viernes, 23 de marzo de 2012

jueves, 15 de marzo de 2012

EL DIRECTOR

¡ Y otra vez!

En Repton me impresionó el director por ser un hombrecillo de aspecto bastante vulgar, patizambo, con la cabeza grande y calva y muchas energías, pero no demasiada simpatía y atractivo humano. Entendámonos, yo nunca le conocí bien, porque en todos los meses y años que pasé en la escuela dudo que me dirigiese más de seis frases en total. De modo que acaso fuera error mío formar un juicio semejante.


     Lo interesante de aquel director es que tiempo después llegó a ser un personaje famoso. Al final de mi tercer año se le designó inopinadamente Obispo de Chester y se fue a vivir a un palacio en las orillas del Dee. Recuerdo mis esfuerzos de entonces por desentrañar el enigma de que una persona pudiera saltar de maestro a obispo de golpe y porrazo, pero enigmas mayores habían de venir.


    Pronto fue promovido de nuevo, y de Chester pasó a ser Obispo de Londres, y de allí, al cabo de no muchos años, brincó una vez más en la escala para ocupar la dignidad más alta de todas, ¡la de Arzobispo de Canterbury! Y no demasiado tiempo después fue a él a quien cupo el honor de coronar a nuestra actual soberana en la Abadía de Westminster, con medio mundo viéndole por televisión. ¡Bien, bien, muy requetebién! ¡Y ése era el hombre que solía propinar las más sádicas palizas a los estudiantes que tenía a su cargo!


    Seguro que a estas alturas ya os estaréis preguntando por qué doy tanta importancia en estas páginas a la cuestión de los castigos corporales en las escuelas. La respuesta es que no puedo evitarlo. Durante toda mi vida escolar me aterró el hecho de que a maestros y alumnos mayores se les permitiera herir literalmente a otros niños, y a veces herirlos de gravedad. No podía asimilarlo. Jamás he podido. Desde luego, no sería justo dar a entender aquí que todos los maestros estuviesen constantemente flagelando a todos los alumnos, aterrorizados, en aquellos tiempos. No era así. Sólo unos pocos lo hacían, pero fue suficiente para dejar una perdurable impresión de horror en mí. Todavía hoy, cada vez que tengo que pasar sentado algún tiempo en una silla o banco de asiento duro, empiezo a sentir palpitaciones en los sitios donde la vara, hace cincuenta y tantos años, me señaló el culo.


   No hay nada malo en propinar unos pocos tientos rápidos en las nalgas. A un chico díscolo probablemente le vendrán muy bien. Pero el director de quien hablábamos no se contentaba con calentar el culo cuando echaba mano de su vara para administrar una paliza. A mí nunca me azotó, gracias a Dios, pero el mejor amigo que tuve en Repton, un chico llamado Michael, me hizo vívida descripción de una de tales ceremonias. A Michael le ordenó quitarse los pantalones y arrodillarse en el sofá de su despacho con la mitad del cuerpo colgando sobre uno de los brazos del sofá. El gran hombre le asestó entonces un "crac" terrorífico. Luego siguió una pausa. El director dejó el bastón y comenzó a llenar su pipa de tabaco, que iba sacando de una lata. Al mismo tiempo se puso a sermonear al chico arrodillado acerca del pecado y de las malas acciones. A poco, empuñó de nuevo la vara y descargó un segundo "crac" formidable sobre las nalgas temblorosas. A continuación, la tarea de llenar la pipa y el sermoneo prosiguieron por espacio quizá de otros treinta segundos. Después vino el tercer varazo. Luego, una vez más, el instrumento de tortura fue depositado encima de la mesa y apareció una caja de cerillas. Se encendió una cerilla, que fue aplicada a la pipa. La pipa no quería arder. Se administró un cuarto golpe, sin interrumpirse el sermón. 
Este lento y temible proceso se prolongó hasta haber sido propinados diez bastonazos terribles, y todo ese tiempo, entre intentos de encender la pipa gastando una cerilla tras otra, no cesó un solo instante el sermón sobre el mal, y la perversidad, y el pecado, y la mala conducta, y la inmoralidad, y el delito. No había tregua siquiera en el momento de descargar los golpes. Cuando todo hubo terminado, el director sacó una palangana, una esponja y una toallita limpia, y la víctima recibió orden de enjugarse la sangre antes de  subirse los pantalones.


    ¿Os extrañará, pues, que el comportamiento de aquel hombre me tuviera terriblemente desconcertado?  En aquella época, además de director del colegio, era un clérigo ordinario, y cuando, sentado en la luz tenue de la capilla del colegio, le oía predicar sobre el Cordero de Dios y sobre la misericordia y el perdón y todas esas cosas, mi tierno entendimiento era presa de una confusión total. Sabía yo muy bien que la noche antes, sin ir más lejos, aquel predicador no había mostrado ni Misericordia ni Perdón flagelando a cualquier pobre crío por haber quebrantado las reglas.

    ¿Qué pasaba entonces?, solía yo preguntarme.

    ¿Predicaban una cosa y practicaban otra aquellos hombres de Dios?


   Y si alguien me hubiera dicho en esa época que aquel clérigo flagelador iba a llegar a ser un día Arzobispo de Canterbury, jamás me lo habría creído.


    Fue todo esto, me figuro, lo que hizo que empezase a abrigar dudas acerca de la religión e incluso acerca de Dios. Si aquel individuo, me repetía constantemente, era uno de los representantes de Dios en la tierra, entonces es que había algún error muy serio en todo el negocio.


Extraído de Boy (Relatos de infancia) de Roald Dahl. Traducción de Salustiano Masó. Editorial Alfaguara.



SOBRE LA VERACIDAD DE LA FOTOGRAFÍA

Hace no mucho coloqué de cabecera esta foto:



Y como pie de foto (o leyenda según blogger) escribí algo como "Biblioteca de Londres después de un bombardeo en la Segunda Guerra Mundial".

Pero un amigo se encargó de avisarme de que mi texto era erróneo...

"(...)El caso de una fotografía optimista, muy difundida, hecha en Londres en 1940 durante el blitz es más complejo, pues el fotógrafo, y por ello las circunstancias de su realización, son desconocidas. La foto muestra, a través de una pared faltante de la biblioteca sin techo y absolutamente arruinada de la mansión Holland, a tres caballeros de pie sobre los escombros, más o menos apartados unos de otros frente a dos paredes de estanterías milagrosamente intactas. Uno mira los libros; otro engancha el dedo en el lomo de uno que está a punto de retirar del anaquel; otro más, libro en mano, lee: la elegante composición del cuadro tiene que haber sido dirigida. Es grato imaginar que la foto no es la invención a partir de cero de un fotógrafo merodeando por Kensington después de un ataque aéreo, el cual había llevado a tres individuos para interpretar a tres curiosos impertérritos cuando descubrió la biblioteca de la gran mansión jacobea cercenada y a la vista, sino más bien que los tres caballeros habían sido vistos satisfaciendo sus apetitos librescos en la mansión destruida y el fotógrafo había hecho poco más que espaciarlos de modo distinto a fin de conseguir una foto más mordaz. En todo caso, la fotografía conserva el encanto y la autenticidad de la época que celebra un ideal ya desaparecido de entereza nacional y sangre fría. Con el tiempo, muchas fotografías trucadas se convierten en pruebas históricas, aunque de una especie impura, como casi todas las pruebas históricas.(...) "  


Extraído de "Ante el dolor de los demás" de Susan Sontag, traducción de Aurelio Major. Editorial Alfaguara. Un ensayo más que recomendable sobre la la guerra, la violencia y las imágenes asociadas a estas.

Hace algo más de tiempo coloqué esta otra foto:



Aunque en aquella ocasión sí que avisé que no era "el lechero", sino el ayudante del fotógrafo Fred Morley, quien posaba para la ocasión. Pero como decían en algún sitio,  también señalé que las ruinas y el incendio no dejaban de ser reales.

De todas formas, supongo que en más de un lugar aparecerá la foto como "lechero durante el bombardeo"... ¿Y quién va a dudar de la veracidad de una imagen fotográfica?

Y ya hablamos en su día por aquí del montaje de la famosa foto del beso de Doisneau  (cosa que a mí me da absolutamente igual). 


Pero no es lo mismo, al menos para mí, (re)crear  una escena que "desvirtuarla", como ocurre con la foto que tenéis más abajo... 

No digo que no sea válido, pero sí que estaría bien especificar cuándo es así (que ya sé que en internet esto es como pedir imposibles). Con esto no pretendo que todas las revistas indiquen  cuándo usan photoshop en sus portadas, pero sí que recurran al menos a las fotos "originales"...  Si ya es difícil contrastar o verificar textos, imaginaos lo complicado que puede ser andar "verificando" imágenes. 

1) Esta fotografía no es de Sam Shaw





y 2) 


Marilyn Monroe (foto de Sam Shaw; y si pincháis en el enlace que me descubrió el amigo Kinezoe, podéis ver otras "estupendas" fotografías de Shaw)

viernes, 9 de marzo de 2012

¡¡20 IMPACTOS!! SEGUNDA PARTE: DE 13 a 20.

.... continúa de la entrada anterior...

13.  EL FORASTERO MISTERIOSO DE MARK TWAIN. ( o  " A mi edad cuando me presentan a alguien ya no me importa si es blanco, negro, católico, musulmán, judío, capitalista, comunista... me basta y me sobra con que sea un ser humano. Peor cosa no podría ser"; cita que me parece que está  "ligeramente adaptada"  de la tercera que aparece en esta página.)


Y retrocedemos un poco en el tiempo, porque leí este libro antes de ver el ciclo de Chaplin... Así que todavía no había visto la exposición de Capa, ni conocido a mi futuro tormento favorito, o descubierto lo grande que había sido, es y será King Vidor.  


Hablé sobre el libro  en esta entrada...  Y puedo contaros una anécdota relacionada con ella para que comprobéis cómo Twain tenía razón acerca de lo malvados que somos.. ¿Sabéis quién es el primer comentarista anónimo que aparece ahí?


Había empezado el Safari hacía bien poco, y los comentarios brillaban por su ausencia, así que cuando escribí esa entrada y de repente me encontré con un lector de la novela, que además la recomendaba,  me hizo ilusión y se lo dije a la chica del número 11 (*véase entrada anterior): "Mira... ¡alguien ha comentado!"... 
Y entonces escuchamos una diabólica carcajada desde fuera de la habitación,  mi hijo se giró en la silla y con una gran sonrisa disparó-confesó:  "He sido yo."  Por cierto, a él le gustó el libro, pero no le impactó tanto como a mí.







Aviso: Este vídeo no es una adaptación de la novela. Es otra cosa.




14.  JAIME HERNANDEZ ( el "padre" de varias chicas de las que me he enamorado alternativa y sucesivamente; el mayor flechazo lo tuve con Esperanza; aún sigo enamorado)








Tengo la impresión (aunque puedo estar equivocado) de que Jaime Hernandez es un caso un tanto especial para la gente que no ha leído tebeos. Si alguien que no es aficionado a este medio me pidiera que le recomendara algo para leer, supongo que le recomendaría  "El almanaque de  mi padre" de Taniguchi,  "El arte de volar"  de Altarriba y Kim, "Fun Home" de Alison Bechdel, o algunas historias de gente que ya he mencionado en esta lista como Will Eisner o Carlos Giménez.  Pero no creo que les recomendara a Jaime. 

Y el caso es que Jaime Hernandez es desde que lo conocí hace ya muchos años (y ahí sigue) uno de mis cinco dibujantes de tebeos favoritos,  uno de mis cinco guionistas de cómic favorito y uno de mis artistas (de cualquier medio) favorito.

Piezas de Jaime Hernandez en Safari: aquí y aquí.




15. El PATO SALVAJE DE IBSEN. 


Hay una versión fílmica de esta obra teatral con Jeremy Irons y Liv Ullmann, pero no puedo deciros nada sobre ella porque no  sé si es que empezó demasiado tarde en una de aquellas noches del Cine-Club de la 2 y tenía sueño, o sin más,  que la película me estaba aburriendo soberanamente...  pero  me fui a la cama y no pasé del cuarto de hora.

Y lo cierto es que hasta ahora no he visto ninguna adaptación teatral de esta obra. Pero lo que sí puedo recomendaros encarecidamente es su lectura. Eso sí, avisaros de que  el texto de Ibsen y su visión de cómo somos es casi más triste y pesimista que la de Twain en "El forastero misterioso".

Añadido: Tuve casi  el mismo "impacto" que con esta obra de Ibsen,  con otra que venía en el mismo libro, la de "Un enemigo del pueblo" (igualmente recomendable).

Pieza sobre Ibsen en Safari: aquí  (la pieza que falta se me escapó; casi mejor...demasiado peligrosa)

16. INGMAR BERGMAN  (el mejor cine con o sin palomitas y con cualquier tipo de gafas o sin ellas)


Gunnel Lindblom en "El séptimo sello".

Yo no tenía muchas ganas de ver películas de Ingmar Bergman... Bueno, en realidad tenía más bien miedo de verlas y que fuera cierto eso que a veces había oído por boca de otros acerca de que sus películas eran un rollo, dramas pesadísimos y que a lo mejor se podían ver en su día pero que ahora eran insufribles...
Por suerte,  un amigo me habló muy bien de ellas (siendo su director favorito cómo no iba a hacerlo)  y como tenía grabadas en vídeo una buena colección,  me dejó algunas para "probar".
Y, ¿qué voy a deciros? Bergman es ahora uno de mis directores favoritos y me parece uno de los más grandes.

Impacta por el contenido de sus películas (este paréntesis sería muy largo si tuviera que mencionar tantas películas), impacta visualmente (me río cuando alguien saca lo del niño del hotel de El resplandor y  los travellings con steadicam de Kubrick si pienso en el niño del hotel en "El silencio"), impacta terroríficamente (la escena del niño en "La hora del lobo", la venganza del señor feudal en "El manantial de la doncella" y sobre todo, lo que suelta el buen pastor en "Los comulgantes" a su ex, a modo de ejemplo), impacta por la cantidad de ideas y hallazgos visuales y argumentales de los que está plagado su cine... y además, impacta por "otros motivos" en los que no vamos a entrar ahora porque ya no se lleva lo del "landismo" y eso de ¡cómo están las suecas!
Ah! Y recuerdo una película en la que hay una escena dentro de un ascensor en la que te partes de risa. Si hubiera querido, la de grandes comedias que hubiera hecho este hombre (pero no le dio por ahí).

¡¡Y no hay piezas de Bergman en el blog!! Tendremos que salir a por ellas.

17. TOY STORY  ( la primera película de animación por ordenador. ¡Y encima era buena! ¡Cómo no va impactar eso!).

Recuerdo que en un programa sobre cine, las películas que los críticos  habían escogido como mejores películas de aquel año eran Lone Star (que me invitó a verla y me la descubrió el amigo que me pasó las películas de Bergman) y Toy Story.  Vamos, que aquel año el sheriff Buddy  y el  sheriff Woody arrasaron. Lo cierto es que las dos son grandes películas y que yo pensaba lo mismo, porque ambas películas me impactaron, si bien por motivos distintos.

Y bueno, ahora igual nos hemos acostumbrado, pero a mí me dejaron a cuadros las primeras imágenes que vi de Toy Story... Sigo enamorado de la animación en 2-D, pero Toy Story me convenció gráficamente (cosa que algunas de Dreamworks posteriores no lograron) y sobre todo me convenció por su historia y  lo bien llevada que estaba...  No es que Toy Story sea mi película favorita de Pixar (esa sería Los increíbles, seguida muy de cerca por Up), pero sigue pareciéndome  una gran película, y me da igual que gente como Michael Barrier tuviera "problemas" para perdonar cosas que consideraba "tramposas", como el hecho de que si Buzz se creía que era un hombre del espacio no pudiera entender por qué se quedaba quieto cuando lo usaba de juguete un niño,  o se planteara qué pensaba Buzz cuando Andy jugaba con él.  ????  ¡¡¡¡Eso lo entiende cualquier niño, Michael!!! Porque los fabricantes  imprimen a cada juguete que hacen una ley que les obliga a comportarse así y que sólo pueden saltarse en casos de extrema necesidad.  ¡¡Es magía científica!!  Lo que yo no entiendo es cómo te pones a cuestionar eso o a otras películas de Pixar. En fin...   Una gran película, como muchas de las que ha hecho Pixar, que son casi "clásicos instantáneos".

18. BAUDOIN  ( o Ensalada de vida)



Y buscando en una entrada de Mandorla sobre "Ensalada de Niza" os traigo lo que comenté allí cuando Santiago (a quien Baudoin no termina de convencerle, conste), hablando de  algo que le había gustado de esta obra decía: "  Me gusta mucho en «El puerto» el momento en que el colega le dice «¿Qué quieres decir? ¿Me estás llamando ladrón, acaso?» Me gusta mucho como giro argumental, pero me gusta mucho también cómo está puesto en página. Para mí, si esa historia se hubiera acabado ahí, mejor todavía.    Y esto fue lo que yo comenté:   "Es que ese momento es la hostia! A mí también me gusta mucho. De hecho, la primera vez que lo vi hace años más que gustarme me impactó. Para mí dice mucho de cómo somos, de las vueltas que la vida... Y a mí también es el que más me gusta de dibujo de los suyos (de los que he visto/leído, insisto). Mi viñeta favorita es la de la página 174 cuando Marion descubre quién es su vecino. Estoy enamorado de ese perfil."

(subrayo "me impactó", para que veáis que lo traigo con motivo; el perfil lo tenéis arriba). 

Si bien no me atrevería a recomendar en principio a Jaime Hernandez a alguien que no leyera habitualmente tebeos, sí le diría que se acercara  a Baudoin.  Mi favorito de los que se han publicado por aquí es "Ensalada de Niza", pero otras como "Piero", "El viaje", "Arlerí" o "Los cuatro ríos" son igualmente recomendables.


19. INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Y Spielberg, que es un director que me gusta mucho, pero que no estaría entre mis cinco favoritos, y es muy probable que ni entre mis diez o mis quince, logra colocar dos películas que me impactaron en la lista.  Y es que Inteligencia Artificial  es una película que me encanta. Para mí,  su mejor película (y sé que no tuvo mucho éxito y que hay mucha gente a la que no le gusta),   una auténtica obra maestra (y sé que aquí igual también estoy solo)...

Podéis pensar, como se burlaba un amigo, que todo se reduce a que me identifico con el personaje con el que además comparto nombre...  Supongo que algo de eso hay, porque si no, no lloraría a mares cada vez que la veo (y hace tiempo que no lo he vuelto a ver).  Pero después de todo, ¿si nos llegan las películas no es porque nos identificamos con ellas de algún modo?

Fui a verla tres veces seguidas cuando la estrenaron. La primera vez no me convenció del todo la última parte (la de los "robots futuros-que no alienígenas")... pero con el segundo y tercer visionado... no hay mejor final para esa película.
Como ya os he dicho, una gran película, de la que se pueden extraer muchas cosas y con uno de los finales más bonitos (y tristes) que he visto en mi vida.

... y el caso es que Pinocho nunca  me ha terminado de convencer (hablo del texto de Collodi, no de la película de Disney)...




20. BLOGGER (o VOSOTROS).

Las películas, los discos, los libros, las imágenes, los tebeos, los poemas, los artistas, la información,  las ideas, etc (incluid en el etc también mermeladas, hortalizas, discos, películas, libros, tebeos y hasta un bonito imán para la nevera) ... y  lo más importante, los amigos que he podido conocer (aunque algunos ya no estén aquí) gracias a esto...
no hace falta que diga más.

martes, 6 de marzo de 2012

¡¡20 IMPACTOS!! PRIMERA PARTE: DE 1 a 12.

Mr.Lombreeze ha hecho una entrada sobre 10 películas que le impactaron enormemente en su primer visionado.

Desde que la vi, me acordé de ti.  Con mucho amor . 
Lo cierto es que no ha planteado su entrada como un meme, pero al leerla me ha dado por pensar en ciertas cosas (no sólo películas) que me impactaron. Y como este blog intenta dejar de  ser "casi tan bueno" como el suyo para ser mejor (aunque con su regularidad y esas entradas de música clásica que mete  la cosa está francamente difícil), ampliaremos la lista a 20... autores, obras,  lo que sea.
Así que Safari os da el doble. Bueno... lo que quiero decir es MÁS!!! y MEJOR!!!... por el mismo precio... *

Antes de empezar con la lista, una aclaración. Cosas que me han impresionando o impactado en un primer visionado, escucha, lectura y demás,  ha habido muchas... Recuerdo aquella terrorífica película de Chuck Norris (sí, se presta al chiste fácil, lo sé) que no me dejó dormir (en serio, no os riáis...la historia en un comentario de este añorado blog). También podrían entrar aquí Catherine Deneuve en La sirena del Mississippi o  Rachel Ward en la serie de Él pájaro espino, que por otros motivos tampoco me dejaron dormir... pero en esta lista me refiero a aquellas cosas que no sólo me impactaron dejando huella en mi cinefilia (como le ocurrió a Mr.Lombreeze) o en mi comicfilia (como diría Henry), sino que que de algún modo han formado o modificado mi persona (¡ahí queda eso!).

Así que, siguiendo un meme que no es tal, aquí va mi lista (y como siempre; hoy son estas, mañana podrían añadirse otras; pero estas siempre repetirían en el listado). Con un posible (aunque probablemente erróneo) orden cronológico según fueron apareciendo por mi vida.
Para los que siguen este blog desde hace tiempo, tal vez lugares comunes... es lo que hay.


1. HAROLD FOSTER Y EL PRÍNCIPE VALIENTE (o mi primer acercamiento al Arte).

Ya he contado por aquí el impacto que me produjo ver y leer este tebeo. No recuerdo con qué años lo descubrí (calculo que entre 7 u 8) pero no podía dar crédito a lo que veía.  Fue en casa de un amigo. El primer tomo recopilatorio de Burulan. Creo que no hice más que leerlo y contemplarlo babeando sobre él. Había visto otros tebeos, pero no pensaba que se pudiesen hacer dibujos como aquellos. Con los años y diferentes lecturas, descubrí que lo mejor de Foster no eran sólo los dibujos... pero estos siguen haciéndome babear.



Si alguien no me dice lo contrario o  que estoy en un error, creo que esta era la última viñeta con la que acababa el primer tomo de Burulan.


2. EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA (o  por qué  no había nada mejor que ser arqueólogo)

De pequeño no me llevaron muchas veces al cine. Y eso que desde una de las casas en las que viví, veía por la ventana los carteles del cine Aliatar. El tiempo que estuvo el cartel de "La guerra de las galaxias" y mi madre sin llevarme a verla.  Al igual que Mr.Lombreeze,  vi Superman  (yo en el cine Oeste) y me gustó mucho, pero no me impactó. Ya sabía quién era, y si en los tebeos volaba...era lógico que también lo hiciera en la película, ¿no?

Pero de la película de Spielberg, Lucas, Kasdan, Williams, Ford y cia no sabía nada de nada. Con deciros que eso del arca me sonaba al arca de Noé. A mi madre debieron decirle que me llevara a verla, que me gustaría.  Y bueno... Ella dice que no me senté durante toda la película, que desde que empezó me quedé levantado mirándola embobado.

Lo que os dejo aquí no es un trozo de la peli,  que está retocado y lleno de fotos fijas...pero ¡cómo suena la música de John Williams! (si no vais a verlo, dejadla sonar de fondo). Tal vez mi parte favorita en una película plagada de partes favoritas.




3. FRANK MILLER  Y DAREDEVIL (o las cosas cambian)

Enganchado a los tebeos de superhéroes, había algunos que me asombraron por su dibujo (el Batman de Neal Adams), pero si hablamos de "impacto"... Recuerdo que alguien me comentó que la historia del número 6 en la que un Bullseye "enfermo" (el archienemigo del héroe) va asesinando personas a las que toma por Daredevil fue uno de los tebeos que más le impactó. Aquello de que en un tebeo de superhéroes apareciera un psicópata de tal calibre que no se dedicaba a robar o querer dominar el mundo como hacían todos, sino que asesinaba a la gente "tan alegremente" no era lo habitual.

Sé de otros a los que marcó aquel otro episodio en el que Bullseye asesinaba a Elektra (el primer amor del héroe convertida en asesina a sueldo). No fue mi caso (si no me había impactado tampoco la muerte de Gwen en Spider-Man)...
...pero lo que ocurría después.



Que el héroe dejara caer a su enemigo de esa manera. En el número seis que os he mencionado ya se planteaba dejar que lo atropellara el metro...pero en este episodio las cosas iban más lejos. Hasta entonces todos  los tebeos de superhéroes que había leído siempre funcionaban siguiendo el esquema de "No lo mates. Terminarías por ser igual que ellos, etc..."  Y todos los héroes eran tan "inocentes" y "buenos". No se podían permitir la venganza.  Eso estaba mal, claro. Así que encontrarme con esta página cambió algo en mi interior.
Por supuesto, Miller siguió impactándome no sólo dentro de esta etapa en la serie (como ese número de Ruleta Rusa con la que la cerraba) sino en otros tebeos posteriores...


4. WILL EISNER (o...  mejor que os lo cuente él mismo).




5. THE COMPLEAT BEATLES. 
 ( o cómo me pasó lo mismo que a  Marianne Faithul cuando escuché esto)

"Los Beatles, poetas de una generación, héroes de toda una época..."

El documental que más veces habré visto en mi vida. Lo grabó mi padre... y "descubrió" que lo había grabado al encontrarlo de nuevo como seis o siete años después al ordenar sus cintas...
Para entonces, y a pesar de que estaba prohibido tocar el vídeo (y mucho más sus cintas),  no sé la de veces que ya lo había visto y torturado a mis hermanas pequeñas a verlo conmigo (o a cada amigo que pasaba por casa cuando mis padres no estaban).

Antes que en cualquier disco, yo los descubrí por este documental. Y escuchar los inicios de canciones como  "I should have known better", "I'm a loser", "Eleanor Rigby", "I'm so tired" y muchas otras me dejaron con ganas de más. Los documentales de Anthology tendrán más material... pero este sigue ocupando el primer lugar en mi corazón.

 




6. SENDEROS DE GLORIA (o cómo el arte cambia las cosas).



La vi en 1986, con quince años, cuando se estrenó por aquí con ese pequeño retraso de 29 años. Y para que os hagáis una idea de lo que realmente me impactó... por esta película decidí que de ningún modo iba a hacer el servicio militar (que por si hay algún joven lector por aquí, antes era obligatorio).

7. NORMAN ROCKWELL ( 1 y 2 )



Estábamos en Logroño (a donde íbamos cada dos fines de semana, más o menos)... y tendría entre ¿13? ¿14? ¿15?... acompañado de mis padres, tíos, hermanas y primos entramos en un bar que estaba totalmente decorado con ilustraciones de Norman Rockwell. Portadas del Saturday Evening Post. No me hubiera ido de aquel sitio...
Al cabo de unos meses, en la feria del libro de ocasión en Siberia-Gasteiz, una librería expositora de Bilbao trajo varios libros del ilustrador. No eran baratos.  Di la paliza a mi madre para que me comprara uno. Día tras día... Para cuando se cansó de escucharme y fuimos al stand, lo habían cerrado...  Pasarían unos años hasta que pudiera conseguir libros de Norman Rockwell.



8. CARLOS GIMÉNEZ (o cómo aprendí, entre otras cosas,  lo que había pasado por aquí)

Como ya dije en su día en este mismo blog:  "Paracuellos, Barrio, Los Profesionales, Romances de andar por casa. (...) Alguien verdaderamente fundamental en mi educación y todo lo que eso implica."




9. CHAPLIN ( no sobran las palabras )



Octubre de 1989 (sí, guardo todavía los dos cuadernillos). Dieron un ciclo de sus largometrajes. Largometrajes más largos que otros  que ya estaba acostumbrado a ver  porque en casi todas las sesiones las películas se paraban cada dos por tres y había que esperar y esperar hasta que el proyeccionista volvía a empalmar la cinta.
Conocía a Chaplin  de algunos cortos que había visto de niño y por Tiempos Modernos,  que habían proyectado en un vídeo en el instituto fuera de las horas de clase (algún profesor cinéfilo, supongo) unos tres años atrás...  Habían dado un ciclo un año antes en la televisión. Pero no pude verlo.
Así que con 18 años, me encontré con un impacto tras otro. Porque eso fue descubrir parte de la filmografía de Chaplin. Cuando escucho a alguien decir cosas del tipo "esto es CINE con mayúsculas;  el resto es otra cosa" me suele provocar la risa, pero si alguien lo soltara hablando de Chaplin... bueno... seguiría siendo una afirmación exagerada y ridícula... pero tardaría unos segundos en discutirla.

 Había leído varias veces el discurso de El gran dictador (venía en algún libro de EGB, si no recuerdo mal)...pero fue muy distinto escucharlo dentro de la película. Y qué deciros de algunas de las otras películas: El Chico, Luces de la ciudad (el mejor final de la historia del cine, sin discusión), La quimera del oro, El Circo, Monsieur Verdoux...   Mi cineasta favorito desde entonces. Ninguno me ha impactado como él.


10. ROBERT CAPA (o cómo una foto me dio vueltas en la cabeza durante mucho tiempo).

No sé cuál es el título que Capa dio a la foto. Está tomada en Chartres, Francia en agosto de 1944.

Esta foto me impactó cuando estuve viendo una fantástica exposición sobre Robert Capa. Sí. Podemos ponernos en lo peor y pensar que la mujer no sólo fue una "colaboracionista horizontal", sino que a lo mejor delató  a los alemanes a vecinos franceses (aunque entonces supongo que la habrían fusilado), o que se ensañó con algunos vecinos durante la ocupación alemana.  Pero no sé por qué, siempre pensé que a lo mejor sólo estaba enamorada de algún soldado alemán con el que había tenido un hijo. Y que eso era todo. De los que la(s) acompañan no voy a decir nada.

"Sabía" que había una triste historia de amor en esa foto...... Así que cuando vi "Hiroshima Mon Amour" me dio rabia comprobar que Marguerite Duras ya se me había adelantado.
He traído la foto de este blog, que tiene otras similares (aunque ya no de Capa).
Años después descubrí que a Peréz Reverte también debió  impactarle la foto cuando la vio.

11. AINTZANE (o  impacto con consecuencias; "responsabilidades" dicen unos; "tú tienes dos boletos", dice ella; los boletos aparecen en la foto de mi perfil)

Parece buena, ¿verdad? No os dejéis engañar.


12. THE CROWD DE KING VIDOR.



En un comentario de esta entrada,  Mr.Lombreeze dijo "The Crowd fue una película que cambió mi forma de ver la vida" (y aún así, fijaros que no la ha incluido en su lista)...  En el siguiente comentario, yo fui más allá (como en esta entrada)... así que tenía que traerla sí o sí. Una película por la que no pasa el tiempo. Imprescindible.

... continuará...



 *Advertencia: La afirmación en negrita es falsa y totalmente subjetiva.  Siga su propio criterio y no se crea todo lo que lee, ve o escucha en este u otros blogs.




viernes, 2 de marzo de 2012

מגן דוד

Algún amable comentarista ha señalado de un modo un tanto oblicuo que no deberíamos prestar tanta atención a las creencias o las características personales de los artistas, sino más bien a sus obras.
Y tiene su parte de razón.
En el fondo, ¿qué más da que los artistas a los que aludíamos en la anterior entrada fuesen judíos?
¿Acaso escribió Isaac Asimov sólo sobre robots judíos?
¿Acaso Israel Baker tocaba de un modo distinto por ser judío?
Si escuchamos a Carole Klein cantando "tienes un amigo",  ¿debemos suponer que se refiere sólo a una amistad con gente judía o  la hace extensiva a los gentiles?
Después de todo, ¿no somos todos iguales?  Más allá de nuestras diferencias culturales, culinarias, sociales o incluso físicas, todos tenemos dos piernas (menos los lisiados), dos ojos (menos los tuertos), o un corazón (incluso los misántropos) y supongo que todos pensamos de niños que Hanna-Barbera era una mujer.


jueves, 1 de marzo de 2012

NO DESEO PERTENECER A NINGÚN CLUB QUE ACEPTE COMO SOCIO A ALGUIEN COMO YO. (Julius Henry Marx)

STANLEY  MARTIN LIEBER PRESENTA...

 E=mc2  no fue un lapsus freudiano.


Barbara Lynn Herzstein en "Hannah y sus hermanas".
Iba a hablaros de algunos de mis judíos favoritos, y mientras paseaba por una página con una enorme lista de celebridades judías, me encuentro con cosas como esta:  "Hay una cita en una famosa escena de Sunset Blvd (dirigida por Billy Wilder) que estamos seguros de que has escuchado: "Muy bien, señor DeMille. Estoy lista para mi primer plano."  Pero ¿quién es el señor DeMille?
Es el legendario director judío Cecil B.DeMille (la "B." es por Blount) que traemos aquí porque dirigió a Elizabeth en la que fue entonces la película más cara de la historia, Cleopatra."

Y como ya sabéis, la Cleopatra que interpretó Liz no la dirigió DeMille, sino Mankiewicz, otro judío.

Y en la famosa lista de esta asociación ni siquiera tienen a Billy Wilder... en el paréntesis original de donde he sacado esto te meten de enlace al actor Tony Curtis (que sí, también era judío).
Así que si aquí me encuentro con este error, no voy a fiarme demasiado de los nombres que aparecen en su lista...

Cuánta información errónea corre por la red... como una que publiqué hace nada en una reciente cabecera (pero eso mejor lo dejamos para la próxima entrada).

Lo que me gusta de los judíos es que son capaces de reírse de ellos mismos y de su religión de un modo que los católicos (unos judíos de segunda clase) o los musulmanes son incapaces de hacer. Y tal vez  ahora me digáis  que los católicos sí se burlan de sus creencias o prácticas religiosas. No es así. Los que hacen eso,  hace tiempo que dejaron de ser católicos; pero recordad que uno no puede dejar de ser judío... ni aunque se convierta, como hizo el señor Zimmerman.


El caso es que cada vez más estoy más convencido de que hay una conspiración judeo-masónica, porque son tantos los artistas judíos con los que he crecido, disfrutado y aprendido, que no sé dónde se metieron los artistas de otras creencias (en realidad sí lo sé; pero para otra entrada).

Si hablamos de tebeos, el rey del cómic, Jack Kirby, era judío. Y bueno, si a alguno le da por decir que el verdadero rey del cómic era Will Eisner, me da lo mismo. También era judío. Y si alguno disiente  y sale con algo como que el genio de los cómics por excelencia en realidad es Harvey Kurtzman. ¿Sabéis qué era?

El estupendo Jules Feiffer (otro judío), en su ensayo sobre los superhéroes yankis recordaba que tenía un vecino que coleccionaba tebeos y se negaba a leer Spirit porque el personaje, era judío. Lo que me hizo gracia al leer eso fue comprobar que ese chaval no supiera que todos los personajes que leía estaban hechos en su gran mayoría por autores judíos.

Pero bueno, en el cine pasa igual. ¿Os suenan los nombres de Stanley Kubrick,  Billy Wilder, Fritz Lang, Woody Allen o Steven Spielberg? Judíos. Y podríamos seguir con la lista.  Para empezar, la mayoría de los productores de las compañías más importantes  con las que empezó el cine (Columbia, Metro, Warner) . 
Con actores, actrices y demás gente del gremio, pasa lo mismo.  Y luego habrá quien diga que Lindbergh  no tenía razón en lo de que los judíos dominaban el medio cinematográfico.

¿Y en la música?  Lo mismo.  Incluso esos melenudos de Liverpool necesitaron al menos un judío como manager para poder triunfar.

En realidad, ¿hay algo que los judíos no puedan hacer?  
Estamos hablando de la gente que fue capaz de vender coches Volkswagen en Israel después de la Segunda Guerra Mundial. Reconozcamos al menos que los alemanes tuvieron la suficiente inteligencia como para dar la campaña publicitara a una agencia judía. Es por eso que el tema de Sarah Silverman  "Jewish People Driving German Cars"  nunca me ha terminado de convencer.  Pero podemos traer alguna otra cosa de ella, ¿no? 





Apéndice I : Esta entrada ha sido provocada por uno de mis bloggers vecinos, que aunque dice y perjura que es ateo (como Asimov), estoy convencido de que es judío (como Asimov).

Apéndice II: La lista de mis judíos favoritos ocuparía demasiado espacio. Creo que acabaría antes diciendo qué judíos no se encuentran entre mis artistas favoritos.

Apéndice III: Podéis añadir en los comentarios los vuestros. Sé que hay una blogger que a veces aparece por aquí que tiene como actor favorito a un tal Paul Leonard (no recuerdo ahora cómo seguía el apellido).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...