domingo, 10 de noviembre de 2013

LO MEJOR DE LONDRES ES PARIS

   Lauren Bacall, by Dahl-Wolfe, 'Harper's Bazaar' - March 1943.
Esta semana me llegó un telegrama donde se me informaba de que por motivos laborales, V, un blogger vecino, se encontraba en Cuba, ese sitio donde reside y veranea medio Bilbao, y me proponía acercarme para tomar un café. Como hacía tiempo que no iba a la playa,  llamé a la oficina y le dije a mi secretario  que después de dejar algunos comentarios en blogs vecinos y limpiar la oficina, podía tomarse el día libre.

Por supuesto, V, que es una mala persona,  tras comprobar que yo no traía nada porque venía con las manos vacías,  me ofreció un regalo... ¿Os dais cuenta de cómo es la gente? ¡Qué manera tan fea de hacerme quedar mal!   Como a mí  lo único que me preocupa son las apariencias y quedar bien (la hipocresía ante todo),  no me quedó otra que agradecerle el detalle. 




 Su regalo era una película  protagonizada por el intérprete de piano más insólito conocido hasta el momento, de la que él ya había hablado en su casa...   Pero como yo la había revisado hace bien poco, decidí cambiarla por alguna otra... Y aquí entró la mala suerte, porque mi mujer me acompañó  a hacer el cambio, y mientras yo me entretenía mirando la sección de clásicos, no hacía más que oír cada medio minuto "pero si ya las has visto todas" (cosa que no era cierta) acompañado de "¿por qué no cogemos esta?" ... Y de repente se me planta delante con un documental: Diana Vreeland. La mirada educada. 

-A mí me interesa mucho esta.


- mmm... Esta creo que fue amante de Gordon Parks. Y era amiga de Capote, pero no sé nada de ella.


- Es una editora de moda muy buena. Muy importante. Igual fue amiga de Capote, pero lo del amante lo dudo. Estuvo casada 40 años con su marido.


- Bueno, pero podía estar casada y tener un amante, ¿no?


- Yo creo que te va a gustar - me dice sonriendo al tiempo que veo cómo las carátulas de la sección de clásicos van alejándose de mi vista mientras me arrastran hacia la caja.  Pienso en Capote y me digo "si no mencionan lo de Gordon Parks, al menos podré decir que el documental es una mierda"...    Pero llego a casa, y tras una rápida búsqueda en la red, compruebo horrorizado que la amante de Gordon era Gloria Vanderbilt  (¡maldita memoria la mía! ¡qué narices voy a tener que ver ahora!!).




Y lo cierto es que el documental está muy bien ("Muy bien, no. Es un estupendo documental" dice mi mujer). 

Diana Vreeland fue columnista y editora de la revista Harper' s Bazaar  del 36 al 62. Luego, editora de Vogue entre los años 1963 y 1971,  y ya con 70 años, todavía tuvo tiempo de organizar exitosas exposiciones de moda para el Metropolitan de Nueva York.

El documental está plagado de ingeniosas frases, bonitas fotografías
y entrevistas con familiares, colaboradores y conocidos...  Cuando empezó a trabajar como columnista para la revista Harper's  Bazaar tenía una sección titulada Why don't you...?
¿Por qué no pintas un mapa del mundo en las cuatro paredes del cuarto de tu hijo para que no crezca con una visión pueblerina?


Sí. Frases ingeniosas como la que cuenta uno de sus hijos que cuando era un niño tuvo que escuchar "Tienes que ser el primero o el último de la clase, pero no de los de en medio".  Y a pesar de que el documental (realizado por la mujer de uno de sus nietos) está a hecho a mayor gloria de su figura, parece claro que sus hijos no tuvieron con ella una relación fácil por no ser tan "especiales".

Diana publicó la primera foto en bikini en una revista de moda en Estados Unidos en el año 47 y la gente de la redacción estaba alucinada al ver tanta "piel expuesta", así que ella comentó: "Con esa actitud estáis retrasando la civilización 1000 años". La foto la tenéis aquí debajo (y sí, es del 47 a pesar de lo actual que parece)

Toni Frissell for Harper's Bazaar (05 -1947), first bikini shown outside of France Bikini


Me está enseñando mi mujer un artículo que guardaba sobre ella 
(del 2011, cuando estrenaron el documental) cuyo titular es 
"Diana Vreeland. La mentirosa con más clase del mundo." Y
es que otra de sus ingeniosas citas es: "¿Qué importa decir una 
mentira si hace la vida más interesante?"

También dicen en el artículo que creó el mito de Audrey Hepburn,
hecho que no mencionan en el documental, aunque sí hablan de
cómo ayudó a crear el mito de Lauren Bacall, o impulsó la carrera
de otras modelos como Twiggy, Veruschka o Lauren Hutton...

Foto de Richard Avedon con Veruschka para el número de Vogue de Octubre de 1966.


Y ya para terminar, aclarar que la ingeniosa frase del titular 
de esta entrada es suya, por supuesto. 
Para mí, lo mejor de Londres es New York.

AÑADIDO: No hay mejor regalo que esta entrada, V. Date 
por satisfecho con ella.

12 comentarios:

V dijo...

Aunque la protagonista diga...que importa poco decir una mentira más o menos...las cosas sucedieron tal cual. Y aunque este tipo de personas misteriosas mezcla de Mr.Arkadin y Harry Lime como David,no suelen conceder audiencia ni dejarse ver muy a menudo, de vez en cuando atienden al populacho...que gran ventaja es disponer de secretario. Que envidia... Así da gusto.
Hay gente que no necesita traer nada, David.
Espectacular Marisa.
Pd: aunque David cuente mentiras como que él tb llevó varias veces a Ava a los toros ¿merece la pena repetir? Por supuesto. Un abrazo

David dijo...

-V: Pues sí. Siempre fiel a la verdad, como los informativos televisivos. Ese es mi lema.
El mérito en lo de Marisa es del fotógrafo.
PD: Yo la llevé al hotel donde echó la meada...a mí los toros (jaja)
Otro abrazo y hasta la próxima (que supongo que igual toca el año que viene)

abril en paris dijo...

Primero que todo la cabecera:
¡Espectacular! Menudo body, claro que era muy guapa y joven, ahora sientiendolo mucho ya no parece ella, ha pasado por el bisturí y se le ha quedado una cara...bueno, eso, inexpresiva como de pez. No es la única..¡maldita cirujia chapucera! si la arruga es bella ¡ pordios!:-P
Segundo, sorprendida estoy de ésta entrada.. no me digas porqué..es que no sé..
He visto el documental y sí es bueno. Una mujer pionera, interesante, rompedora con una biografia que ya ya..y el documental lo refleja bien.
Pero es que a mí el mundo del lujo y de la moda y sus gurús me queda taaan lejos..
Admiro el empuje de éstas mujeres, a los fotógrafos y estilistas, se lo curran pero para mí es todo tan..¡frívolo, tan de otra galaxia que no es la mia ni de cerca..!
Vale, es "arte", una industria y sobre todo, mueve muchisimo dinero pero es que yo no sigo (nunca lo he hecho) el mundillo de la moda ni las modelos aunque admire su belleza, que no su flacura. Me gustan los zapatos y sé que un buen vestido, uno que te siente bien te sube la moral, te sientes poderosa incluso..pero vamos que mi dia a día va por otros derroteros. Tampoco tengo una cuenta corriente como para gastar en trapos y complementos.

Pero vamos, que ésto na va de mí sino de Diana Vreeland editora, diseñadora y muchas más cosas por lo que se ve..y
puso en el mapa a mucha gente, como Lauren Bacall..Guay.

Tambien he visto otro documental sobre Anna Wintour de la que se dice es una perfeccionista que dirige con mano y guante de hierro la edición de Vogue y que tambien es la inspiradora del papel de Meryl Streep en El diablo se viste de Prada.
Otro documental que me gustó mucho fue uno sobre un fotografo, Bill Cunnigham que con 73 años anda con su bici por las calles de N. York fotografiando a la gente que él considera original. Me gustó mucho ésta historia.
¡Perdón que me alargado mucho!

Agradecer a tu mujer la adquisición de éste DVD y a Victor por meterte en ésta historia que ha desembocado en una entrada (jeje)

Saluditos

Blue dijo...

Esa cabecera...seguro que era de cuando no había photoshop ¿no?, porque Marisa Berenson ya es "añosa", así que doble mérito.
No entendí lo de Cuba y el secretario, pero no importa, será que toca contar mentiras y punto, jaja.
La señora del documental parece de armas tomar. Para verlo, entonces.

Un abrazo.

abril en paris dijo...

P.D....perdido por el camino un
"me HE alargado mucho"

abril en paris dijo...

Otra P.D.
Para mí lo mejor de cualquier sitio es PARIS..

Tampoco pillo mucho lo del secretario, sí lo de Cuba. (jeje)

David dijo...

-Abril: Jo! Estoy viendo fotos actuales de Marisa. Cirugía o no, se le notan los años. Pues no sé si ya se había hecho bisturí en la de "Cazador Blanco, Corazón Negro", pero yo ahí la seguía encontrado atractiva.
Sobre tu otro comentario.
Pues no sabes lo lejos que me queda a mí. Cada vez que cogía una revista de moda tipo Vogue, Elle o demás, aparte de fijarme en las chicas... poco más. Y ahora es que ni eso. No puedo con ellas. Se me caen de las manos y no tengo ni ganas de abrirlas (publicidad, publicidad, publicidad, tonterías y mira! una chica guapa...).

Tal vez porque las fotos, páginas, portadas y demás que aparecen en el documental tenían el toque "vintage" y eran bonitas y eso, perooooooooo... A mí me pasa un poco como a ti.
Si le he metido la etiqueta de Arte ha sido porque he pensado que si lo de la entrada anterior era "ARTE"... esto también y nos dejamos de chorradas.
A mí un vestido no me sube la moral... bueno, la verdad es que si no tengo mis calzoncillos de Superman no puedo salir a la calle, pero eso es otra cosa, ¿no? (jaja).. No, en serio. Yo la ropa si es posible, la cojo en el Ekoropa, de segunda mano, así que ya ves la importancia que le doy...
En el mismo documental hay un momento que alguien dice algo como "el mérito de Diana fue hacer algo emocionante de una cosa tan aburrida como la moda, porque no hay nada tan aburrido como la moda" (cito de memoria).
Lo de El diablo viste de Prada también venía en la carátula que era por Diana (jaja)... En el documental sacan a una editora de moda que dicen que está inspirada en ella y es la de "Una cara con ángel": http://www.youtube.com/watch?v=gVserRvKyec

El documental de Anna Wintour no lo he visto (ni mi mujer; a ella no le gusta y en principio dice que no le interesa).

Sigo (que no sé si me va a dejar...)

David dijo...

Ese documental sobre Bill Cunningham sí que me interesa, mira.
Y hace nada, descubrí en uno de los blogs de Marcela ESTO (aunque un amigo me dijo que ya me había hablado del tema de Vivian Maier)... Y me encantaría también ver ese documental, o el que colgó hace no mucho Luis sobre Cartier-Bresson (en cuanto saque un rato largo y ganas)...

PD: Ya me imaginaba. Lo de Paris (jeje)... Lo de Cuba, con un poco de imaginación... Y el secretario es el mismo que me hace la cama, por supuesto.

Un saludito.

-Blue: Bueno, antes no había photoshop, pero las fotos se retocaban cosa fina. Por lo visto desde que se inventó la fotografía ya se andaba iluminando más, cortando de aquí o de allá...lo que pasa es que con el photoshop pues como que la cosa se nota más. Marcela supongo que sabrá mucho más de todo eso.
Pero sí, lo que tú dices ;-)
Y estilo y personalidad no le faltaban a Vreeland, no. El documental está bien.
Un abrazo.

Mr. Lombreeze dijo...

La foto del bikini me parece acojonante y adelantadísima
La frase ""¿Qué importa decir una
mentira si hace la vida más interesante?"" la suscribo y no solamente eso sino que hasta que he leído tu post, estaba convencido de que la había inventado yo.
Y en cuanto a la frase final que has homenajeado en el título del post... pues es que ese tipo de genialidades frívolas me encantan.
Tomo nota del documental. Creo que me sentará bien después de la tontada que vi ayer sobre orcas.

David dijo...

-Mr.Lombreeze: A mí la foto del bikini también me encanta.
Yo solo miento cuando digo la verdad...
No sé yo si este documental te pega mucho a ti (jaja)... En fin, tú mismo. Ya sabes de qué va...

Un saludo.

Josep dijo...

Está claro que tu señora tiene muy buen gusto y sabe elegir: no tenía ni idea de ese documental y me lo apunto, porque cuando estuve recabando información respecto al círculo de amistades de Capote me quedé muy sorprendido de los datos que en la red se hallan acerca de Diana Vreeland, sin duda, mucho más que una "socialité" al uso, más cerca de una mujer que, efectivamente, merecería incluso una película sobre su vida.
Seguro que su entorno familiar no fue óptimo, pero eso ya suele suceder en casos semejantes.
Las fotografías que ella impulsaba y elegía siempre fueron impactantes. La de Frissell en el atolón francés no es que sea moderna: es que es imperecedera...
Un abrazo.

pilar mandl dijo...

Excelente entrada David! (Comentarios incluídos)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...