martes, 26 de febrero de 2013

UN AMISTOSO ACERCAMIENTO AL MUSICAL. IV


En los años sesenta, el musical cinematográfico perdió la importancia que había tenido en décadas anteriores. Seguían (y seguirán) haciéndose películas musicales, y algunas de estas tenían muchísimo éxito, pero las cosas habían cambiado, o los tiempos, como cantaba Bob Dylan, y los espectadores no acudían a verlas del mismo modo. 

Como una vez me comentó un amigo , " "Sonrisas y lágrimas" tuvo tanto éxito porque además de ser una buena película parecía que el público hubiera dicho: "Venga, una vez más, a modo de despedida" " , y las productoras malinterpretando eso y pensado que era el inicio de una nueva etapa del género, en lugar de su "final",  empezaron a producir musicales que no dieron los resultados esperados. Y así, del mismo modo que "Sonrisas y lágrimas" salvó a la Fox de la bancarrota después del desastre de Cleopatra, otro musical, Doctor Dolittle (que no he visto), se encargó de llevarla a la misma situación.

Pero a pesar de que el músical "había muerto", todavía quedarían (y quedarán) clásicos por venir, como Cabaret o All that Jazz de Bob Fosse.  Por cierto, esta última,  una película más o menos autobiográfica, pero que podía haber estado también inspirada en la vida de Busby Berkeley (el creador de los primeros musicales clásicos de la Metro antes de que llegaran sus clásicos musicales de la mano de Arthur Freed).  Y en estas entradas no hemos hablado ni de Berkeley, ni de los musicales de Jacques Demy, o de los musicales soviéticos . ¿Musicales soviéticos? Sí, claro. Películas al servicio de la  propaganda stalinista, como todo lo que se hacía por entonces en la URSS.  No he visto ninguna. Podéis ver algún ejemplo en este enlace.  Bueno, tampoco hemos hablado de los musicales hindús (que no he visto y dudo que vea alguna vez).

Y al igual que en las películas de este género, dejamos de hablar, y vamos con la música y las canciones.


Una,  de un gran musical, pero no una gran película musical (al menos para mí). No sé la de veces que he escuchado la banda sonora de esta película. 




Heaven on their minds
 Música: Andrew Lloyd Webber Letra: Tim Rice

Judas
My mind is clearer now
At last
All too well
I can see
Where we all
Soon will be
If you strip away
The myth
From the man
You will see
Where we all
Soon will be

Jesus!
You've started to believe
The things they say of you
You really do believe
This talk of God is true

And all the good you've done
Will soon be swept away
You've begun to matter more
Than the things you say

Listen Jesus
I don't like what I see
All I ask is that you listen to me
And remember
I've been your right hand man all along
You have set them all on fire
They think they've found the new Messiah
And they'll hurt you when they find they're wrong

I remember when this whole thing began
No talk of God then, we called you a man
And believe me
My admiration for you hasn't died
But every word you say today
Gets twisted 'round some other way
And they'll hurt you if they think you've lied

Nazareth's most famous son
Should have stayed a great unknown
Like his father carving wood
He'd have made good
Tables, chairs and oaken chests
Would have suited Jesus best
He'd have caused nobody harm
No one alarm

Listen Jesus, do you care for your race?
Don't you see we must keep in our place?
We are occupied
Have you forgotten how put down we are?
I am frightened by the crowd
For we are getting much too loud
And they'll crush us if we go too far
If we go too far

Listen Jesus to the warning I give
Please remember that I want us to live
But it's sad to see our chances weakening with ev'ry hour
All your followers are blind
Too much heaven on their minds
It was beautiful, but now it's sour
Yes it's all gone sour
Ah --- ah ah ah --- ah
God Jesus, it's all gone sour

Listen Jesus to the warning I give
Please remember that I want us to live
So come on, come on, listen to me.
Ah --- ah
Come on, listen, listen to me.
Come on and listen to me.
Ah --- ah 

Otra de otro mítico musical, pero de nuevo,  no tan buena película musical (al menos para mí; que tanto esta como la anterior tendrán sus fans)...

Eso sí,  las dos películas con momentos y temas maravillosos. 
Como el que viene ahora (que me produce escalofríos mientras lo veo).  


AVISO. ES EL FINAL DE LA PELÍCULA Y SPOILER TOTAL (para aquellos que se preocupen por estas cosas). 


The Flesh Failures (Let The Sunshine In)
Música: Galt McDermot. Letra James Rado/Gerome Ragni

We starve-look 
At one another 
Short of breath
Walking proudly in our winter coats
Wearing smells from laboratories
Facing a dying nation
Of moving paper fantasy
Listening for the new told lies
With supreme visions of lonely tunes

Somewhere

Inside something there is a rush of
Greatness
Who knows what stands in front of
Our lives
I fashion my future on films in space
Silence
Tells me secretly
Everything
Everything

Manchester England England

Manchester England England
Eyes look your last
Across the Atlantic Sea
Arms take your last
embrace
And I'm a genius genius
And lips oh you the
doors of breath 
I believe in God 
Seal with a righteous kiss
And I believe that God believes in Claude
Seal with a righteous kiss 
That's me, that's me, that's me
The rest is silence
The rest is silence
The rest is silence

Our space songs on a spider web sitar

Life is around you and in you
Answer for Timothy Leary, dearie

Let the sunshine

Let the sunshine in
The sunshine in
Let the sunshine
Let the sunshine in 
The sunshine in
Let the sunshine
Let the sunshine in
The sun shine in...


Y termino esta serie de entradas con otro tema de un gran musical y, esta vez sí, de una gran y estupenda película musical (al menos para mí). Supongo que está por ver si terminará siendo un clásico, como apuntaron en esta más que recomendable entrada (el musical en tablas ya lo es).



We both reached for the gun
Música: John Kander Letra: Fred Ebb

[REPORTERS]
Where'd you come from?

[BILLY (as Roxie)]
Mississippi

[REPORTERS]
And your parents?

[BILLY (as Roxie)]
Very wealthy.

[REPORTERS]
Where are they now?

[BILLY (as Roxie)]
Six feet under.

[BILLY]
But she was granted one more start

[BILLY (as Roxie)]
The convent of The Sacred Heart!

[REPORTERS]
When'd you get here?

[BILLY (as Roxie)]
1920

[REPORTERS]
How old were you?

[BILLY (as Roxie)]
Don't remember

[REPORTERS]
Then what happened?

[BILLY (as Roxie)]
I met Amos
And he stole my heart away
Convinced me to elope one day

[MARY SUNSHINE (spoken)]
Oh you poor dear I cant beleive what you have been through A convent girl! A run-away marriage!
Now tell us roxie...

[MARY SUNSHINE]
Who's Fred Casely?

[BILLY (as Roxie)]
My ex-boyfriend.

[REPORTERS]
Why'd you shoot him?

[BILLY (as Roxie)]
I was leavin'.

[REPORTERS]
Was he angry?

[BILLY (as Roxie)]
Like a madman
Still I said, "Fred, move along."

[BILLY]
She knew that she was doing wrong.

[REPORTERS]
Then describe it.

[BILLY (as Roxie)]
He came toward me.

[REPORTERS]
With the pistol?

[BILLY (as Roxie)]
From my bureau.

[REPORTERS]
Did you fight him?

[BILLY (as Roxie)]
Like a tiger.

[BILLY]
He had strength and she had none.

[BILLY (as Roxie)]
And yet we both reached for the gun
Oh yes, oh yes, oh yes we both
Oh yes we both
Oh yes, we both reached for
The gun, the gun, the gun, the gun
Oh yes, we both reached for the gun
For the gun.

[REPORTERS]
Oh yes, oh yes, oh yes they both
Oh yes, they both
Oh yes, they both reached for 
The gun, the gun, the gun, the gun,
Oh yes, they both reached for the gun
for the gun.

[BILLY]
Understandable, understandable
Yes it's perfectly understandable
Comprehensible, Comprehensible
Not a bit reprehensible
It's so defensible

[REPORTERS]
How're you feeling?

[BILLY (as Roxie)]
Very frightened

[REPORTERS]
Are you sorry?

[ROXIE]
Are you kidding?

[REPORTERS]
What's your statement?

[BILLY (as Roxie)]
All I'd say is 
Though my choo-choo jumped the track
I'd give my life to bring him back

[REPORTERS]
And?

[BILLY (as Roxie)]
Stay away from...

[REPORTERS]
What?

[BILLY (as Roxie)]
Jazz and liquor...

[REPORTERS]
And?

[BILLY (as Roxie)]
And the men who... 

[REPORTERS]
What?

[BILLY (as Roxie)]
Play for fun...

[REPORTERS]
And what?

[BILLY (as Roxie)]
That's the thougt that...

[REPORTERS]
Yeah

[BILLY (as Roxie)]
Came upon me...

[REPORTERS]
When?

[BILLY]
When we both reached for the gun!

[MARY SUNSHINE]
Understandable, understandable

[BILLY AND MARY SUNSHINE]
Yes, it's perfectly understandable
Comprehensible, comprehensible
Not a bit reprehensible
It's so defensible!

[REPORTERS]
Oh yes, oh yes, oh yes, they both
Oh yes, they both 
Oh yes, they both reached for

[BILLY (spoken)]
Let me hear it!

[REPORTERS] 
The gun, the gun, the gun,
The gun
Oh yes, they both reached
For the gun

[BILLY (spoken)]
A little louder!

[REPORTERS]
For the Gun.
Oh yes, oh yes, oh yes, they both
Oh yes, they both
Oh yes, they both reached 
For the gun, the gun, 

[BILLY (spoken)]
Now you got it!

[REPORTERS]
The gun,the gun
Oh yes. They both reached
For the gun
For the gun.

[BILLY AND REPORTERS]
Oh yes, oh yes, oh yes, they both
Oh yes, they both
Oh yes, they both reached for
The gun, the gun, the gun,the gun
Oh yes, they both reached for the gun
For the gun.

Oh yes, oh yes, oh yes, they both
Oh yes, they both 
Oh yes, reached for
The gun, the gun, the gun,the gun
The gun, the gun, the gun,the gun
The gun, the gun, the gun,the gun

[BILLY]
Both reached for the...gun

[REPORTERS]
The gun, the gun, the gun,the gun
The gun, the gun, the gun,the gun
The gun, the gun, the gun,the gun
The gun, the gun, Both reached for the gun. 

sábado, 23 de febrero de 2013

RESCATANDO ENTRADAS XIX : ALL THAT JAZZ

DE RODEADO DE PAPEL


lunes, 4 de octubre de 2010

 Mis películas favoritas: ALL THAT JAZZ


Como ya dije en su día, llegaría el momento de hablar en este blog de una de las películas que más me impresionaron la primera vez que la vi… y ha llegado. Con ustedes...
La autobiografía en forma de musical de Bob Fosse es un apabullante despliegue de talento, un film inigualable y dinámico que ofrece todas las claves de la manera de hacer cine, de entender la coreografía y el baile, y también la vida, de Fosse.

El film arranca con los ensayos del que será el nuevo musical de Joe Gideon (Roy Scheider), un más que evidente sosias del propio Fosse. Encantador, brillante, perfeccionista, toxicómano, travieso, inseguro y patológicamente infiel, Gideon hace malabarismos con su ex-mujer, su hija adolescente, sus varias amantes, sus colaboradores y patrocinadores, el interminable proceso de montaje de su primera película como director y la agotadora preparación de su nuevo musical… pero no sabe que algo alterará por completo su ritmo de vida (y nunca mejor dicho) de manera repentina.

Otra vez...
Fosse, en un film que algunas voces emparentan con algunas películas de Fellini, pinta un panorama muy poco alentador sobre el mundo del espectáculo: jornadas de trabajo interminables, rivalidades, envidias… Un mundo absorbente, que exige mucho y da poco o nada. Y sin embargo, un mundo en el que Joe Gideon trabaja 25 horas al día, en el que vuelca todas sus energías, por el cual lo sacrifica todo… porque como dice el clásico de Ethel Merman que oímos en los créditos, There's no Business like Show Business.

Pese a acogerse en muchos momentos al modelo del musical clásico, con números (excelentes números, por cierto) que hacen avanzar la acción, forman parte del argumento y no son meros "pegotes", All That Jazz es mucho más que una simple película musical, casi en algunos momentos es como el "reverso tenebroso" de los antiguos filmes de la Metro. Fosse alterna esplendorosas secuencias musicales con otras resueltas de maneras realmente originales (como la del infarto, por ejemplo, o el asombroso número musical Take off with us). Puntuada con las "mañanas" de Gideon ante el espejo, con su inseparable cigarrillo, Verdi en el radiocasete y un pastillazo… y el casi agónico "It's showtime, folks" que entona al terminar su ritual mañanero.

 Si sólo no fueras tan generoso con tu p...
 
Además de todo lo anterior, All That Jazz es testimonio y testamento de uno de los personajes más influyentes del mundo del espectáculo a escala planetaria, coreógrafo personal e irrepetible y cineasta a contracorriente. Nadie más podría habernos regalado algo como Cabaret… En este caso, Fosse crea una crónica personal, sincera, que no hurta ningún detalle desagradable de su figura, y que por ello compone un retrato fascinante de un hombre que respira únicamente para el espectáculo. Para él todo es espectáculo… la vida, y también la muerte.

El reparto del film está compuesto en su casi totalidad por actores y actrices con experiencia en el mundo del teatro y el cine musical. Leland Palmer (mira, qué curioso, el mismo nombre que el de padre de Laura Palmer, ¿casualidad?) que interpreta a la ex-esposa de Joe; Ann Reinking (quien al parecer tenía una relación con Fosse en aquellos tiempos, pero que pasó por varias audiciones para el papel) que interpreta a su amante; Ben Vereen, Deborah Gefner… Las dos excepciones son Angelique, la dama de blanco interpretada por la esplendorosa Jessica Lange, tremendamente guapa en aquellos tiempos… y el propio Gideon, a quien da vida Roy Scheider, estrella del cine de la época (Tiburón, French Connection), pero no precisamente por sus dotes para el baile. Sin embargo, su interpretación del imperfecto Gideon (muy alabada por la crítica, en su momento) lleva sin problemas el peso de la película, ganadora de cuatro Oscars al sonido, al montaje, al vestuario y a su ecléctica banda sonora, con ese imborrable arranque con el On Broadway de George Benson.

Sinatra nunca lo grabará...

Partiendo de una idea que, según Shirley McLaine, le sugirió la actriz a Fosse cuando éste estuvo hospitalizado, (como Gideon en la película), All That Jazz se mueve exclusivamente entre bambalinas, entre ensayos, pruebas, sin que lleguemos a ver nunca más fruto de tanto trabajo, tanto sudor, que el espectacular número "fantástico" final de Gideon, ese inolvidable Bye Bye Life que desmadeja el original Bye Bye Love de los Everly Brothers para convertirlo en una orgía disco-pop brillante y que sirve como resumen perfecto de la película, como dice el dinámico O'Conner Flood (Ben Vereen) en su presentación de Joe Gideon…

Folks! What can I tell you about my next guest? This cat allowed himself to be adored, but not loved. And his success in show business was matched by failure in his personal relationship bag, now - that's where he *really* bombed. And he came to believe that show business, work, love, his whole life, even himself and all that jazz, was bullshit. He became numero uno game player - uh, to the point where he didn't know where the games ended, and the reality began. Like, for this cat, the only reality -- is death, man. Ladies and gentlemen, let me lay on you a so-so entertainer, not much of a humanitarian, and this cat was never *nobody's* friend. In his final appearance on the great stage of life - uh, you can applaud if you want to - Mr. Joe Gideon!

Bye, bye life... bye bye, happiness... hello, emptiness... I think I'm gonna die...

Con eso está todo dicho… Vista hoy, All That Jazz mantiene intacta su fuerza, y se puede disfrutar además como el excelente ejemplo de cine musical que es… además de descubrir a quien quiera acercarse a ella la inigualable figura de Bob Fosse. Como su autor... irrepetible.

Más sobre el film, aquí, aquí y aquí.


 Y la dama de blanco, esperando a Joe al final...

viernes, 22 de febrero de 2013

UN AMISTOSO ACERCAMIENTO AL MUSICAL. III

Antes de que sigamos con más musicales, aquí os dejo con algunos amistosos acercamientos al musical de películas no musicales 
(amistosos, porque no voy a meter el de "La naranja mecánica")  .


 "Young Frankenstein" de Mel Brooks y "Puttin' on the ritz" de Irving Berlin.




"Indiana Jones y el templo maldito" de Steven Spielberg y "Anything goes" de Cole Porter.




"Ferrys Bueller's Day Off" (Todo en un día) de John Hughes y "Twist & Shout" de Medley & Russell.





"Algo pasa con  Mary" de los Farrelly y "Build me up buttercup" de D'Abo & Macauly,
 interpretada  por  The Foundations.



<

"(500) Days of Summer" de Marc Webb y  "You Make My Dreams" de Hall & Oates.

UN AMISTOSO ACERCAMIENTO AL MUSICAL. II

"Cantando bajo la lluvia" suele ser considerada el musical clásico por excelencia; para algunos, "el mejor musical de la historia del cine".  Pero hay otra película que la crítica también suele considerar equiparable en estatura mítica a la dirigida por el dúo Kelly-Donen. Esa sería "The Band Wagon", que aquí se tituló "Melodías de Broadway 1955" a pesar de ser de 1953.

En la entrada anterior, alguien recomendaba como los mejores guiones de musicales "Cantando bajo la lluvia" y "Siempre hace buen tiempo".  Yo añadiría a estas dos la de "The Band Wagon". 

¿Qué tienen en común estas tres grandes películas aparte de ser de la Metro y tener maravillosos números musicales?  Pues a estos dos  que salen aquí debajo.


Betty Comden & Adolph Green

Betty Comden y Adolph Green son la pareja de escritores que firman los guiones de las tres (y también la letra de las canciones de uno de ellos). También retratan con humor  su relación en "The Band Wagon", aunque en la película aparecen como un matrimonio, y ellos eran solo amigos (durante muchos años y muchos créditos).  Pero Betty y Adolph se merecerían otra entrada dedicada solo a ellos, y esta es más que nada un acercamiento al género musical, así que los dejamos por ahora...

Y ahora... un pequeño recorrido por algunos de mis momentos favoritos en algunos de mis musicales favoritos (la lista de "los mejores" se la dejaremos a Mr.Lombreeze, que le gusta mucho lo de las listas y ha amenazado con hacerla).

"Cita en San Luis" (1944) es uno de mis musicales favoritos y no me canso nunca de verlo. Es ñoño, tierno, cursi, blando y todo lo que queráis...Pero no solo figuraría siempre en la lista de mis tres musicales favoritos, sino que también figuraría muy arriba en la de mis películas favoritas.  Y canta Judy, claro.




Y seguimos con otro musical de Minnelli...tal vez mi musical favorito (sí, por encima de Cantando bajo la lluvia). Esta película está llena de momentos maravillosos. "The Band Wagon" (del 53, o el 55 por aquí).

Fred Astaire interpreta a una vieja estrella de musicales que está tal vez algo olvidada y va a realizar una revista musical con Cyd Charisse, que es una bailarina de danza clásica. Este es el momento en el que ambos descubren que pueden funcionar como pareja de baile.


Número tan clásico, que hasta tuvo su correspondiente homenaje- parodia.

Y como no es cuestión de poneros  "Cantando bajo la lluvia", o algún  otro número que seguro que ya conocéis todos (o deberíais) ... pues igual mejor vamos con otra de Gene Kelly  acompañado por los Nicholas Brothers. "El pirata" (1948), también dirigida por Minnelli y con un tema de Cole Porter  que "homenajearían" en "Cantando bajo la lluvia".





Otra cosa que ocurre con los musicales de esta época (y si hablamos de musicales de esta época, hablamos más que nada de los musicales de la Metro) es que más allá de que la película fuera mejor o peor, siempre podías encontrarte algún número o más que merecían la pena. 

Pero a finales de los años cincuenta comienza el declive del género  en las pantallas. Si no me traiciona mi memoria, recuerdo cómo en un documental, Comden y Green comentaban que se dieron cuenta de que aquello había cambiado al recordar que  el estreno de "Cantando bajo la lluvia" se hizo en uno de los mejores cines, con multitud de estrellas asistiendo a la premiere, y en cambio  solo tres años después, "Siempre hace buen tiempo" se estrenó sin  promoción alguna y como compañera de sesión en un programa doble de autocines. 

El tiempo en el que por las carteleras coincidirían varias películas musicales había finalizado. El género no desaparecería por completo, y seguirían llegando películas (algunas maravillosas) aunque más espaciadamente...  pero eso lo dejaremos para la siguiente entrada...

jueves, 21 de febrero de 2013

UN AMISTOSO ACERCAMIENTO AL MUSICAL. I

Esta entrada va dedicada como una cariñosa puñalada a  Lughnasad.

Recuerdo que de niño no me gustaban los musicales. Excepto alguna película de Gene Kelly, no era un género que me tuviera muy pegado al televisor. Veía las películas porque yo me pasaba horas viendo la tele y si daban una película, da igual la que fuera,  ahí que me quedaba...pero me costaba más engancharme al género musical.

¿Cuándo cambió la cosa?

Damos un salto a  cuando tengo 17 años...  Conozco entonces a un chico, al que llamaremos J. , con el que empiezo una fuerte amistad. A ambos nos gusta el cine, leer, y como no es que conectáramos mucho con las cuadrillas o amistades que frecuentábamos, empezamos a quedar continuamente.... Tanto, que su madre llegó a pensar que yo era gay y estaba interesada en su hijo, y la mía me diría un día "todo esto has empezado a hacerlo desde que sales con ese amigo homosexual tuyo".  ¡Ay! Esa homofobia encubierta tan divertida.  Por "todo esto",  mi madre se refería entre otras cosas a que llegaba demasiado tarde a casa casi todos los días...  Pero eso se debía más bien a que durante años había sido al revés... Pero bueno, eso es otra historia.

Damos otro salto de dos años. J. me propuso ir a la reunión de una asociación universitaria que se creó para transportar alumnos de Vitoria a Bilbao porque querían hacer una revista que se repartiría en el autobús, y buscaban colaboradores.


Así que vamos allá y conocemos al resto de la gente que iba a participar en la revista. Entre ellos, un chico al que llamaremos Fred.

Fred quería escribir sobre cine en la revista... Y es que era un verdadero cinéfilo. Uno de esos que si alguna vez se quedaba a tomar algo,  te decía que se iba a tal hora porque daban "La loba" de Wyler y no quería perdérsela.  

Fred también era, más o menos, otro "inadaptado" social como nosotros y pronto empezó a quedar y compartir nuestras tardes y noches hablando de cine, libros y demás historias.  Nos hicimos muy amigos, hasta el punto de que en ocasiones prefería quedarse con nosotros a pesar de que tuviera que perderse algún clásico que tenía "programado". 

A Fred le encantaba el cine. Y también el género musical.  Se grababa cintas y cintas de un programa de radio que había sobre musicales... Compraba también  cintas originales de musicales no estrenados. Y nos hablaba de Cole Porter, de Rodgers&Hammerstein, Lerner&Loewe, de Mary Martin,  de Marni Nixon...  Adoraba el musical de "Los miserables" , y también la novela, que si no recuerdo mal era su libro favorito y releía de vez en cuando. 

Cierto día pillé seguidos por televisión una serie de documentales sobre el género musical con escenas sueltas (y canciones subtituladas) y me gustaron un montón...Le llamé a Fred emocionado después de verlos (y también durante los intermedios) y charlamos sobre ellos...y poco a poco empecé a entrar en el mundo de los musicales...

Fred había estudiado francés en el colegio, pero el día que daban "La bella de Moscú" (con letra y música de su admirado Cole Porter) podía canturrear "Capitalistic, you're optimistic". Cada vez que vuelvo a ver esa película y oigo eso, me acuerdo siempre de él.


La cosa no acabó muy bien ni con Fred, ni con J.  Con Fred tuve una serie de desencuentros... no sobre cine ni sobre política, pero se agotó mi paciencia y corté por lo sano. J. fue quien cortó conmigo.  Pasados un par de años me enteré por otro colaborador de la revista al que apodábamos "el monje"( porque costaba horrores sacarlo de casa), que tanto J. como Fred estaban interesados en retomar su amistad conmigo. Yo no lo estaba. 

Pasaron bastantes más años, Fred consiguió mi mail por otra persona que me conocía, y me mandó una texto en plan "recuperemos los viejos tiempos".  Pero yo seguía sin estar interesado. 

Hace un par de años, mientras trabajaba con un horroroso peto naranja como informador en un centro ludico-cultural, apareció Fred para ver una exposición sobre Akira Kurosawa. Intercambiamos cordiales saludos y poco más... Y hace aún menos, mientras tomaba un café con un amigo, volví a encontrármelo (estaba de visita por la ciudad; no vivía aquí). Una vez más, saludos cordiales y ya está... 

No le deseo ningún mal a Fred. No le guardo ningún rencor y no tengo mal recuerdo de la amistad que compartimos. Es más, Fred era un chaval excelente, y supongo que será un tipo estupendo. Aquí os he hablado de que le gustaban el cine y los musicales, pero podría comentaros muchas cosas buenas de él.  Y aunque no tengo ningún interés en volver a ser amigo suyo, cuando ayer leí la página en la revista cultural Aux (feb-mar nº59) con la entrevista de Germán Castañeda que os reproduzco a continuación,  no pude evitar acordarme de él.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

POSTITS. Noticias breves y gente interesante.

Los musicales hollywoodienses, según JOSEMI BELTRÁN












Cada miércoles hasta junio (20hr) en el Teatro Principal (Donostia) Entrada: 4.5 En abril publican un libro sobre el ciclo. Más información donostiakultura.com



Cine// Mientras arrasa en cartelera, en nominaciones y en premios "Los miserables", el Teatro Principal de Donostia inicia el ciclo "El cine musical USA" con el que repasa cronológicamente la historia de un género a veces infravalorado. De "Un día en Nueva York" en los años 40 a "Moulin Rouge" en 2001, pasando por clásicos como "Hello, Dolly!" y rescatando piezas de culto como la "Corazonada" de Coppola con música de Tom Waits. Todas, "producciones norteamericanas cuyos números musicales y canciones se integran de la manera más natura posible con la trama", resume desde la Unidad de Cine de Donostia Kultura su director, Josemi Beltrán, firme defensor del género: "El cine es esencia una gran mentira y fantasía; y el buen musical lo ejemplifica".

1. ¿Cómo se inaugura este genero? La primera película sonora norteamericana "El cantor de jazz" (1927) es ya un pseudomusical. Una de las primeras cosas que el cine USA quiso hacer con el sonido fue cantar. "La calle 42" (1933) puede ser clave en un intento de crear un lenguaje propio de cine para los musicales, más allá de filmar el teatro de Broadway, que es como nació el género.

2. El ciclo se centra en los años dorados de los grandes estudios, ¿qué filmes de esos años están indiscutiblemente en la Historia del cine? "Un día en Nueva York" (1949) y "Cantando bajo la lluvia" (1952), ambas de Stanley Donen y Gene Kelly. Y "Melodías de Broadway 1955" (Vincente Minnelli, 1953). Aquella fue la era del canon de la perfección.

3. Las partituras más memorables: "West Side Story" y "My Fair Lady"

4. Los mejores guiones: "Cantando bajo la lluvia" y "Siempre hace buen tiempo".

5. Las canciones más míticas: "There's No Business Like Show Business", "Cheek to Cheek", "Singin' in the rain" y "That's Entertainment".

6. Los números inolvidables: El ballet de "Un americano en París", los de "Melodías de Broadway 1955" y el "Make'Em Laugh" de "Cantando bajo la lluvia".

7. Los musicales más infravalorados: "Oliver" y "South Park, la película"

8. Alguna pequeña joya desconocida: "Mi hermana Elena" o el musical de oficina "Cómo triunfar sin dar golpe".

9.No habéis programado ninguna cinta de los 90, ¿qué pasó en esa década? Lo mejor de los 90 fue el rescate del musical clásico de Disney: "La sirenita", "La bella y la bestia"... También los homenajes de Woody Allen ("Todos dicen I love you") y Kenneth Branagh ("Trabajos de amor perdidos")

10. Cerráis el ciclo con "Moulin Rouge", que logra la revitalización del género. ¿Hay otros musicales posteriores reseñables? Destacaría el homenaje a Fosse del "Chicago" del 2002, la divertida "Hairspray" con Travolta, y quizás "Rent", adaptación de un exitoso musical pop de teatro. Ah, y "Los productores".

11. "Grease", "Fiebre del sábado noche"...Es un género caldo de cultivo de placeres culpables. ¿Los tuyos personales? Sin vergüenza ninguna: "South Pacific", la película de South Park y "La bella y la bestia"

12. Es muy típico lo de "no me gustan los musicales porque no soporto que canten sin motivo". ¿Cómo se puede superar ese prejuicio?  Si no te convence "Cantando bajo la lluvia", poco te convenceré yo. Es el musical que todo el que se considere cinéfilo debería haber visto.
                                                                                                                  Texto de Germán Castañeda.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

jueves, 14 de febrero de 2013

RESCATANDO ENTRADAS XVIII : WILL

De LULA FORTUNE 

VIERNES, 3 DE FEBRERO DE 2012

WILL


A. dice palabras como "piélago" "infortunio" "ultrajes" y no estoy muy seguro de que las comprenda, pero pone énfasis, gesticula, arruga su joven ceño, se muerde el labio, se mesa los cabellos y mide las pausas como ha visto hacer a los grandes actores de cine.
J. quiere ser Julieta. No encuentra un Romeo que dé la talla a su envergadura corpulenta, pero eso no parece detenerla. Ha convencido a su mejor amiga, le ha recogido el pelo y le ha pintado una barba. Poco importa la réplica: ella quiere ser Julieta.
B. lleva el pelo rapado por los lados y un pendiente. Llegó hace dos años de Suiza y se arma un lío tremendo con las palabras. Recita envarado, titubeando, pero subido a la tarima parece que todo se le perdonara.
R. dice 'Chespir' y los demás sonríen con la benevolencia de los iniciados. Es mexicano y de piel muy oscura. El verso en sus labios fluye suavecito y extraño, ligero, con una seriedad legendaria. Alguien habla de Otelo y todos lo señalan sin discusión.
Empezó como un juego y ahora me suplican que sigamos, con ese entusiasmo chispeante y efímero que los caracteriza. No tienen una dialéctica muy esmerada y tal vez no aciertan a encontrar el porqué de todo esto, pero lo cierto es que para ellos "Will es el puto amo" y el teatro "mola".

Suena el timbre del final de la clase y salen en tromba con sus mochilas, empujándose y pensando ya en el fin de semana. Lejos, muy lejos suenan tambores apocalípticos, reformas educativas que no cambiarán nada para ellos. Nuevas palabras maquillarán los viejos problemas, pero aquí en el aula, ahora, reina el silencio. Mejor aún, queda flotando el eco de sus voces adolescentes preguntándose por los eternos enigmas de la vida. Qué importa que no tengan muchas palabras para expresarlo, Will se las presta. Ojalá no lleguen nunca las reformas a mi pequeña aula.

Un abrazo, querida Lula, de tu viejo profesor
Lucas Tanner

miércoles, 13 de febrero de 2013

VA DE FOTOS VII

Y hoy, en nuestro Va de fotos, nos acompañan un montón de artistas. Y no lo digo solo por los retratados, o por aquellos que tomaron las fotos como Avedon, Avery o Glynn, sino porque tenemos también como artista invitada a abril en paris, que no solo ha colaborado  en lo que a la redacción de los textos se refiere (mis gracias desde aquí), sino que además ha añadido una foto de su colección particular. A aquellos que la conozcáis mínimamente, no os costará mucho saber cuál ha podido ser esta... Al resto...  solo vale un intento.

Y empezamos con tres fotos de Richard Avedon. Los retratados me parece que no necesitan presentación.


Me duele la cabeza de ser tan guapa. 




¿No es raro ver una foto de este hombre y que falten sus piernas?

No lo dudéis. Soy un genio.



"Me quito el sombrero ante las damas".  Carole Lombard y Alfred Hitchcock.




"Espejito, espejito... estoy triste."  Elizabeth Taylor por Burt Glynn



"¿Liando cigarrillos? ¿o son carretes de fotos? " Foto de Bernard Abramson. 



"No. No soy el del marco, pero podría." Foto de Ruth Orkin.

Yo tuve que escribir este pie de foto.
 La foto es de Dennis Hooper.
Abril está todavía recuperándose después de verla. 

"Este lápiz es divino para la raya del ojo".
Catherine Deneuve por  Loomis Dean



"No veo nada con estas gafas." Foto de Sid Avery.



"Me han cambiado a Gala".  Foto de  Yul Brynner.


"Jaque al César".  Foto de Ruth Orkin.


"Estas balas son de fogueo".  Abril dice que no sabe quién es el de la foto.
John Wayne no parece, desde luego.


"¿Les gusto a estos blanquitos?".  Nat King Cole, no Jack Palance.  Foto de Sid Avery




"No me acuerdo de la letra".  Lea Michele  por Yu Tsai.


"Vaya carrocería. También la del coche" Foto de Sid Avery.


"¡Fotos, no! Estamos discutiendo." No sé quiénes son, ni quién sacó la foto.

"¿Y si me escapo?" Foto de Bob Willoughby.



"Una a color"  Kate Winslet por  Greg Williams.



"Te aprecio, pero no me vas a convencer".
James Stewart y Henry Fonda en Londres en 1975. No sé de quién es la foto.



"Estas escaleras me están matando".   Liz repite también con Burt Glynn como fotógrafo. 


"Directo a la diana o cómo me mantengo en forma". Jane Fonda por Dennis Hooper.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...