un partido político del gobierno amaña y falsea cuentas, entrega sobresueldos, y NADIE, NINGUNO de los políticos que aparecen mencionados en sus cuentas dimite pensando que ya no tiene  legitimidad moral alguna para seguir gobernando. Todo se reduce a decir que el contable era una manzana podrida, alguien que no era un verdadero miembro del partido, aunque antes de que estallara el escándalo fuera amigo personal  de todos ellos.

¿Os imagináis a George diciendo que el problema es culpa de su tío, que está mal de la cabeza y que él no tiene nada que ver con la pérdida del dinero?

Lo más irónico del tema es que en la película de Capra sabemos dónde está el dinero y cómo y por qué se ha extraviado... pero una vez más, en la vida real,  "todo es falso, salvo alguna cosa".
De todas formas, de la "errónea gestión" de la empresa de los Bailey (que en la película podemos ver que no es tal, sino que el dinero extraviado se lo quedó Potter, sabiendo perfectamente que no era suyo) se hará cargo la ciudadanía, que hará un fondo común para que la empresa de George pueda salir adelante.

Y una vez más, las cosas serán diferentes en el mundo real. Porque aquí, el dinero público es el que servirá para ayudar a los Potter de este mundo en lugar de a los Bailey... Y nadie dirá nada ni hará nada, porque así es como son las cosas.







Entonces, ¿quienes somos nosotros en la película de Capra?



Sí, ya sé. En teoría seríamos todos aquellos que van a ayudar a George en su momento de apuro.  La gente común: los taxistas, las amas de casa, los comerciantes, los profesores, los policías,  los vecinos,  los familiares...   Pero, de haber sabido lo que ha ocurrido realmente: ¿hubieran tolerado estos vecinos que el señor Potter hubiera seguido donde estaba habiéndose apropiado indebidamente de 8.000 dólares y acusando además falsamente a uno de los mejores ciudadanos de Bedford Falls?

Lo dudo. O quiero dudarlo.  Entonces, ¿quiénes son todas aquellas personas que después de los casos de corrupción que aparecen una y otra vez en los medios siguen pensando votar a ese partido envuelto en tantos escándalos a pesar de las evidentes pruebas en su contra? Todas esas personas son...  no tienen nombre en la película de Capra. Pero sí aparecen, claro.  Uno de ellos podría ser el asistente personal del señor Potter, que está presente cuando el tío Billy pierde el dinero. ¿Hace o dice algo para denunciar lo ocurrido? No, por supuesto.
¿Y el banquero al que  Potter  ha comprado su banco durante el período de crisis?



Podéis estar casi seguros de que este hombre también callaría lo ocurrido, y seguirá las órdenes que Potter le dicte...  Porque al igual que la vida y las acciones de George Bailey tocan a muchas personas de Bedford Falls para bien,  también la vida y las acciones de Potter tocan a muchas personas de Bedford Falls para mal. Y no hace falta recurrir a la visión de Clarence para comprobar cómo serían las vidas de los ciudadanos en Pottersville... No hay más que ver cómo intentó comprar a George Bailey para deshacerse de la empresa Bailey, empeñada en ofrecer unas viviendas de calidad (un servicio público, vamos) en lugar de pensar en el negocio...  Como el mismo Potter se encargaría de recordar, el padre de George no era un mal hombre, pero no era bueno "para los negocios"...  Debía ser porque Peter Bailey  pensaba más en el bien común o público que en el privado... que no es algo en lo que se piense mucho por aquí últimamente. Será que esta película es cosa del pasado y ahora se llevan otras cosas.

Pese a todo,  pese a los Potters de este mundo y aquellos que le siguen,  y deseando que las cosas cambien y puedan ir mejorando, me gustaría desearos a todos una


                                 ¡FELIZ NAVIDAD!


Otras entradas sobre "¡Qué bello es vivir!" en Safari Nocturno:

- La vida es lo que te ocurre mientras estás ocupado haciendo otros planes.

- Héroe de la clase trabajadora

- Y al final, el amor que recibes es igual al amor que das

- ¿Maravillosa? Lo siento, George. Es una vida miserable y terrible.

- Pez o cebo, es nuestro futuro lo que estamos haciendo...

Otras entradas sobre Frank Capra en Safari Nocturno.

- Capriana diversidad de criterios.

- La "raíces" de Capra son las mías.

- El padre de Katherine Hepburn


17 comentarios:

marcela dijo...

David, esoq ue dices es cierto. El contable es el malo, ellos los buenos. Los dineros de la Junta de Andalucía no tienen nada que ver copn la nueva Presidenta. Ella que estaba ahí, no lo vio.
En fin, siguen siendo los mismos y serán por muchos años.
Pese a eso te deseo lo mejor, un abrazo.

V dijo...

La que se sienta conmigo en el cine desea transmitirte un mensaje que voy a entrecomillar "hola David. Mi enhorabuena por tu articulo. Excelente ante todo por la absoluta valentia que demuestras al plantear estos temas en un dia como el de hoy.
Efectivamente, el dinero publico va a parar a los potter de hoy en dia. Nada que ver con Harry. Y la excusa-argumento de la manzana podrida es una falacia. Tienes razón. Es el cesto lleno de manzanas el que està podrido. Seguir militando e incluso votando a ese cesto o a otro similar e igual de podrido seria largo de explicar. Pero me veo incapaz de ser militante de cualquier cesto asi. Votarles nos debiera hacer a todos reflexionar sobre nuestra responsabilidad como sociedad. Y creo que no sirve decir q tu no sabias nada o que no participaste. En tal caso, abandonar ese cesto cuanto antes seria lo mas sensato. No he leido los otros textos pero si son como este...ya no se hacen peliculas asi. Enhorabuena y felices fiestas"
Poco mas voy a añadir yo, salvo que si he leido casi todas las entradas salvo dos. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Muy bien. Muy bien traído.

David dijo...

-Marcela: Sí. Así es. Siempre "son los otros. Yo no estaba ahí cuando ocurrió" Con todos los partidos, sindicatos, lo que sea...
Pese a eso, yo también te deseo lo mejor.
Otro abrazo.

-V: Dale las gracias a la que se sienta contigo en el cine por su comentario. No creo que sea valentía el plantear ese tema. Creo que habiendo ocurrido ese hecho (ese y otros similares) deberíamos planteárnoslo más a menudo y ver la manera de solucionarlo.
Lo de que es solo una manzana podrida y que el sistema funciona empieza a sonar ridículo viendo la cantidad de manzanas podridas que hay en todos los cestos... Yo no tengo la solución... Y también está bien ver otros puntos de vista igual de válidos... Pero opino más bien como tú... Habría que abandonar este "sistema" o hacerle unas cuantas y necesarias "reparaciones". Y no se me malinterprete aquí. Más democracia representativa, más información. ¿Se puede votar por móvil para decidir qué personajes siguen o no en un programa de televisión y no para decidir cosas que nos afectan directamente como ciudadanos? En fin...
Los otros textos no son como este. Bueno, no todos, supongo. Como de todas las obras maestras, y desde luego, "¡Qué bello es vivir!" lo es, pueden sacarse muchas lecturas e interpretaciones y lo mejor es que se puede seguir aprendiendo de ellas.
Gracias otra vez por el comentario y felices fiestas también para ti.

Un abrazo para los dos.

PD: Qué poco te he dicho a ti, V Bueno... a ver si el año que viene tomamos otro café por Cuba ;-) (pero avisa con un día o dos de antelacióoooooon)

David dijo...

-Anónimo: Gracias. Lo ideal es que todo eso que "he traído" fuera cambiando o mejor aún, desapareciera... Y ahí tenemos nosotros mucho que ver. Veremos qué pasa y si no es necesario traerlo otra vez el año que viene.
Felices fiestas.

Kinezoe dijo...

¡Feliz Navidad, David!

No hay nada como volver a ver un año más "¡Qué bello es vivir!" y pasar luego por aquí y leer tu texto. ^_^ ¡Enhorabuena por el artículo, amigo!

Quiero pensar que en la vida real también hay algún que otro George Bailey por ahí pululando (ya sabes, es Navidad)... Lo que sucede es que no siempre gozan de un final feliz. Por otra parte, la solidaridad existe, pero es mejor no contar con ella. Por si acaso. La gente suele olvidar bastante rápido y no quiere "complicaciones"; por lo general, somos más de pedir que de dar. En cuanto a los Potter y sus secuaces, normalmente, tienen demasiada suerte. En la película y en el mundo real. Eso es lo más triste, que no vivamos en un mundo justo.

Abrazos.

PD1: Adoro esta película.

PD2: Mis dos personajes más queridos de James Stewart son George Bailey y Elwood P. Dowd. Hicieron grande esto del cine y contribuyen a dignificar el género humano.

David dijo...

-Kine: Feliz Navidad (y gracias por ese oportuno mail ;-) )
Yo también quiero pensar (es más, estoy seguro de ello) que en el mundo real hay bastantes "George Bailey"s. El problema tal vez es que abundan más los Potter... y no sé si es que tienen suerte, o como tú dices, la gente no quiere "complicaciones" y muchas veces, somos más de "olvidar" (en el mal sentido) y repetir errores pasados.
Abrazos.
PD1: Ya somos dos.
PD2: Para mí el primero indiscutible sería George, y el segundo tal vez Ransom Stoddard. Pero Elwood es también genial. Bueno, James Stewart es mi actor favorito, así que... Me encanta en los westerns de Mann, o en Música y Lágrimas, o en La ventana indiscreta...

Josep dijo...

No podía faltar a la cita y por suerte se me ha abierto este cajetín.
Me había preparado anímicamente para darte una colleja amistosa pero el texto de este año merece un aplauso y un ¡bravo! así que dejaremos a un lado la reiterativa consideración que en conjunto esa pieza que tú aprecias tanto rebosa melaza en demasía.
Pensándolo bien, quizás en las carteleras actuales deberíamos ver alguna que otra trama semejante tratada con la misma inteligencia y sensibilidad: por pedir y soñar, que no quede, David.

Feliz Navidad.

Un abrazo.

David dijo...

-Josep: Pues me alegro de que el cajetín no te haya dado problemas. Gracias por el aplauso y el elogio...Viniendo de ti y conociendo tus reservas con el clásico de Capra, se agradecen (a mí me da que tú te pones tierno por estas fechas cual señor Scrooge recién visitado(jaja))

Como ya te he dicho por tu casa, Feliz Navidad, Josep.
Otro abrazo.

Blue dijo...

Me la descargué ayer para verla de nuevo. No puede ser que tengas tantas entradas sobre el tema y no me entere de nada, jaja.
Damos vueltas a lo mismo y seguimos sin solución. Bueno, sí, unos mandan y otros no, y el mando de la sartén nunca lo tenemos nosotros, los sufridores.
Un abrazo.

abril en paris dijo...

Muy bien visto Mr. Bailey o la parte de tí que sea (somos tantas cosas):-)
Y además tan aportuna ésta entrada que me deja admirada.
Digamos que, Qué bello es vivir lo mismo sirve para un roto que para un descosío (aquí me sale el casticismo).
Posiblemente el año que viene tengas de nuevas razones para seguir analizando ésta maravillosa y dulce historia
y nosotros seguiremos quejándonos de la realidad, del presente y de aquello que aún no existe pero que será el mañana.
¿No te parece que vivimos en un bucle..?
Después de éste rollo..sólo puedo escribir
¡clac clac clac!!! :-D

Un abrazo y feliz año que la navidad ya ha pasado.

P.D. Las manzanas en compota, pastel o mermelada.. despues de retirar las podridas, por supuesto.
No sé pero ésto me sugiere éste tema American Pie y le enlazo por si quieres echarle un vistazo..ya puestos.:-)

David dijo...

-Blue: Jaja... Bueno, por aquí empieza a ser tradición. Después de verla cada 24-25, hago entrada ;-) Sí. De sartén nada, somos lo huevos "fritos".
Un abrazo.

-Abril: Gracias por lo de Mr.Bailey, pero ya te digo yo que no es así...
Coincido en que la película de Capra sirve para todo. La verdad es que retrata una vida y abarca muchos aspectos de la vida en común y...bueno, no me voy a enrollar, pero lo que tú dices de forma castiza.
Sobre tu pregunta...Pues sí. Para ciertas cosas... Y la verdad es que a veces deberíamos romper también con ciertos bucles (y no me refiero a los propósitos de año nuevo).
Me alegro de que te haya gustado la entrada.
PD: El tema es buenísmo, claro. Recuerdo que una vez le preguntaron por el significado de la letra cuando ya era un clásico que había vendido un montón y dijo algo como "significa que no tendré que volver a trabajar" (jajaja).
Un abrazo y...y ya te felicitaré el año cuando se acerque el momento ;-)

miquel zueras dijo...

Capra es mucho más interesante de lo que el público mayoritario piensa de él. Tiene muchas lecturas y calificarlo de "Buenista" es ser parcial o muy injusto. Ya se sabe: en el cine los protagonistas son buenos y todo termina bien. Me gustaría que este 2014 fuera más capriano.
¡Muy Feliz Año!
Borgo.

David dijo...

-Miquel: Totalmente de acuerdo. Ya me gustaría a mí también, ya (jaja)
¡Muy feliz año!

Marcos Callau dijo...

Excelente tu particular revisión de "¡Qué bello es vivir!" Lo que comentaba hace unos días con un amigo. Es que la película de Capra sigue siendo actual, hoy en día, un ejemplo que podemos tomar igual que ayer porque se trata de un ejemplo vital. No tuvo éxito "¡Qué bello es vivir!" cuando se estrenó. Pero el tiempo le da el éxito, año tras año. Imperecedera y eterna. Así es esta obra de Capra. Abrazos y feliz 14, amigo David.

Koniec dijo...

How. J.L.

pilar mandl dijo...

Preciosa película para ver en cualquier momento del año y muy brillante la manera de entrecruzar fragmentos para comparar con el presente...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...